eldiario.es

Menú

Lágrimas de dolor y de alegría en el hospital de campaña

EMERGENCIAS LO INSTALÓ EN BUENAVISTA DEL NORTE

- PUBLICIDAD -

Las lágrimas de dolor y de alegría se mezclaron la noche de este sábado en el hospital de campaña instalado en Las Portelas, en el municipio tinerfeño de Buenavista del Norte, donde estaban algunos de los familiares de los treinta excursionistas que el sábado se perdieron en una galería de agua de Los Silos.

Seis de los jóvenes que por error entraron en la galería Piedra de los Cochinos no han sido rescatados y las esperanzas de encontrarlos con vida son "escasas", algo que produjo sollozos a Isabel, la madre de Estefanía, cuando pasadas las 05:00 horas le fue comunicada esta circunstancia por parte de los responsables de los equipos de rescate.

Los sollozos y lamentos de la madre de Estefanía casi se mezclaron con las lágrimas de alegría de los amigos de una de las rescatadas, que la abrazaron en el puesto médico, instalado en la casa de unos vecinos de Buenavista del Norte que pusieron su vivienda y alimentos a disposición de periodistas, sanitarios, bomberos y policías.

La causa de la desgracia fue un error que llevó a los treinta jóvenes, de entre 20 y 30 años, a elegir la galería de agua abandonada en lugar del túnel que pretendían cruzar y que une Cuevas Negras y Piedra de los Cochinos.

El guía que debía orientarles no pudo hacer el recorrido, por lo que les orientó por teléfono, y los jóvenes, que en su mayoría no se conocían porque formaban parte de dos grupos de miembros del Instituto de Astrofísica de Canarias y de la Asociación Tinerfeña de Amigos de la Naturaleza, eligieron el camino equivocado.

Tras decidirse entraron hacia las 14.00 horas en una galería abandonada desde 1964 y que fue una trampa mortal porque mientras caminaban por su interior los gases tóxicos suplieron el oxígeno y perdieron poco a poco el conocimiento.

Algunos de los jóvenes recuperaron la consciencia unas dos horas después y uno de ellos logró dar la alarma por teléfono, pero otros continuaron por una galería que no tenía salida.

Una vez dada la alarma, los equipos de rescate montaron un hospital de campaña en el municipio de Buenavista del Norte, y para llegar desde este punto hasta la galería es preciso viajar en coche más de 30 minutos y caminar por una pista durante otros 40 minutos.

Los primeros rescatados fueron trasladados hasta el Ayuntamiento de Los Silos, mientras que algunos familiares y amigos de los que continuaban desaparecidos se acercaron hasta el hospital de campaña para recibir información y esperar las buenas noticias.

La noticias de lo que sucedía en la galería llegaban al hospital de campaña una hora después de producirse, pues para comunicarlas los equipos de rescate debían salir al exterior, algo que hacía con dificultad debido al peso de las botellas de oxígeno, así como al agua y barro que había en algunas zonas.

Y las buenas noticias llegaron para algunos familiares y amigos mientras otros esperaban con impaciencia a que algún responsable les comunicase que pronto abrazarían a sus seres queridos.

Pasadas las 5.00 horas de este domingo las autoridades decidieron comunicar a Isabel que su hija era una de las seis personas que continuaba en el interior de la galería, y la madre sollozaba de forma pausada mientras clamaba en voz baja "no puede ser", "no puede ser".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha