eldiario.es

Menú

Reportaje

El origen de La Rajita: los inicios de la empresa de salazones y conservas de pescado Lloret y Llinares

La fábrica fue instalada en La Gomera en 1904 en terrenos que hasta entonces habían sido utilizados como platanal, dando trabajo a generaciones de gomeros

- PUBLICIDAD -
Antigua lata de conservas producida en La Rajita

Antigua lata de conservas producida en La Rajita | Toribio Arteaga

En 1870 se crea en Villajoyosa una sociedad entre los cuñados Miguel Lloret y Felipe Llinares, casados con dos hermanas apellidadas Pérez, y que por cierto posteriormente se asociaron con el padre de estas; dicha asociación se denomino Lloret y Llinares y en principio estuvo dedicada a la comercialización de productos agrícolas y a la venta de pescado salado en caballerías por las poblaciones del interior de Alicante, Valencia. Y Albacete. El domicilio social de Lloret y Llinares estaba ubicado en la calle Colón número 10.

A la vuelta de sus viajes por los pueblos del interior, no volvían de vacío sino que a su vez compraban lana, queso y azafrán que posteriormente comercializaban, conjuntamente con sus productos agrícolas y pescados en salazón, en “la Botiga”, situada en la calle Colón número 10, Como curiosidad diremos que todas las parejas que contraían matrimonio compraban en la “Botiga” de Lloret y Llinares la lana para hacerse el colchón de su cama., igualmente si querías saborear un riquísimo helado podías hacerlo en la “Botiga” donde se elaboraban con la nieve que se traía de los pozos de nieve de la sierra.

A partir de 1900, por la gran demanda que hubo de sus productos, Lloret y Llinares extiende su red comercial a Madeira y Cabo Verde.

En el año de 1912, con la inauguración de la línea férrea Alicante Denia, Lloret y Llinares S.R.C., (sociedad regular colectiva), amplia su mercado de distribución de pescado fresco y salazón a toda la provincia de Alicante. 

A partir de los años 20, con el nacimiento de las fábricas de hielo, Lloret y Llinares S.R.C., comenzó a llevar en sus rutas, por el interior, pescado fresco que se conservaba durante los viajes mezclándolo con hielo triturado. 

El almacén general de Lloret y Llinares estuvo situado en la Avenida del puerto, justo bajando por la Avenida Varadero a la derecha, donde hoy se encuentran una serie de locales de hostelería, y antes de llegar al ya mítico restaurante La Barraca.

En esta imagen apreciamos, a la derecha sobre la playa, el almacén de la empresa Lloret y Llinares, igualmente podemos ver, a la orilla del mar, sobre unas rocas, el Balneario Neptuno, que por cierto fue concedida su primera concesión de explotación a Don Miguel Lloret Pérez, socio de Lloret y Llinares S.R.C.

Antiguos almacenes de la empresa en Villajoyosa

Antiguos almacenes de la empresa en Villajoyosa | Foto de Vileros por el Mundo

En esta última imagen, de Subirats Casanovas del año 1972, aun se aprecia el almacén de Lloret y Llinares S.R.C. y ya vemos construidos los edificios San Fernando, Ángela, Nuria y otros, lo que quiere decir que la imagen anterior debe ser de los años 50 o 60.

Fotografía de Subirats Casanovas

Fotografía de Subirats Casanovas

La segunda generación de socios de Lloret y Llinares fueron los hijos de Miguel Lloret: Vicente Lloret Pérez y sus hermanos Miguel, Pedro y Bartolomé conjuntamente con sus primos Felipe, Jaime y Vicente Llinares Pérez. El negocio a cargo de esta nueva generación de Lloret y Llinares empezó a prosperar expandiéndose fuera de los límites de la península, llegando a crear varias fábricas y una gran flota pesquera. Dos de sus barcos “El Centella” y “la goleta Jonense” fueron fabricados en los astilleros de Villajoyosa para llevar y traer salazón que, si era pescado seco, se envasaba en cajas de madera y, si en salmuera, en barriles. Uno de estos barcos se hundió en las costas italianas.

Estos fueron los socios de la segunda generación de Lloret y Llinares con los que la empresa consiguió prosperar y expandirse fuera de la península creando varias fábricas. 

En esta imagen vemos a varios de estos socios, abajo, de izquierda a derecha: Vicente Lloret Pérez, Miguel Lloret Pérez, Jacinto Llinares Galiana y falta uno Pedro Lloret Pérez (que falleció en la Rajita de tifus). Arriba de izquierda a derecha: Miguel Lloret Galiana, Vicente Llinares Barber, Felipe Llinares Barber, Miguel Lloret López. También nos falta Bartolomé Lloret Pérez.

Algunos socios de la empresa

Algunos socios de la empresa

Las fábricas fueron instaladas: la primera en 1904 en La Gomera, en el fondo de un barranco denominado la Rajita en terrenos que hasta entonces habían sido utilizados como platanal; en dicha fábrica trabajaron varias generaciones de gomeros.

Inicialmente esta fábrica fue construida de madera por Don Gabriel Baldo, maestro albañil, la carpintería corrió a cargo del tío Jaume "El Balat".y los techos que se colocaron fueron de cinc, realizados por Juan González Martín, conocido en la Rajita como juanillo. La corriente eléctrica a la fábrica de la Rajita era suministrada por un motor semi-diesel Volund de 240 CV fabricado por Lar Conti Olsen en Alicante. Todos los trabajos al principio, desde la descarga del pescado o la elaboración de salazón, en la incipiente fábrica, hasta 1910, eran realizados a mano hasta que dicha fábrica comenzó a mecanizarse.

Imágenes de la fábrica Lloret y Llinares en la Rajita, personal vario de la misma a lo largo del tiempo, e instalaciones aledañas que se fueron construyendo. 

En principio la Rajita como se puede observar estaba sembrada con plátanos, esta finca se la compro Lloret y Llinares a un Sr. Del barrio de la Dama, Pancho Mora. Bajo estas líneas vemos los comienzos de la fábrica, en la que se aprecia el platanal que existía. Imagen de 1904.

Finca de La Rajita en 1904

Finca de La Rajita en 1904

Otra imagen de los inicios de la fábrica en la Rajita, tomada en 1910, en la que se ven añadidos varios módulos nuevos. En dicha imagen ya se observan los raíles que comunicaban con el muelle y por los que se deslizaban las vagonetas con el pescado que venían desde el mismo hasta la fábrica.

La Rajita en 1910

La Rajita en 1910

Lloret y Llinares S.R.C. a su inicial flota pesquera va añadiendo otros barcos como estos dos que se especifican bajo estas líneas:

Goleta Jonense, construida en Villajoyosa en 1919 (Imagen José Lloret López)

Goleta Jonense, construida en Villajoyosa en 1919 (Imagen José Lloret López)

Goleta Centella construida en 1925 en Villajoyosa (Imagen José Lloret López)

Goleta Centella construida en 1925 en Villajoyosa (Imagen José Lloret López)

En esta otra imagen de 1935 vemos que se han ido añadiendo nuevos módulos para ir cubriendo las necesidades de fabricación y elaboración de los productos que el mercado va demandando.

La Rajita en 1934 | (Imagen Toribio Arteaga González de Amigos de la Rajita)

La Rajita en 1934 | (Imagen Toribio Arteaga González de Amigos de la Rajita)

De nuevo en Villajoyosa, en 1927, Vicente Lloret Pérez manda construir un chalet en la calle Colón, culminándose la edificación del mismo dos años más tarde en 1929, el costo total de dicho chalet ascendió a 300.000 pts. La idea de la creación de dicho chalet fue para utilizarlo como residencia habitual.

Cedida por el Ayuntamiento de Villajoyosa

Cedida por el Ayuntamiento de Villajoyosa

Ya comenzada la guerra Civil Española, la CNT en 1937, conjuntamente con la Consejería de Asistencia Social del Consejo Municipal, municipalizaron la medicina y crearon la Clínica Popular que instalaron en el Chalet Centella, que fue confiscado, para ser habilitado como hospital, tanto para tratamientos médicos como para cirugía. 

El edificio, es obra del arquitecto alicantino Juan Vidal Ramos. La arquitectura de Juan Vidal muestra con frecuencia un estilo “ecléctico”, es decir, una mezcla de estilos clásicos y modernos típica de la época: así, en la fachada este un frontón (remate triangular) recuerda los templos griegos; sobre él podemos ver pináculos con bolas neobarrocos y en la rica decoración interior encontramos toques modernistas. 

Las especies exóticas de los jardines, como el bambú o las dos grandes araucarias que flanquean la fachada de la calle Colón (recién plantadas en la fotografía adjunta), se trajeron en los viajes de la empresa Lloret y Llinares por el mundo. Ello daba al chalet un toque exótico y cosmopolita muy del gusto de la burguesía de finales del s. XIX y comienzos del s. XX. Contiene una gran variedad de especies que lo convierten en un auténtico jardín botánico histórico. Los tres cuartos de siglo transcurridos han dado a algunos de los ejemplares, como los ficus o araucarias, un porte monumental.

En la guerra civil española (1936-1939) son encarcelados, en la ermita de Nuestra Señora de la Salud, Jaime Llinares Lloret (el soldat) y los socios de Lloret y Llinares, hermanos Miguel y Vicente Lloret Pérez. Durante el tiempo que duró su cautiverio tuvieron tiempo de intimar y charlar de la competencia que en sus negocios se había creado hacía tiempo llegando a la conclusión de que, una vez terminada la contienda si sobrevivían a la misma, se asociarían sus dos empresas, acabando con sus rencillas y aunando esfuerzos, para continuar en la postguerra, en la nueva empresa que surgiese, con fuerzas y entusiasmo empresarial renovado.

Pescados S.L. fue la nueva empresa creada tras la guerra civil Española entre Jaime Llinares Lloret (el soldat) y los socios de Lloret y Llinares Vicente Lloret Pérez y su hermano Miguel.

Fuentes consultadas: obra “Des del Cantó D`el Mercantíl, de Jaume Soler soriano. Archivo Municipal de Villajoyosa, Web del ayuntamiento de Villajoyosa, Museo Arqueológico de Villajoyosa, José Lloret López, Toribio Arteaga González y a diversos testimonios de vecinos de la Vila sin los cuales este trabajo no se hubiese realizado.

(*) Investigador y bloguero ( http://villajoyosapinceladas.blogspot.com.es/)

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha