eldiario.es

Menú

Un enchufe más en Santa Cruz

EL AYUNTAMIENTO ASUME UNA PIRUETA DEJADA POR EL ANTERIOR GRUPO DE GOBIERNO

Ni tiempos de austeridad, ni capacidades, ni méritos, ni nada que se le parezca. En algunas instituciones cercanas a todos nosotros se siguen produciendo acontecimientos que invitan a la indignación. Hoy les acercamos una pirueta adm

- PUBLICIDAD -

Ni tiempos de austeridad, ni capacidades, ni méritos, ni nada que se le parezca. En algunas instituciones cercanas a todos nosotros se siguen produciendo acontecimientos que invitan a la indignación. Hoy les acercamos una pirueta administrativa del Ayuntamiento de Santa Cruz dirigida a hacer fija de plantilla a una jefa de servicio, la de Seguridad Vial, que entró hace un par de años por la modalidad de "libre designación", ésa que permite a los cargos políticos nombrar a personal de su confianza que ha de cesar con la misma naturalidad con la que se le nombra al término de los mandatos o de los límites legales. La beneficiada por esta alcaldada fue fichada por la anterior corporación como personal de libre de designación con una comisión de servicios desde su puesto de funcionaria del Ayuntamiento de Güimar. La comisión de servicios se prorrogó hasta más allá de los límites legales, y aunque ha sido formalmente cesada, en lugar de volver como es su obligación a su administración de origen, continúa en su puesto a la espera de que le hagan un hueco en el área de ese pedazo de concejal que es Hilario Rodríguez. El mosqueo de los funcionarios y de los sindicatos viene dado porque, además de estas anomalías, sospechan que se trata de un intento de congratularse con el secretario de la Corporación, que viene siendo su esposo, Luis Fernando Prieto, también en excedencia de Güimar, un hombre de la máxima confianza de ATI a quien igualmente pretenden dar fijeza y esplendor para dejar controlados para la eternidad puestos claves en la institución.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha