eldiario.es

Menú

El conductor que perdió todos los puntos y reincidió ingresa en prisión

POR TENER ANTECEDENTES SOBRE EL MISMO DELITO

- PUBLICIDAD -

El grancanario Miguel Ángel Medina González, el primer español en perder el carné por puntos, ingresó este jueves en prisión, donde permanecerá cuatro meses, por conducir bebido hace dos días en Las Palmas de Gran Canaria. Así lo decidió el titular del Juzgado de Instrucción número 6 de la capital grancanaria que lo juzgó este jueves por un delito contra la seguridad del tráfico.

Miguel Angel Medina, de 40 años y natural de Arucas (Gran Canaria), perdió el carné en julio por cometer diversas infracciones, circunstancia que no influyó en el juicio al tratarse de una sanción administrativa.

La fiscal Evengelina Ríos pidió para el acusado seis meses de prisión y cuatro años de privación del derecho a conducir vehículos, pero como aceptó la acusación, se dictó sentencia de conformidad y la pena quedó reducida a cuatro meses de prisión y dos años y ocho meses de privación de la posibilidad de conducir, explicó el portavoz del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC).

El juez dictó, además, auto de prisión por tener antecedentes penales por los mismos motivos, por lo que fue conducido desde los juzgados hasta la prisión de El Salto del Negro.

La madrugada del pasado martes, los agentes de la Policía Local presenciaron cómo un vehículo arrancaba de forma brusca en la calle Fernando Guanarteme, por lo que decidieron seguirlo para comprobar su comportamiento ante el volante.

El coche avanzó a velocidad inadecuada, casi colisiona con un turismo estacionado, rozó bordillos y avanzó en zigzag, por lo que le dieron el alto, aunque hizo caso omiso.

Cuando paró, en la calle Portugal, los agentes comprobaron que presentaba evidentes signos de embriaguez, además de un porro en la mano, por lo que le pidieron la documentación y, mientras entregó la del coche sin problemas, cuando se le pidió el carné de conducir se hizo el "remolón", manifestaron fuentes policiales.

En ese momento, confesó que no lo tenía porque era el primer español que perdía el carné y que no le "importaba nada" si le quitaban otros catorce".

La prueba de alcoholemia dio 0,87, el triple de lo permitido, por lo que fue detenido y llevado a la Jefatura de la Policía Local, donde se le tomó declaración y se le emplazó para hoy a un juicio rápido.

Miguel Angel Medina González compareció este mediodía ante el juez durante dos horas en las que contestó, con semblante serio, pero sereno, a sus preguntas.

Con gesto de sorpresa por la cantidad de flashes de fotógrafos que se disparaban cada vez que se abría la puerta del juzgado, y acompañado por el abogado Manuel Castilleida, el propio conductor confirmó, resignado, a los periodistas, que tenía que ir a la cárcel por cuatro meses.

Cuando dos policías lo acompañaron a los garajes de los juzgados, Miguel Angel optó por taparse la cabeza.

Su comparecencia despertó gran expectación en los juzgados de la calle Granadera, en la capital grancanaria, a donde acudieron los policías que lo detuvieron en calidad de testigos, numerosos medios de comunicación y vecinos.

"¿Quién va a salir de aquí ahora?, preguntó un joven dentro de los juzgados, y al saber que se trataba del conductor que perdió su carné por puntos, exclamó: "¡Ah, el de Arucas! Se va a hacer famoso".

Además, un transeúnte se ocupó de informar a una vecina de que dentro de los juzgados estaba el "Fittipaldi de Arucas" y aseguró que no lo iban a "quitar de la calle", en referencia a la cárcel, porque no había tenido intención de hacer daño, aunque su interlocutora le increpó que "podía haber matado a alguien".

"Ese lo conozco yo, es de mi pueblo", aseguró otra ciudadana, quien no dudó en permanecer un buen rato en los juzgados y comentó que Miguel Angel "siempre fue así".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha