eldiario.es

Menú

Absuelto y repuesto por defectos formales

LOS HECHOS QUE SE ATRIBUYEN A JOSÉ ANTONIO MARTÍN ESTÁN PROBADOS

Aunque les pueda parecer pintoresco, Eligio Hernández anda estos días afanado en los preparativos de un homenaje público con almuerzo, copa y puro, en el que se tribute público reconocimiento a la figura del que fuera e

- PUBLICIDAD -

Aunque les pueda parecer pintoresco, Eligio Hernández anda estos días afanado en los preparativos de un homenaje público con almuerzo, copa y puro, en el que se tribute público reconocimiento a la figura del que fuera expulsado de la carrera judicial, procesado y absuelto, a través de esas puertas traseras que tiene la justicia, por haber asesorado a un importante narcotraficante cuya situación personal estaba en sus manos. Un comportamiento que la justicia ha decidido que no tiene por qué tener castigo, bien por errónea tramitación de los cargos con los que fue presentado a juicio, o bien por una alambicada interpretación de la figura de la prescripción del expediente administrativo de expulsión al que fue sometido. Pero nunca, nunca, nunca, las resoluciones judiciales que han librado a Martín de una condena o de una expulsión ejemplar han tenido que ver con la inexistencia de los hechos. Es decir, que ha quedado probado, acreditado y bendecido que asesoró a un narcotraficante para que pudiera acceder a una libertad provisional que estaba precisamente en sus manos como presidente de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Las Palmas. Nadie le ha pedido a Eligio Hernández que proceda a borrar a José Antonio Martín de su lista de amistades de acrisolados comportamientos morales, pero de ahí a que pretenda hacerle un homenaje público con la excusa de su jubilación va un trecho verdaderamente insalvable. Pero ya se sabe, ese es Eligio. Que dicen que es progresista y muy de Negrín.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha