eldiario.es

Menú

El PSOE acusa a Fomento de incumplir la conectividad

EN LA LÍNEA MARÍTIMA CON CÁDIZ

Domingo Fuentes, senador socialista por la Comunidad Autónoma, anuncia la presentación de una moción en la Cámara Alta exigiendo la inclusión de Fuerteventura, Lanzarote y La Palma en la ruta marítima declarada servicio público.

- PUBLICIDAD -

El senador socialista por la Comunidad Autónoma de Canarias, Domingo Fuentes, ha acusado este miércoles al Gobierno de España de incumplir su compromiso de garantizar una adecuada conectividad de Canarias con la Península. En este sentido, Fuentes, en un comunicado, ha anunciado la presentación de una moción en el Senado exigiendo la inclusión de las islas de Fuerteventura, Lanzarote y La Palma en la ruta marítima declarada servicio público de Canarias con Cádiz.

Untitled

Untitled

El parlamentario del PSOE ha recordado que el 4 de agosto de 2013, hace 5 meses, formuló una pregunta por escrito al Ministerio de Fomento tratando de averiguar si el Gobierno contemplaba "declarar obligación de servicio público la ruta entre Arrecife (Lanzarote) y Puerto del Rosario (Fuerteventura) con Cádiz, para garantizar las conexión directa semanal de estas ciudades con la Península, al quedar desierto el concurso público convocado por el Gobierno estatal para cubrir esta ruta, y no volver a padecer los graves inconvenientes de la doble insularidad".

Domingo Fuentes ha puntualizado que el 23 de octubre de 2012 el Gobierno contestó que, a través del Ministerio de Fomento, analizaría "todas las opciones viables para garantizar una adecuada conectividad del Archipiélago canario con la Península, desde un punto de vista global".

Además, ha indicado que la Dirección General de la Marina Mercante, del Ministerio de Fomento, publicó el pasado día 8 de enero de 2014 un anuncio de licitación, cuyo objeto es la gestión de servicios de la línea marítima de interés público Península-Canarias (Exp. 207/13), en cuyo pliego de prescripciones técnicas se especifica que lo que se licita es "el servicio marítimo regular de pasajeros y vehículos en régimen de equipaje que debe prestarse entre Las Palmas de Gran Canaria, Santa Cruz de Tenerife y Cádiz", dejando fuera del objeto del contrato a las islas de Lanzarote, Fuerteventura y La Palma (que suman más de 336.000 habitantes), las cuales, a partir de la adjudicación del contrato, perderán la conexión directa con la Península que han venido disfrutando hasta ahora.

Domingo Fuentes ha lamentado que este "nuevo atropello" se produzca justo en un momento en el que el Gobierno de Canarias hace un esfuerzo de acercamiento hacia el Gobierno central, "lo que nos lleva a pensar que el compromiso de Rajoy con el presidente canario, Paulino Rivero, no es más que una pose, un gesto de cortesía vacío de contenido". También ha asegurado que "no es casual que, a las críticas de los cabildos de Fuerteventura, Lanzarote y La Palma, se hayan unido las organizaciones empresariales, sindicatos, cámaras de comercio y navegación, así como todas las fuerzas políticas de Canarias, incluidos diputados y senadores del PP, quienes exigen al Gobierno la paralización del expediente y que mantenga las actuales conexiones de Canarias con la Península".

Fuentes ha recordado que, recientemente, el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Bravo de Laguna, del PP, pidió por carta al ministro Soria que mediara ante la "pésima" gestión de la ministra de Fomento, Ana Pastor en todos los asuntos relativos a Canarias. "Tenía motivos el presidente grancanario para pensar de ese modo porque esta nueva decisión del Ministerio de Fomento es un ejemplo más de la nula sensibilidad del Gobierno de España con las singularidades de Canarias", ha subrayado.

El senador socialista ha señalado que el Gobierno ha incumplido su compromiso de "garantizar una adecuada conectividad del Archipiélago canario con la Península, desde un punto de vista global", tal como le contestó el Ministerio de Fomento hace tres meses: "Con la decisión de dejar fuera del servicio de línea marítima de interés público a Fuerteventura, Lanzarote y La Palma, el Gobierno de Rajoy condena a los más de 360.000 canarios que viven en estas islas, con gran dependencia del exterior de productos frescos y de primera necesidad, a los indeseables efectos de la doble insularidad: el desabastecimiento del mercado local, y al encarecimiento de la cesta de la compra".

Domingo Fuentes ha concluido afirmando que "lo que tiene que hacer la ministra Ana Pastor, es parar de inmediato el expediente de licitación e incluir a las islas de Lanzarote, Fuerteventura y La Palma en la ruta declarada como obligación de servicio público, y garantizar de este modo las conexiones directas de estas islas, junto con las ciudades de Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife con la Península, tal como ha venido ocurriendo a hasta ahora". De no ser así, el senador del PSOE ha anunciado que presentará una moción en la Cámara Alta en la que solicitará una solución para la adecuada conexión marítima de las islas no capitalinas con Cádiz.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha