eldiario.es

Menú

Cómo callar a un policía

ASOMBRADOS EN LA ISLETA, PERPLEJOS EN TOMÁS MORALES

Para servir y proteger, se lee en los coches-patrulla de las películas americanas. 092, pone en los de la Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria. En los que circulan. Dentro de ellos suelen ir unos profesionales de la ley y el orden, que lo mi

- PUBLICIDAD -

Para servir y proteger, se lee en los coches-patrulla de las películas americanas. 092, pone en los de la Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria. En los que circulan. Dentro de ellos suelen ir unos profesionales de la ley y el orden, que lo mismo te empapelan por aparcar en doble fila que te chiflan para que "circule-circule". Salvo que el ciudadano afeado le haga cara al agente en cuestión, momento en el que ocurre lo que ocurrió la madrugada de este lunes en La Isleta. A eso de las 02.00, un personaje sin calificar (pongamos OVNI) empezó a gritar y dar fuertes palmadas en la esquina de las calles Luján Pérez con Ayacata, logrando él mismo y su mecanismo despertar a medio barrio de La Isleta. Alertado por algún vecino, al cabo de un buen rato llegó un policía que intentó convencer al caballerete en cuesitón para que se callara y le siguiera. La respuesta fue clara y contundente: Dos insultos "Piiiiii, Piiiiii, que me dejes.." repetidos ene veces. Ante lo cual, el fornido policía obedeció: media vuelta y al coche sin rechistar. ¿Fue a por refuerzos?

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha