eldiario.es

Menú

Botella, sobre la contaminación en Madrid: "Estamos lejísimos de una alerta"

MADRID

La delegada de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, Ana Botella, ha asegurado este miércoles que la capital está "lejísimos" de una alerta por contaminación algo que, a su entender, "nunca se va a producir" y ha manifestado que el país pasa por momentos en los que "la gente está deprimida por el paro". "Eso asfixia más", ha apostillado.

- PUBLICIDAD -

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

La delegada de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, Ana Botella, ha asegurado este miércoles que la capital está "lejísimos" de una alerta por contaminación algo que, a su entender, "nunca se va a producir" y ha manifestado que el país pasa por momentos en los que "la gente está deprimida por el paro". "Eso asfixia más", ha apostillado.

En una entrevista concedida a la Cadena Cope y recogida por Europa Press, Botella ha achacado a la situación "preelectoral" los ataques que está recibiendo el Consistorio por la contaminación de la capital y ha criticado que conviertan el problema en "un tema sanitario cuando no lo es".

"Nunca es un tema sanitario, sino una cuestión medioambiental. Estamos lejísimos de una alerta, que nunca se va a producir", ha agregado. "Estamos un momento en el que la gente está deprimida por el paro. Eso asfixia más", ha indicado.

"La calidad del aire de Madrid es la mejor que hemos tenido en la historia porque hemos hecho muchas cosas", ha proseguido la concejala, que ha atribuido los altos niveles actuales de dióxido de nitrógeno (NO2) a una circunstancia de estabilidad atmosférica.

Botella ha señalado que no cree que la ministra de Medio Ambiente, Rural y Marino, Rosa Aguilar, "esté muy satisfecha por la política en materia ambiental que llevó a cabo cuando era alcaldesa de Córdoba".

Además, ha criticado que la anterior responsable de la cartera medioambiental, Elena Salgado, tuvo "una actuación diferente" en este problema de la contaminación atmosférica. "Tenemos una carta suya en la que refrendaba la red de calidad del aire de Madrid porque somos los que hemos cumplido la normativa de manera más diligente en toda España y la hemos adaptado al modelo de red integrada europea", ha agregado.

Botella ha explicado que el buen tiempo de estos días está provocando que este contaminante no se disperse y se quede en el suelo. Se debe, en su opinión, al fenómeno de inversión térmica, es decir, aquellos días del año en el que coinciden mucho tráfico, temperaturas agradables durante el día y frío durante la noche, que obliga a encender las calefacciones.

En este punto, Botella ha recordado que hace décadas había contaminantes como el benceno y el dióxido de azufre que estaban en unos niveles altos, "siendo las exigencias mucho menores". "Ahora se miden otros contaminantes distintos y las exigencias son más altas, síntoma del país y en una ciudad desarrollada", ha señalado.

FALTA DE UN PLAN DE CERCANÍAS

Por otro lado, la responsable municipal de Medio Ambiente ha culpado al Gobierno central de no haber puesto en marcha el prometido Plan de Cercanías ya que hubiera servido, a su juicio, para frenar la polución. "Si hoy fuera una realidad (el Plan) habría muchos coches que no entrarían en la capital de ciudades limítrofes", ha argumentado.

Respecto a los requerimientos del Fiscal de Medio Ambiente para que el Ayuntamiento refleje "la realidad de la calidad del aire" y tome medidas al respecto, Botella ha afirmado que no le contestarán todavía y cuando lo hagan "será a través de un escrito y no a través de los medios de comunicación".

Por otro lado, ha reiterado que pedirán una moratoria a la Unión Europa para que le den más margen para cumplir el límite de contaminantes, en referencia al NO2, puesto que en 2010 el Consistorio rebasó lo fijado por la directiva comunitaria.

"La directiva europea, como se ha dado cuenta que los límites de NO2 eran muy difíciles de cumplir, estableció la posibilidad de prórroga y estamos preparándola a través del Ministerio de Medio Ambiente, que será quién tendrá que tramitarla. La directiva establece unos requisitos ambientales tan sumamente exigente que por ejemplo Holanda, con una calidad ambiental extraordinaria, ha pedido una moratoria por poder cumplirla", ha explicado.

La delegada de Medio Ambiente ha destacado, igualmente, que la capital sólo ha superado el límite fijado en NO2 el año pasado y ningún otro contaminante; mientras que ha apuntado que Barcelona, Coslada, Leganés no han cumplido en partículas en suspensión.

En esa misma línea, Botella ha calificado de "grave irresponsabilidad en un periodo de crisis económica" que se plantee reducir el tráfico un 60 por ciento, "que es lo que sería lo necesario para no pedir la prórroga" cuando, según reiteró, "no existe ningún peligro para la salud".

Por último, la concejal ha recordado medidas ambientales desarrolladas por el Ayuntamiento de Madrid, como la depuración de aguas, la plantación de un millón de árboles desde 2003, la implantación pionera del sistema de medición de la calidad del aire, la apuesta por los coches eléctricos e híbridos en la flota municipal o las subvenciones para el cambio de calderas de carbón por otras menos contaminantes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha