eldiario.es

Menú

De buenas a primeras, Tindaya

PAULINO RIVERO RESUCITA EL SUEÑO DE CHILLIDA Y EL CABREO DE BEN MAGEC

De un sólo plumazo, el presidente del Gobierno de Canarias ha resucitado el ansiado proyecto del escultor vasco Eduardo Chillida, el único que dejó inacabado antes de morir: vaciar la montaña sagrada de Tindaya y hacer

- PUBLICIDAD -
Así sería la proyección interior de la montaña.

Así sería la proyección interior de la montaña.

De un sólo plumazo, el presidente del Gobierno de Canarias ha resucitado el ansiado proyecto del escultor vasco Eduardo Chillida, el único que dejó inacabado antes de morir: vaciar la montaña sagrada de Tindaya y hacer en su interior un cubo de 50 x 50 en forma de Monumento a la Tolerancia. Pero Paulino Rivero también ha resucitado el cabreo de los movimientos ambientalistas, particularmente el de Ben Magec-Ecologistas en Acción, que precisamente tiene recurridas las Normas de Conservación de ese monumento natural. Ya les adelantamos que la asociación está estudiando acudir a la Justicia para reclamar medidas cautelares, seguramente porque también este requiebro del presidente ha cogido a los ambientalistas con el pie cambiado. Como primer y urgente análisis de lo hecho este martes por el presidente canario en la Fundación Chillida, cabe una primera interpretación en clave bastante oportunista: el escándalo sobre Tindaya se había apaciguado; el Gobierno acaba de ganarle al mismo empresario con derechos mineros sobre la montaña, Rafael Bittini, el pleito por la demoniaca indemnización de Tebeto, y Coalición Canaria en Fuerteventura necesitaba de un golpe de efecto para dar un impulso institucional al marasmo económico y turístico que vive la isla.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha