eldiario.es

Menú

‘Un superhéroe peculiar’

El filme Dr. Strange es entretenido y va a gustar tanto a los amantes del sello editorial Marvel como a los se introduzcan por primera en ese mundo de superhéroes

- PUBLICIDAD -
Fotograma de la película 'Doctor Strange'

Fotograma de la película 'Doctor Strange'

- Dr. Strange (2016)
- Dirección: Scott Derrickson
- Reparto: Benedict Cumberbatch, Chiwetel Ejiofor, Rachel McAdams, Mads Mikkelsen, Tilda Swinton, Benjamin Bratt y Michael Stuhlbarg

Dr. Strange, el personaje creado en los años sesenta por Stan Lee y Steve Ditko, no es de los superhéroes más conocidos de la editorial Marvel. Pero no por ello deja de ser, desde mi punto de vista, uno de los más interesantes. Su toque hechicero, su carga espiritual y su mundo interior lo distancian en gran medida de sus compis de acción.

En este escenario de magia y superstición se mueve muy bien su director, Scott Derrickson, que abandona el cine de terror al que nos tenía acostumbrados ( El exorcismo de Emily Rose, Sinister o Líbranos del mal) para sumergirse en el espectacular mundo de los superhéroes.

Derrickson narra con humor y toques barrocos la historia de Stephen Strange, un prestigioso médico egocéntrico y carismático que pierde la movilidad de las manos tras un accidente de tráfico. Cuando ve que todo su mundo se le viene abajo por no poder ejercer la medicina, viaja a Katmandú en busca de otras soluciones menos convencionales para su cura, concretamente en la comunidad Kamar-Taj. Allí descubre que hay un mundo que escapa a sus conocimientos, donde el espacio tiempo se pierde y los mundos se doblan (entre otras muchas cosas), y comprende que ese mundo está amenazado por fuerzas oscuras. Una vez consigue manejar sus energías y es consciente de su magia y su poder, tendrá que elegir si su don lo quiere para recuperar la vida anterior y volver a la cirugía o bien para luchar contra los estados del mal y defender al mundo de caer en esas redes.

Benedict Cumberbatch se encarga de dar vida a este superhéroe arrogante, divertido y desconocedor en un principio de todo su poder

Cumberbatch es sin duda uno de los mejores actores que hay en el panorama actual. Su solvencia interpretativa es otro punto muy positivo a tener en cuenta en esta cinta de superhéroes. Con este trabajo vuelve a demostrar su versatilidad a la hora de interpretar personajes. ¿Quién iba a decir que podría ser un superhéroe después de verlo en la estupenda The imitation game o en Agosto?

La calidad del resto de personajes es inmejorable, empezando por una siempre creíble Rachel MacAdams ( Spotligth, Una cuestión de tiempo o El Diario de Noa), en el papel de compañera, amiga, amante de Strange; seguida muy de cerca por la polifacética Tilda Swinton, de la que no deja de sorprender su capacidad camaleónica; si no, recuerden pelis como El Gran Hotel Budapest, El curioso caso de Benjamin Button, Quemar después de leer, Michael Clayton u Orlando.

En los personajes masculinos se encuentra Chiwetel Ejiofor, conocido sobre todo por su papel principal en la oscarizada Doce años de esclavitud, así como también en cintas como Marte o Salt. El papel de villano lo interpreta Mads Mikkelsen, actor danés que ya lo hemos visto haciendo de malo en pelis como Casino Royale, aunque prefiero destacar sus trabajos en Europa con películas como La caza o Un asunto real.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha