eldiario.es

Menú

El CCN vuelve a dar la nota

EL PARTIDO DE NACHO GONZÁLEZ, NOTICIA POR PARTIDA DOBLE

El más emblemático ejemplo de lo que a los ciudadanos (indignados o no) repugna de la política lo está representando en Canarias de manera más que destacada el Centro Canario Nacionalista, de actualidad estos d&i

- PUBLICIDAD -
Ignacio González, junto a Alicia Larcada.

Ignacio González, junto a Alicia Larcada.

El más emblemático ejemplo de lo que a los ciudadanos (indignados o no) repugna de la política lo está representando en Canarias de manera más que destacada el Centro Canario Nacionalista, de actualidad estos días por dos motivos distintos: la publicación de la investigación judicial por la financiación de su campaña electoral de 2007 y sus diatribas públicas con Coalición Canaria por acaparar más poder institucional. El destino, que es muy puñetero, quiso que pocos días antes de que saltara a la primera página de La Provincia la primera noticia sobre aquella campaña electoral de 5,1 millones de euros, con maletines e irregularidades de todo tipo, el presidente de ese partido, Ignacio González, publicara en El Día un desafortunado artículo de opinión poniendo a caer de un burro al movimiento del 15-M, a la que definió como "algarada bochornosa y antidemocrática", "campamento de gitanos", "morralla", "energúmenos", "antisistema y anarquistas" a los que se han sumado "bronquistas, borrachos, drogatas e indigentes". Menos pederastas llamó de todo a sus miembros, que no tardaron mucho en contestarle, también públicamente, para explicarle que puestos a buscar comportamientos delictivos, mejor hacerlo dentro de algunos partidos políticos. Y el CCN, presuntamente, se dispone a disputarle el primer puesto en el ranking regional de corrupción al Partido Popular, y el segundo, a CC. Porque si es cierto que en Las Teresitas está metida CC hasta las trancas, no es menos cierto que el propietario del CCN lo está en grado sumo. Pero el feo asunto de la financiación y los maletines de la campaña de 2007 deja en el más absoluto de los ridículos al jefe de ese partido, que encima se permite dar lecciones de comportamiento cívico a los ciudadanos que protestan contra comportamientos como el suyo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha