eldiario.es

Menú

Los dueños de una correduría de seguros de San Mateo, acusados de cometer 90 delitos de estafa

La Guardia Civil señala que los perjudicados se percataron que no tenían seguros de vehículos en vigor de diferentes maneras, sobre todo cuando tenían que abonar de sus propios bolsillos servicios de grúa para asistencias en viaje

- PUBLICIDAD -

La Guardia Civil ha concluido el pasado día 9 en curso la operación Westen, donde se han esclarecido 90 delitos de estafa, siete de falsedad documental y uno de encubrimiento, cometidos supuestamente por los dueños de una correduría de seguros ubicada en el municipio de la Vega de San Mateo, en Gran Canaria, y un responsable de una compañía aseguradora que trabajaba con esa oficina.

Así lo ha informado este viernes la Benemérita en una nota, para añadir que desde junio del pasado año ha ido recopilando varias denuncias similares que apuntaban a una supuesta estafa generalizada en la contratación de pólizas de seguros.

Añade que los perjudicados se percataron que no tenían seguros de vehículos en vigor de diferentes maneras, sobre todo cuando tenían que abonar de sus propios bolsillos servicios de grúa para asistencias en viaje, una circunstancia que generalmente incluyen todas las pólizas.

Los agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil pudieron comprobar la magnitud de la cifra de afectados desde un primer momento, comenzando una ingente labor de recopilación de información y consulta de documentación que les llevaría a detectar un total de 90 casos similares, algunos incluso desde el año 2012.

Dos maneras de estafa

La Guardia Civil pudo observar durante la investigación dos formas de estafa. Por un lado los supuestos autores contrataban pólizas que inmediatamente dejaban sin efecto, algunas incluso el mismo día de la contratación, recibiendo el dinero y dando una copia de la póliza a los perjudicados que posteriormente se daba de baja, creyendo aquellos que habían contratado un seguro.

El segundo método que utilizaban era dar de alta una póliza con un pago fraccionado, para dejar sin efecto los siguientes quedándose los supuestos autores con los siguientes pagos, por lo que la compañía daba de baja la póliza por impago sin que lo supiese el perjudicado.

En todas estas estafas los pagos se recogían en efectivo en la correduría y los presuntos autores daban a las compañías aseguradoras datos falsos de sus clientes, con el fin de que éstas no pudiesen ponerse en contacto con los perjudicados.

Encubrimiento

Además, en el curso de la investigación y como hay varias compañías de seguros afectadas, la Guardia Civil solicitó consultar numerosa información sobre determinados expedientes a una determinada compañía, resultando que supuestamente uno de sus responsables ocultó deliberadamente información a los agentes, por lo que se procedió a su investigación el día 2 de septiembre de 2016, como presunto autor de un delito de encubrimiento.

Las diligencias realizadas y los supuestos autores de los delitos referidos han quedado a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 4 de Las Palmas de Gran Canaria.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha