eldiario.es

Menú

Moda Cálida, a un paso de convertirse en el centro europeo de moda baño

TALENTO, CREATIVIDAD Y BUEN GUSTO DESTACARON SOBRE LA PASARELA

- PUBLICIDAD -

La noche de este sábado bajo un manto negro cubierto de estrellas, el Faro de Maspalomas, las olas, el viento junto al ruido del mar, fueron una vez más, la escenografía perfecta para recibir a la nueva edición de Gran Canarias Moda Cálida. Una noche donde sobró talento, creatividad y buen gusto. Se llevó a cabo un desfile impecable con miras a proyectarse internacionalmente en el epicentro europeo de la moda baño.

En un formato dinámico, diseños de alta creación y gusto competitivo, entallaron los etéreos cuerpos femeninos de las top models nacionales e internacionales (Ariadne Artiles, Aída Artiles, Jon Kortajarena, Miranda Kerr, etc.) quienes, desde las puertas superiores del representativo faro, descendieron por los tres niveles de escaleras que daban acceso a la pasarela. Acompañadas de efectos luminosos de carácter vanguardista, recorrieron elegantemente una pasarela de cinco metros de altura, seis metros de ancho y casi veinte metros de largo. La puesta en escena, como así también, la organización fue espectacular, nada quedó librado al azar.

Los diseñadores presentaron sus obras de arte marcando el estilo propio que caracteriza a cada uno de ellos:

La primera colección en desfilar fue la de Eva Divine, cuyas creaciones tomaron como eje conceptual a los viajes al pasado y los años dorados de Hollywood.

Abyss Beach Wear, de Carlos Sanjuán, fue una colección minimalista y romántica.

Arcadio Domínguez presentó diseños que desbordaban de romanticismo en un universo hippie. Se trasladó a la decadencia del mundo romántico con su colección de camisetas.

Miss Bikini, expuso una colección afropop de fuerte movimiento con carácter salvaje. Mezcló elementos mediterráneos y tribales.

TCN, se inspiró en el Saint-Tropez de los años sesenta dándole un toque retro y glamoroso a sus trajes de baño y complementos. Grandes pamelas, colores crudos y negros resaltaban el lamé dorado por su textura y reflejos.

Nua-Loa diseñó para una mujer libre y amante de la naturaleza marcando una tendencia hippi-chic. El efecto tye dye caracterizó a su pasarela.

Vitamina C, dio un toque de frescura a sus prendas que emulaban el disfrute, la naturaleza y lugares exóticos.

Nuria González, plasmó en su colección fotografías submarinas realizadas en aguas canarias. Dio vida a interesantes texturas realzando la originalidad de sus prendas con una paleta cromática muy variada. Su creatividad y singularidad convirtió a su colección en una de la más bonita.

La colección de Nena Adrián tomó como eje conceptual a las conchas y estrellas de mar.

Andrés Sardá, diseñó para mujeres de acción con identidad propia, homenajeando a las heroínas de las películas de espías y agentes secretos de los años sesenta y setenta. Sus diseños derrocharon charme, glamour y sensualidad. Fue la mejor colección de la noche.

Diane von Furstenberg, expuso una colección seductora, de fuertes estampados, colores cítricos, vestidos etéreos, looks cargados de elegancia.

Gideon Oberson inspirándose en el diamante como el mejor amigo de la mujer, convirtió al traje de baño en una prenda joya.

Dolores Cortés generó una explosión cromática en la pasarela, mediante triada tricolor y estructuras básicas resaltó sus magníficos diseños.

Guillermina Baeza se inspiró en paraísos naturales y paisajes mágicos llenos de sofisticación.

Alida Domínguez sobresalió por sus diseños sofisticados y elegantes. El trikini fue la vedette de su pasarela.

La Perla optó por el "Beach art" de los ochenta. Trajes de baño de fuerte impacto visual.

Gottex, presentó una colección muy versátil plasmando los colores, la étnica y la naturaleza salvaje del desierto africano.

Roser Muntané, cerró el desfile. Se trasladó al desierto africano convirtiéndolo en el centro de sus creaciones.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha