eldiario.es

Menú

Podemos y PP piden explicaciones urgentes al Gobierno insular sobre lo ocurrido en la piscifactoría de truchas

Ledesma insiste en que lo conocido "es de tal gravedad que, si fuera necesario, elevaremos una denuncia ante la Fiscalía"

Sabaté avanza la redacción de unas preguntas para llevarlas a la comisión plenaria de sostenibilidad convocada en el Cabildo para este mismo viernes

- PUBLICIDAD -
Truchas eliminadas en la piscifactoría de Aguamansa, en La Orotava (Tenerife)

Truchas eliminadas en la piscifactoría de Aguamansa, en La Orotava (Tenerife)

El portavoz del grupo Popular en el Cabildo de Tenerife, Sebastián Ledesma, ha mostrado este martes su convencimiento de que el consejero de Medio Ambiente en la Corporación insular, José Antonio Valbuena (PSOE), " tenía abandonada la piscifactoría de Aguamansa, recientemente clausurada, en una actitud irresponsable que, como hemos sabido luego, pudo haber puesto en riesgo la salud de los ciudadanos".

En términos también muy críticos con la gestión realizada por el consejero Valbuena se manifestó ese mismo día el portavoz de Podemos, Fernando Sabaté, que ha solicitado al grupo de gobierno en el Cabildo de Tenerife, comandado por Carlos Alonso, que responda a una serie de preguntas vinculadas a la gravedad de lo ocurrido en el citado recinto, cerrado el viernes pasado de manera fulminante tras la inspección de oficio que desarrolló un funcionario de Salud Pública. El informe que redactó este técnico, según varias fuentes consultadas, es "demoledor" y deja en muy mal lugar a los gestores públicos de la explotación acuícola, esta situada en los altos de La Orotava.

Ledesma aseguró que en los primeros momentos, cuando apareció en los medios informativos que el agua de las instalaciones estaba contaminada con antibióticos que llegaban al canal de suministro para el consumo humano, nadie en la Corporación era capaz de responder a todas las preguntas que suscitaba un "hecho tan grave".

"Después -añadió- se supo que el responsable era el socialista Valbuena, porque la piscifactoría estaba gestionada directamente por la Corporación a través del Servicio de Gestión Forestal y, todavía así", "el consejero que había hecho dejación de sus responsabilidades seguía sin dar la cara porque, al parecer, disfrutaba de sus vacaciones".

"Nadie sabía lo que realmente estaba pasando allí, ni siquiera el propio José Antonio Valbuena", dijo el portavoz popular, para quien su afirmación queda corroborada por el hecho de que un día después de que el consejero socialista "hiciese una pequeña pausa en sus vacaciones para emitir un breve comunicado sobre el gravísimo problema que se había detectado en Aguamansa, en el que nos venía a decir que todo estaba en orden en la piscifactoría, se procedió a la clausura de las instalaciones tras una inspección de Salud Pública, departamento dependiente del Gobierno de Canarias”.

Según sostuvo Sebastián Ledesma, "algo tuvo que detectar allí Salud Pública sobre el terreno para que se procediera al cierre sumarísimo de las instalaciones pese a los tibios e inútiles desmentidos de Valbuena". En esta misma línea, el portavoz popular recordó que "fue un informe de Salud Pública (sic) del 19 julio [el informe es interno, del propio Cabildo, no de Salud Pública] el que advertía de que se estaba tratando a las truchas con un antibiótico derivado del cloranfenicol cuyo uso está prohibido en humanos y que permanecía en el agua  que se utiliza para el consumo de la población en algunos municipios de la vertiente septentrional de la isla y en parte del área metropolitana".

Sobre esto, Ledesma indicó que "puedo suponer, por el discurrir de los acontecimientos, que en Aguamansa no se habían tomado las medidas que se habrían reclamado por Salud Pública (sic) a raíz del informe del 19 de julio".

Piscifactoría de Aguamansa, en La Orotava, instalación que gestiona el Cabildo de Tenerife

Piscifactoría de Aguamansa, en La Orotava, instalación que gestiona el Cabildo de Tenerife

El portavoz popular para este asunto lamentó el "total oscurantismo" que se cierne sobre la piscifactoría de Aguamansa, "para la que no figura partida alguna en los presupuestos, no sabemos ni cómo se gestionaba, ni cómo se comercializaban los peces, ni el número de visitas turísticas que allí se recibían". "Nos tememos cualquier cosa cuando se descubra este pastel y, dadas las circunstancias, no podemos sino alegrarnos del cierre de las instalaciones, aunque tenemos que criticar, como han hecho los vecinos del entorno, el trato que se les dio a los animales, a los que se dejó morir con crueldad y a la vista de todos, como si se tratara de un espectáculo”.

Ledesma anunció que el PP está recabando información de las diversas fuentes posibles para tratar de conocer toda la verdad sobre lo ocurrido en la piscifactoría de Aguamansa y acerca de los riesgos que la mala gestión habría ocasionado a la salud pública a través del consumo del agua de abasto. Y recalcó: “Esto es de tal gravedad que, si fuera necesario, elevaremos una denuncia ante la Fiscalía”.

Podemos solicita que se den todas las explicaciones

En una nota de prensa remitida este martes a los medios de comunicación locales, el único partido de izquierdas en la oposición del Cabildo de Tenerife, Podemos (no apoyan al Gobierno insular, una alianza de CC-PSOE, ni Podemos ni el PP ni Ciudadanos), invita al responsable de la gestión insular en Medio Ambiente, del PSOE, a contestar varias preguntas, todas ellas formuladas por el portavoz de Podemos en esa Corporación, Fernando Sabaté.

Sabaté pregunta al grupo de gobierno en el Cabildo por "¿qué razones han llevado a suministrar antibiótico a las truchas que se han estado criando en la piscifactoría que ha gestionado el Cabildo de Tenerife en Aguamansa?"; "¿si se tiene conocimiento de los riesgos y problemas asociados a esa práctica?", y ¿qué protocolos medioambientales y de salud pública se han aplicado?

Estas son algunas de las incógnitas que quiere despejar el grupo insular de Podemos durante la comisión plenaria de sostenibilidad convocada en el Cabildo para este mismo viernes. 

Además, Sabaté ha incidido en que "la revelación periodística de que se ha estado medicando a las truchas de esa piscifactoría de forma habitual durante el último decenio y de que los potenciales residuos de ese medicamento, no apto para consumo humano, se han vertido a la red de agua que abastece a la población de diferentes municipios del norte de Tenerife y del área Metropolitana merece explicaciones mucho más detalladas que las facilitadas hasta ahora por el grupo de gobierno insular de CC-PSOE".

Para el portavoz de Podemos, es bien " conocido que los residuos de antibióticos ingeridos de forma incontrolada pueden llegar a tener consecuencias negativas para la salud humana y la de otros seres vivos". Sabaté también matizó que, "aunque desde el Gobierno insular se ha afirmado con cierta improvisación que este hecho no tiene mayor trascendencia, dado que el agua de abasto urbano se somete a tratamientos que garantizan su potabilidad, esta explicación resulta poco convincente". 

La realidad sobre este asunto, sostiene Sabaté, es que "tales tratamientos pueden eliminar la contaminación bacteriana", "pero ni la cloración ni otros tratamientos convencionales, como la decantación o el tamizado, garantizan la eliminación de residuos químicos ni de trazas de medicamentos sintéticos".

Sabaté subrayó que, por ello, es lógico que expertos en la materia, la ciudadanía y el grupo insular de Podemos ahora demanden información detallada y convincente, por ejemplo, sobre los riesgos y problemas que podían derivarse de la ingestión humana de esos antibióticos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha