eldiario.es

Menú

TEA proyecta tres cortos realizados por estudiantes sobre exclusión social y prostitución

Los trabajos son obra del alumnado de primer curso de Realización de Audiovisuales y Espectáculos del CIFP César Manrique  

- PUBLICIDAD -
Alumnos de Realización de Audiovisuales y Espectáculos del CIFP César Manrique

Alumnos de Realización de Audiovisuales y Espectáculos del CIFP César Manrique

Tenerife Espacio de las Artes (TEA) ha organizado para este jueves, a partir de las 20:00 horas, una nueva noche de cine canario en la que se proyectarán tres cortometrajes que forman parte del proyecto intergeneracional Los Mayores Valores y que se presenta bajo el título de Tres miradas (cortas) sobre la prostitución.

Estos trabajos fueron realizados por el alumnado de primer curso de Realización de Audiovisuales y Espectáculos del CIFP César Manrique, quienes trabajaron el tema de la exclusión social que sufren las mujeres que ejercen la prostitución.

Los cortos ¡No! (2015), dirigido por Natalia Bravo; Piruleta (2015), de Diego Martín, David Martín, Laura Padilla, Yaiza Rodríguez y Eduardo Pérez, y Realidad desenfocada (2015), de Patricia Chimeno, son el resultado de un taller impartido por Josep Vilageliu, con la colaboración de la Asociación Mercedes Machado.

La entrada a esta actividad es gratuita previa retirada de las invitaciones en la taquilla del centro. El acto estará conducido por el coordinador del Departamento de Actividades y Audiovisuales de TEA, Emilio Ramal, y contará con la presencia de los directores de los trabajos proyectados, así como con representantes del colectivo Los Mayores Valores, que explicarán este proyecto.

Los Mayores Valores es un proyecto en el que los mayores se acercan a los centros formativos para transmitir a los jóvenes el interés por el conocimiento de lo que ellos han experimentado, vivido o trabajado. De esta forma los mayores participan en la vida social, se sienten útiles, mejoran su autoestima y su salud.

Desde este proyecto se estudian y evalúan las diferentes formas de participación en la vida social de sus mayores, así como la identificación de las que mejor sintonizan con sus condiciones y que, simultáneamente, contribuyen en mayor medida a mejorar su sociedad.

Esa experiencia de los mayores puede ayudar al alumnado a establecer la conexión entre los datos académicos y la experiencia real en la vida cotidiana y en la actividad productiva, según el coordinador del proyecto, Manuel Rebollo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha