eldiario.es

Menú

La geotermia en la transición energética de La Palma

Corresponde al Cabildo incluir en su agenda el compromiso de hacer las gestiones necesarias para que, sin más tardanza, se obtenga el conocimiento que falta sobre el potencial geotérmico de La Palma.

- PUBLICIDAD -

Con motivo de la Noche Europea de los Volcanes es buena ocasión para reflexionar acerca de la situación de la geotermia y su potencial energético en las islas y en La Palma, en particular. Dentro de la programación cultural que cada año se viene realizando con este evento en el municipio de Fuencaliente. Nos parece oportuno que en un sistema eléctrico aislado se mire el potencial energético de los recursos propios con el objetivo de conseguir el mayor grado de independencia del petróleo.

La Px1NME entiende que nos encontramos a nivel mundial y local en un cambio de modelo energético, con unas circunstancias que nunca antes se habían producido en los algo más de 200 años de revolución industrial. Un cambio de modelo que se está produciendo principalmente por tres causas:

El cenit del petróleo en 2005, reconocido por la Agencia Internacional de la Energía y en general, también, aunque unos años después, de los otros recursos energéticos fósiles como son el carbón y el gas natural. Los recursos energéticos fósiles, especialmente el petróleo, que constituyen la base de la economía mundial se encuentran en su etapa final y nos indican, al mismo tiempo, que un crecimiento ilimitado no es posible en una biosfera finita. Nuestra relación con los recursos energéticos debe cambiar para que el desarrollo económico sea viable y sostenible.

El cambio climático como consecuencia del calentamiento global producido por los gases de efecto invernadero, procedentes del uso y abuso de la combustión de recursos fósiles en la generación de electricidad y el transporte, causantes del 90% del total de los GEI.

Y, la tercera, la madurez alcanzada por las tecnologías renovables. Las técnicas para la generar electricidad con el sol y el viento hace muchísimos años que se conocen, pero no eran competitivas, ahora las energías limpias lo son, están en condiciones de sustituir a los combustibles fósiles, especialmente en Canarias, con abundantes recursos renovables. Hoy los costes de la generación eléctrica están en las islas en torno a los 200€/MW y los de origen eólico y solar muy por debajo de los 100€/MW, especialmente los eólicos.

En este contexto, en el que hay que responder al reto energético del presente, las renovables significan la puerta a la solución del problema del cambio climático y su condición de renovables resuelve el final de los recursos fósiles y, en las islas, podemos hacer frente, entre otros, al grave problema de la dependencia energética del exterior.

El problema al que tenemos que hacer frente en las transiciones energéticas insulares es el de la sustitución del petróleo, remplazándolo en su importante papel de gestionabilidad de los sistemas insulares. Es decir, mientras las tecnologías de almacenamiento terminan de madurar aunque ya se ha avanzado mucho, hay que dar cobertura a la estabilidad que no tienen la eólica y la fotovoltaica, por lo tanto tenemos que evaluar dentro del conjunto de las tecnologías renovables, cuáles son las que proporcionan mayor estabilidad a los sistemas de cada isla. Este aspecto es el que no se ha planteado el proyecto de Gorona del Viento en El Hierro, de ahí la confusión que se ha producido al vender una imagen de isla 100% renovable cuando la estabilidad de su sistema eléctrico continúa descansando en los grupos diesel de la central térmica de Llanos Blancos.

Por eso en La Palma el objetivo de la Plataforma por un nuevo modelo energético (Px1NME) es el de la independencia del petróleo y del monopolio para conseguir de verdad una isla autosuficiente, 100% renovable. Lo que significa en la planificación energética de la isla priorizar, en las políticas del sector, aquellas tecnologías renovables que más estabilidad pueden aportar al sistema insular. Nos referimos, consecuentemente, a la hidráulica fluyente, hidráulica reversible, geotermia, solar termoeléctrica, entre otras, y también a las tecnologías de almacenamiento para que, junto a la eólica y fotovoltaica puedan ir configurando un mix insular, sin petróleo, que garantice el suministro en las mejores condiciones económicas, de seguridad y con una clara contribución a mitigar el cambio climático.

En este marco de referencia es donde podemos entender el papel de la geotermia de alta temperatura, como tecnología gestionable, en ese proceso de transición energética insular. ¿Qué ha pasado con el aprovechamiento de este recurso energético en Canarias?, pues que, después de unos cuarenta años de investigaciones y estudios geotérmicos de diferentes entidades públicas y privadas, aunque parezca mentira, todavía no se ha terminado de avaluar dicho recurso. No sabemos a ciencia cierta qué potencial tenemos, donde se encuentra y tampoco de su viabilidad técnica y económica.

El Instituto Geológico y Minero de España (IGME) adscrito al ministerio de Economía y Competitividad ha realizado los siguientes estudios e investigaciones geotérmicas en las Islas Canarias1:

.

.

.

.

Además de estos estudios del IGME ha habido varias iniciativas privadas como la de la empresa alemana Ingennio Energy Solutions en 2003, para la construcción de una central geotérmica de 3 MW, ampliable a 15 MW y que el Ayuntamiento de Fuencaliente puso a su disposición un terreno de 30.000 m2, junto al parque eólico Las Cabras, proyecto que se abandona porque los promotores encuentran demasiadas incertidumbres para continuar con las exploraciones. El último intento es el de una empresa australiana Petratherm 2, dentro del proyecto Geothercan,  que ha abandonado recientemente por no encontrar una entidad que pusiese el capital riesgo y, sobre todo, por la política energética española, reforma del señor Soria, que no ha parado de penalizar las renovables creando inseguridad jurídica en el sector de las energías limpias. Esta última iniciativa no llegó a realizar estudios en La Palma, a pesar de tener la autorización de la Consejería de Industria del dominio minero del sur de la isla.

(2)La empresa australiana Petratherm, dentro del Plan Nacional de I+D+i de 2008-2011 a través del proyecto Geothercan “Desarrollo experimental de modelos 3D para la caracterización de yacimientos geotérmicos en el subsuelo de Canarias mediante el uso y aplicación combinada de métodos geofísicos, geoquímicos y geológicos”.

Si esta es la situación del conocimiento que tenemos de la geotermia en La Palma, en consecuencia, debe ser el punto de partida de la tarea presente. Por lo tanto el objetivo primero es abordar la evaluación definitiva del potencial geotérmico que tiene la isla y a partir de aquí sabremos, de existir ese recurso, cuál puede ser su papel en el mix del Plan Insular de Transición Energética.

Por lo tanto corresponde al Cabildo, a través de la entidad insular de la energía que en estos momentos se está configurando, incluir en su agenda el compromiso de hacer las gestiones necesarias para que, sin más tardanza, se obtenga el conocimiento que falta sobre el potencial geotérmica de La Palma, poniéndose en contacto con Involcán para diseñar la estrategia cuyo objetivo principal es el de evaluar el potencial energético del calor de los volcanes y, de existir y ser viable, aportaría gestionabilidad al sistema energético insular imprescindible para avanzar hacia una isla 100% renovable.

Antonio Cabrera (Px1NME de La Palma)

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha