eldiario.es

Menú

¡Ese cambio climático!

O EL TURISMO TAMBIÉN DEBE CUIDARSE CON LOS PEQUEÑOS DETALLES

A la hora de escribir estas líneas no tenemos constancia de que el Gobierno de Canarias haya decretado la alerta roja en la Playa de Las Canteras. Justo a la altura de Playa Chica con Los Lisos, para ser más exactos. Aparentemente el

- PUBLICIDAD -
El 'microclima' de Playa Chica, en un cara y cruz del reloj del Paseo.

El 'microclima' de Playa Chica, en un cara y cruz del reloj del Paseo.

A la hora de escribir estas líneas no tenemos constancia de que el Gobierno de Canarias haya decretado la alerta roja en la Playa de Las Canteras. Justo a la altura de Playa Chica con Los Lisos, para ser más exactos. Aparentemente el día estaba este jueves soleado para darse una caminata por la playa y su posterior chapuzón. Pero, ojo: un fenómeno meteorológico extraño se había instalado, a eso del mediodía, sobre el reloj municipal que indica -es un decir- la hora y el tiempo en esa esquina tan concurrida. Proponemos a los científicos del Plan Canarias que investiguen seriamente el microclima de Playa Chica. Porque, a quien levantara la mirada camino de La Cícer, se le encogería hasta el alma al ver que el reloj marca 7.4º. Para meterse bajo la manta, vamos. Y a quienes vinieran en dirección a La Puntilla, les entraría un sofoco de aúpa al comprobar que el reloj marca 74º. Todo un misterio del cambio climático en dos pasos. Aunque, pensándolo mejor, quizás haya sucedido que el reloj dichoso ese no funciona hace siglos. Para curiosidad idiosincrática de los turistas que andaban a esas horas por la mejor playa urbana del mundo (sic). ¡Que no sólo de fiascos de Rita Martín se chafa el turismo! Cuiden un poquito estos detalles, señores del hotel de los líos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha