eldiario.es

9

Lo de las vallas del "Viera y Clavijo", un misterio más que sospechoso

ORDENANZA MUNICIPAL DE PAISAJE URBANO (S/C DE TENERIFE).- art. 5,  punto 3: “La publicidad en lugares que dificulten o impidan la contemplación de espacios públicos, edificios o conjuntos monumentales, no será admisible.

LEY CANARIA DE PROTECCIÓN DEL PATRIMONIO HISTÓRICO.- art. 34, punto 4: “Se prohíben las vallas publicitarias en todo el ámbito de los Conjuntos Históricos. “

Veamos el tratamiento institucional que recibe al respecto el Parque Cultural “Viera y Clavijo”: Este privilegio de enclave urbano, Bien de Interés Cultural, BIC declarado monumento, antiguo Colegio de La Asunción, edificio neogótico de 1900. La preciosa capilla con sus valiosísimas vidrieras, hoy cubiertas y escondidas para evitar pedradas vandálicas. El antiguo y señero teatro Pérez Minik, anexo e integrado en el conjunto arquitectónico, hoy desvencijado como todo el grupo inmobiliario ubicado en el interior de los 33.000 m2 del céntrico Parque; buque insignia del acervo patrimonial santacrucero que tan lamentable gestión sufre bajo la diversidad de competencias que confluyen sobre un área tan sensible a la historia y la cultura. Dispersión que solo  sirve para eludir responsabilidades y culpar a otros de la propia negligencia.

Lo de las vallas publicitarias, ya sin anuncios, que siguen “adornando” la entrada principal al recinto desde la Pza. República Dominicana, son el símbolo de la mala praxis oficial y falta de respeto hacia un entorno que fue centro y foco de influencia de una brillante zona urbana; hoy deprimida desde que en 2004 el Ayuntamiento cedió la gestión del Parque al Gº de Canarias; con el penoso resultado de su abandono, intento de demolición y presunto delito de “Expolio de Patrimonio por la Administración”, ante la pasividad municipal.

La Asociación “Por el Viera y Clavijo”, inscrita en los Registros correspondientes desde 2011, sin ánimo lucrativo y con el ideario declarado de auspiciar la rehabilitación de este maltratado patrimonio histórico y cultural, ha logrado ciertos objetivos a pesar del rechazo institucional hacia una actividad reivindicativa, desinteresada y gratuita, pero con el hándicap del papel mojado en el que está escrita la Ley de Participación Ciudadana… como si resultara molesto que alguien adyacente al poder propusiera soluciones viables a problemas planteados por la enfermiza burocracia oficial y la discrepancia entre intereses políticos y derechos cívicos.

Con la imprescindible ayuda de los medios de comunicación se consiguió concienciar a la población de la entidad del problema y, paso a paso, obtener algunos éxitos, como obligar a la restauración de las esculturas vandalizadas de Joan Miró y Christian Silvain: la “femme bouteille” y el “devorador de pájaros”; del busto pintarrajeado del maestro Tarridas (autor del “Islas Canarias”); de la decapitada estatua del propio Viera y Clavijo, ya restaurada a la espera de ser reubicada en el lugar que le corresponde. Se logró  que se limpiara de pintadas la tapia que bordea el Paseo de Asuncionistas, y que se borraran los  deteriorados grafitis que jalonaban la Avda. San Sebastián hasta el Hotel Escuela. Que se limpiara la fachada principal de grotescos anuncios mal pintados en el muro, impropios del paisaje urbano en una importante puerta de entrada a la capital. Que las vallas publicitarias, de paneles móviles, ilegalmente instaladas ante un enclave BIC, dejasen de exponer anuncios… ¡¡¡Pero las vallas en blanco siguen ahí!!!... contraviniendo la Ley y la Ordenanza aludidas al principio.

El hito más importante de la Asociación (30/03/2015) fue evitar la demolición del Pérez Minik anunciada por la Consejera multiusos del Gº de Canarias, la ínclita Dª Inés Rojas. Ante la pasividad del Ayuntamiento y la resignación de todas las formaciones políticas, se tuvo que acudir a Fiscalía para denunciar la tropelía que se estaba gestando. Como no llegó a cometerse el delito, se archivó la causa con un decreto de sobreseimiento demoledor, en el que se advertía de las consecuencias penales si alguien hubiese “metido la pala” en un BIC protegido por Ley.

Sería prolijo y falto de espacio detallar la secuencia, a lo largo de los años, de la decena de reclamaciones cursadas por la Asociación para que se retiren las vallas. La primera de ellas fue en 2012. La mayoría recibieron como respuesta un vergonzante silencio administrativo. Otras, las menos, han sido contestadas con evasivas o argumentos absurdos.

Destinatarios fueron: Gerencia de Urbanismo, Comisión de Sugerencias y Reclamaciones, el Presidente de la Comisión Técnica de Paisaje Urbano, Organismo Autónomo de Cultura, el propio Ayuntamiento… ante cuyo silencio y elusión de responsabilidades, la Asociación optó por acudir a la vía legal mediante denuncia al Juzgado de Guardia  –16 de mayo de 2015– en la que se describió la irregularidad urbanística y se solicitó que se instara al Excmo. Sr. Alcalde a retirar las vallas ilegales y su publicidad comercial (Pendiente de respuesta).

Alguna muestra de los disparates almacenados: Respuesta de la Gerencia de Urbanismo a la solicitud de copia de licencias de las vallas publicitarias (03/08/2012), tras pagar 15,58 € para que se nos facilitase el documento: “Consultados los archivos de esta Gerencia, no constan expedientes relativos a licencias de vallas publicitarias en los lugares referidos” [sic].

Otra de despropósitos. Esta de la Dirección Técnico Jurídica, Sección de Inspección Urbanística y Actividades (07/08/2013) –tras un año de presentada la reclamación en Sugerencias y Reclamaciones–: “Las vallas no tienen identificación de licencia municipal… Se identifica al anunciante como Ayuntamiento de Santa Cruz”… “El suelo donde se han instalado las vallas es propiedad municipal, por lo que se deberá consultar al Área de Hacienda, Recursos Humanos, Servicios de Soporte, Servicio de Administración Interna, Patrimonio y Contratación, y Sección de Patrimonio…” . Enigmático informe, sin pies ni cabeza, firmado por un jefe de sección y una arquitecta técnica que, desde luego, aquí se lucieron. A no ser que solo pretendieran gastarnos una broma.

La última reclamación presentada en la Comisión de Sugerencias y Reclamaciones lleva seis meses de silencio administrativo, lo que demuestra la inoperancia y futilidad de algunos cargos políticos que tanto encarecen el gasto público.

Todos los datos y detalles expandidos sobre el particular, constan en los archivos de la Asociación, y están a disposición de quien, desde la buena fe, necesite utilizarlos.

Conclusión: Si aparcase indebida e ilegalmente un vehículo en el umbral de entrada del Viera y Clavijo, una grúa y la multa pertinente solucionarían el problema de inmediato. Demasiado misterioso el endémico y aparentemente sencillo problema de las vallas.

Por correlación, las promesas electorales sobre la futura rehabilitación del BIC y la evidente falta de voluntad política al respecto mostrada al cabo de tantos años, inducen al recelo por falta de credibilidad. No obstante, seguiremos atentos y en la brecha.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha