eldiario.es

Menú

Crítica al reformado proyecto Soria-Chira

Durante décadas Chira ha sido visitada por miles de propios y extraños por la simple contemplación de su naturaleza, y por senderistas, deportistas, fotógrafos, guiris, técnicos de Endesa, técnicos de REE, políticos, filólogos, etc. Quizás los únicos que no han ido en su vida la presa sean los arqueólogos del Cabildo…

- PUBLICIDAD -
Fotografía antigua del embalse. (Cedida a Canarias Ahora).

Fotografía antigua del embalse. (Cedida a Canarias Ahora).

En entradas anteriores hemos observado y analizado los escenarios del agua Chira – Soria: Proyecto Central Hidroeléctrica de REE (Red Eléctrica de España); el presente y pasado del Proyecto, porque el pasado siempre caracteriza el acontecimiento inmediato (la ejecución material de lo dibujado); y mucho sobre la Presa de Chira: su desconocimiento (una obra muerta), sus bienes culturales, sus escombros, sus ostensibles filtraciones, la evolución de sus datos técnicos en los documentos, la misteriosa Caverna de Chira, la realidad de la ranura longitudinal que hay en el barranco, que Chira Presa es un símbolo para muchos grancanarios (para los arqueólogos de La Corporación no lo es) y que tiene 38 metros de altura con cimientos (37,90 m). Ahora aportamos unos comentarios de expresión personal al Reformado del Proyecto elaborado por Red Eléctrica de España. Será una crítica creadora breve porque se trata de un magno proyecto con 17.000 folios de carga.

Hace tiempo dije que si todo era finalidad en los acontecimientos inmediatos, vendrían los imprevistos de todo lo dibujado con anterioridad y la verdad de las presas. Así, lo primero que hay que destacar es que REE es la primera entidad del mundo que admite en la Memoria de lo proyectado que Chira Presa tiene 38 metros de altura con cimientos. La verdad de la Presa de Chira. Siendo los segundos en observar y analizar la presa construida en el Barranco de Chira, y los primeros en realizar un sondeo vertical de las fábricas del viejo muro de Chira, confirma REE en este reformado la altura de la presa que defendimos en el libro sobre el Maestro de presas Simón Benítez Padilla (2014). Respecto a los otros datos de Chira (ficha superior), la capacidad de embalse es correcta, pero no lo es la capacidad del aliviadero, que no es 80,796 m³/s sino 141,233 m³/s. Este error destaca aun más al sentido en el Estudio hidrológico hidráulico del barranco de Arguineguín, del Estudio de Impacto Ambiental del Proyecto. Así, se afirma en el mismo -para definir el sistema hidrológico del Barranco de Arguineguín- que se ha tomado como caudal punta la capacidad de aliviadero, obtenida de la correspondiente ficha técnica disponible en la página web del SEPREM (Sociedad Española de Presas y Embalses). Ahora bien, en la historia los datos del pasado deben de estar al servicio de todos, pero el Cabildo de Gran Canaria y el gestor de sus presas (CIAGC) no piensan de la misma manera, de ahí que no sólo no trasladen los proyectos históricos al Archivo Insular o a la Casa-Museo León y Castillo, sino que no facilitan los datos correctos a REE. La historia dice que la capacidad del aliviadero de la gran Presa de Chira es de 141,233 m³/s (funcionamiento bueno). El estudio de la capacidad del aliviadero de Chira fue realizado en octubre de 1994 por el Servicio Hidráulico de Las Palmas (un trabajo no estéril del Gobierno de Canarias). A estas alturas del viejo Proyecto de Soria-Chira, el dato sobre la capacidad del aliviadero de Chira (1965) pone de relieve una vez más la falta de sensibilidad técnica y cultural que tiene La Corporación Insular de los arqueólogos, los filólogos y los nuevos entusiastas.

Detalles técnicos de la Presa de Chira (Cedida a CA).

Detalles técnicos de la Presa de Chira (Cedida a CA).

Respecto a los imprevistos de todo lo dibujado con anterioridad, este reformado es un nuevo proyecto sobre la base técnica primitiva de lo imaginado en el pasado por Endesa (2006 – 2013). Es decir, los cambios planteados por REE son sustanciales por los imprevistos de lo dibujado con anterioridad por Endesa, aunque no el fondo: el salto entre las dos magnas presas de embalse. Sólo hace falta leer la Memoria de lo nuevo: accesos, túneles, etc. para observar y analizar los cambios sobre los imprevistos de lo imaginado con anterioridad. Pero todo es finalidad. Por cierto, soy consciente de que el impacto de la globalización implica que los proyectos se elaboren fuera de la isla y sin contar con nadie del lugar (los nativos aplatanados), pero hombre ¡por Dios!, en Gran Canaria no decimos Embalse de Chira ni Embalse de Soria. Aquí, en la isla de los arqueólogos y su patrimonio mundial y astral, el término presa lo abarca todo: muro y embalse. Y para el mundo feliz de los entusiastas, lo posible pasa por la Presa de Chira, no por el Embalse de Chira.

Fotografía antigua de la Presa de Chira. (Cedida a Canarias Ahora).

Fotografía antigua de la Presa de Chira. (Cedida a Canarias Ahora).

El Reformado de REE es un renacimiento de un viejo salto entre dos grandes presas de embalse: Chira (Presa de Simón Benítez Padilla) y Soria (Presa de Fermín Monzón Barber). 

Expresión personal de un nativo aplatanado.

Visita a las obras de Chira Presa en 1944. (Cedida a Canarias Ahora).

Visita a las obras de Chira Presa en 1944. (Cedida a Canarias Ahora).

Dice el Estudio de Impacto Ambiental del Proyecto C.H.B. Soria – Chira (REE) que Chira es una pequeña presa de mampostería y que el ámbito territorial de Chira es la unidad de mayor fragilidad del ámbito -del Proyecto-, especialmente en el entorno del embalse homónimo que va a acoger una parte de las actuaciones del proyecto, ya que presenta una cuenca visual más amplia en la que es posible apreciar desde diversas orientaciones una escena “legible” de un espacio rural tradicional junto al atractivo de la lámina de agua, de gran armonía y calidad estética. A esto se une la presencia de varios senderos recreativos en su contorno, sobre los que se apoya el trazado del Camino Real “circuito de las presas” que rodea el embalse, y otros equipamientos de uso público (albergue de Chira), por lo que su fragilidad se ha valorado como Muy Alta. En definitiva, este parágrafo foráneo viene a decir que el paisaje de nuestra querida Presa de Chira, es decir, la contemplación de la Naturaleza del muro, su embalse, el barranco y el asentamiento de Cercados de Araña, tiene calidad paisajística (cosa extraordinaria que ya conocemos los nativos de Gran Canaria), de ahí que nuestro símbolo Chira tenga una elevada fragilidad ante cualquier nueva actuación. Sobre esta última cuestión cabe indicar que a diferencia de lo antiguo -el Proyecto de Unelco-Endesa-, el nuevo Proyecto de REE no utiliza el camino de coronación del muro de Chira como acceso a la boca del túnel del salto Chira-Soria, sino que Red Eléctrica de España construirá un camino de servicio desde la cima del Lomo de La Palma hasta llegar al estribo derecho de la presa y desde ahí hasta la boca del túnel en el vaso de la Presa de Chira. En mi opinión, la nueva actuación tiene mayor impacto sobre la Naturaleza contemplada por el hombre que lo diseñado por Unelco-Endesa antes de Cristo.

El Chalet ubicado en la Presa de Chira. (Cedida a Canarias Ahora).

El Chalet ubicado en la Presa de Chira. (Cedida a Canarias Ahora).

Permítaseme dos preguntas cómo observador contemplativo del nuevo Proyecto de Soria-Chira de Red Eléctrica de España: ¿qué Chira es una pequeña presa de mampostería? ¿albergue de Chira?

Afirma el maestro de presas Federico Macau Vilar en uno de sus magníficos trabajos que el agua no sólo hace variar el paisaje, sino también la manera de ser y pensar de los hombres. Chira no es una pequeña presa de mampostería cuando aparece recogida en el Registro Mundial de grandes Presas de ICOLD desde su construcción. Y si la contemplación de la Naturaleza es función de escala, Chira tiene a escala insular una altura, un cuerpo, una longitud de coronación, una capacidad de embalse y una superficie de embalse que dicen que es una gran presa de mampostería.

Esbozo que muestra el Chalet de Chira. (Cedida a Canarias Ahora).

Esbozo que muestra el Chalet de Chira. (Cedida a Canarias Ahora).

Expresión personal: puede haber una cultura subespecializada de especialistas del territorio detrás de un proyecto gigantesco, pero es incuestionable que sin contar con nativos todo trabajo foráneo no forma un tejido consistente y rígido de cara a su toma de contacto con la realidad. Con otras palabras: citar planes, cartas y documentos técnicos locales de carácter público en un estudio de impacto ambiental no significa que se aporte un análisis correcto del territorio (información), porque ya sabemos que lo público carece de cuidado, es decir, de respeto por la comprensión de los fenómenos espaciales.

Muro de contención de la Presa de Chira. (Cedida a CA).

Muro de contención de la Presa de Chira. (Cedida a CA).

El estudio foráneo de impacto ambiental del Proyecto CHB Soria-Chira (2016) aporta una medida para la puesta en valor del patrimonio cultural, la mejora del uso público y la activación territorial del ámbito del proyecto. En la justificación se plantea la escasa existencia de equipamientos para la observación del paisaje (miradores), así como de soportes para su interpretación y divulgación. Aunque coincido plenamente con los especialistas extraños del estudio de que hay que mejorar el conocimiento y difusión de los distintos elementos de nuestro patrimonio histórico-cultural del ámbito (en nuestro caso: Chira), no coincido con la teoría expuesta en el alcance de su propuesta: muy general si tenemos en cuenta que Chira es la unidad de mayor fragilidad del ámbito… de todo el Proyecto. Me explico: el muro de Chira siempre ha sido el mirador para la contemplación de la Naturaleza de Chira, especialmente con agua. Durante décadas Chira ha sido visitada por miles de propios y extraños por la simple contemplación de su Naturaleza, y por senderistas, deportistas, fotógrafos, guiris, técnicos de Endesa, técnicos de REE, políticos, filólogos, etc. Quizás los únicos que no han ido en su vida a Chira sean los arqueólogos de La Corporación, a pesar de que Chira tiene un fenómeno espacial que manifiesta un enigma histórico: la ranura longitudinal a pie de presa bajo los escombros y materiales sobrantes de su construcción antes de Cristo. A la espera de las excavaciones arqueológicas a pie de presa podemos hablar de la propuesta de este nativo contemplativo sobre el nuevo Proyecto CHB Soria-Chira: un Centro de Interpretación Técnico y Cultural de las dos grandes presas de Chira y Soria en el Chalet de Chira.

Plano del Chalet de Chira. (Cedida a Canarias Ahora).

Plano del Chalet de Chira. (Cedida a Canarias Ahora).

Defensa de mi propuesta: el albergue es el Chalet de Chira. En agosto de 1951 el maestro de presas Simón Benítez Padilla diseñó un edificio para la inspección y administración de la Presa de Chira. No diseñó un albergue, sino un edificio asociado a la construcción y explotación de la presa. Esta edificación de una sola planta y cubierta a dos aguas que ya tiene más de 60 años debería de ser cedida a Red Eléctrica de España por su titular: el Cabildo de Gran Canaria. Sería todo un gesto dicha cesión porque REE lleva más de un año comprendiendo otro fenómeno que manifiesta otro enigma: el entusiasmo de los nuevos canarios. En fin, a REE le ha tocado analizar (también con foráneos y sin nativos) una obra hidráulica desconocida pero que tiene un Chalet asociado a su construcción y que, por lo tanto, debe volver a estar asociado a su explotación, con la puesta en marcha de la CHB. Con esto está dicho todo sobre la segunda pregunta formulada al principio y la propuesta de un nativo al magno y nuevo Proyecto CHB Soria – Chira. Ahí es nada. Expresión personal.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha