eldiario.es

Menú

El Cabildo de Tenerife clausura la piscifactoría que contaminó agua para suministro humano con antibióticos prohibidos

La Corporación insular toma la decisión después de que un inspector de la Dirección General de Salud Pública visitara este viernes las instalaciones radicadas en Aguamansa, en La Orotava

- PUBLICIDAD -
Piscifactoría de Aguamansa, en La Orotava, instalación que gestiona el Cabildo de Tenerife

Piscifactoría de Aguamansa, en La Orotava, instalación que gestiona el Cabildo de Tenerife

El Cabildo de Tenerife ha decidido este viernes cesar la actividad en la piscifactoría de Aguamansa, en el municipio de La Orotava, después de que Tenerife Ahora  destapara que este verano, en julio,  contaminó con antibiótico cuyo uso está prohibido en humanos (un derivado del cloranfenicol) el agua que llega al canal del norte y, por lo tanto, la que se utiliza para el consumo de la población en algunos municipios de la vertiente septentrional de la isla y en parte del área metropolitana.

La decisión fue tomada por la Corporación insular de común acuerdo con la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, tras la visita de inspectores de este departamento del Ejecutivo autonómico realizada este mismo viernes.  La oposición en el Cabildo, PP y Podemos, ha criticado con dureza lo ocurrido, como también ha hecho ATAN y la fuerza política Sí Se Puede.

El Cabildo explica que, no obstante, el área de Medio Ambiente estaba valorando el cese de la actividad en diciembre de este año, ya que la piscifactoría había dejado de cumplir la función comercial por la que se puso en marcha y se había convertido prácticamente en un reclamo turístico.

Así, en coordinación con las autoridades del Gobierno de Canarias, ha decidido dar por finalizada esta actividad, siguiendo los protocolos establecidos en la normativa vigente.

En el comunicado emitido en la tarde de este viernes, el Cabildo reitera que el tratamiento con medicamentos a los peces realizado en julio de este año fue prescrito por un veterinario facultativo (el del proveedor del pienso medicalizado) y se utiliza habitualmente en las piscifactorías de España con el objetivo de prevenir enfermedades derivadas del aumento de la temperatura del agua.

"Durante la prescripción del antibiótico, se cumplió con los protocolos de seguridad, respetando el periodo de supresión necesario del medicamento", recalca el Cabildo, que niega que con este vertido haya existido "riesgo de contaminación para la población".

El Centro Forestal de Aguamansa acoge al personal de Medio Ambiente que desarrolla habitualmente su labor en la zona norte de la isla y dispone de un vivero para el desarrollo de ejemplares de flora autóctona, labor que continuará realizando.

Asimismo, los responsables de Medio Ambiente están valorando la posibilidad de realizar diferentes proyectos de educación ambiental en esas instalaciones.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha