eldiario.es

Menú

Lo que enseña la historia

EL PP VOLVERÁ A PONER LA CAMA, LA PALANGANA Y LA TOALLA SI ES MENESTER

Pero aquel Juan Fernando López Aguilar que cautivó a Zapatero y a casi toda la Ejecutiva Federal socialista, aquel que obtuvo unos gloriosos resultados electorales en Canarias que obligaron a Soria y a Paulino a mandarlo a la hoguera

- PUBLICIDAD -

Pero aquel Juan Fernando López Aguilar que cautivó a Zapatero y a casi toda la Ejecutiva Federal socialista, aquel que obtuvo unos gloriosos resultados electorales en Canarias que obligaron a Soria y a Paulino a mandarlo a la hoguera que cada día atizaban los editores de algunos diarios de papel, ha perdido el duende. En Ferraz soplan otros vientos, y los Pepiños, las Leires y los Zarrías aplauden sin disimulo el acercamiento de Coalición Canaria y, por ende, la reapertura de relaciones con el PSC. José Miguel Pérez no se esconde para asegurar que ya toca gobernar y que, ante la imposibilidad de hacerlo con un PP lastrado por la soberbia de José Manuel Soria, la única salida posible es CC. Pero, ¿a cualquier precio? Pérez, José Miguel, y Pérez, Santiago, recuerdan a la perfección (el primero, como historiador, y el segundo como protagonista) cómo las gastan los nacionalistas cuando de negociar un gobierno se trata. Y lo que es capaz de hacer el PP con tal de que no gobierne el PSOE. En la mente de todos está aquel sainete del hotel Santa Brígida en 1995, cuando en el momento de firmar socialistas y nacionalistas un pacto de legislatura, José Miguel Bravo de Laguna cerraba en el hotel Iberia un acuerdo en el que prácticamente lo entregaba todo a cambio de nada. Soria ahora sólo sueña con ser él el que dirija las negociaciones con CC, pero sabe que si no salen las cuentas se tendrá que apartar para que sean otros los que propicien un nuevo pacto de la derecha y la derechona canarias.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha