La portada de mañana
Acceder
Zagatka, la fundación que financió una década de viajes de placer de Juan Carlos I
Habla la Generación Z: "Sabemos que el futuro será jodido. Somos pesimistas"
Opinión - ¡Busquen al hombre!, por Elisa Beni

El artista Guillermo Lorenzo, seleccionado para la exposición FEAR de la galería Volition de New York, busca apoyo institucional

'Vulnerable (cuando eres tú frente a los demás)', una de las obras de Guillermo Lorenzo seleccionadas
Las Palmas de Gran Canaria —

Tres piezas del artista grancanario Guillermo Lorenzo han sido seleccionadas para integrarse en la exposición FEAR, que se inaugurará el próximo 12 de octubre en la galería Volition, de Nueva York. “Su obra de arte es muy singular y cuenta una historia muy valiente”, ha dicho de ella la comisaria Sona Viola, según relata el artista, que necesita apoyo institucional para acudir a la exposición con sus obras. Ya lo ha solicitado al Gobierno de Canarias, afirma.

Las piezas seleccionadas, con un tamaño de 50x50 centímetros, tienen un marcado carácter de denuncia. La primera de ellas se titula Socorrismo judicial y policial (el ataque del corporativismo judicial y sus cloacas). La segunda, Vulnerable (cuando eres tú frente a los demás), y la tercera, Paseando mi estrella (cuando la lucha por mejorar la sociedad saca lo mejor que hay en ti, o te suicidas).

"La corrupción me inspira", sostiene el artista. “La metáfora del tríptico Mientras Vuelo en su significación coincidente a Día de la Hispanidad como conquista/abuso de poder, y una figuración en la diáspora que provocan determinadas persecuciones políticas/sociales en las que la corrupción -la gran marca Española actual- provoca la expulsión de la sociedad de diferentes maneras de quienes la denuncian”, recalca.

Guillermo Lorenzo, basa parte de su obra en su lucha como vecino del Palacio de Justicia de Las Palmas de Gran Canaria denunciando la corrupción que él refiere como "burguesía judicial, no sin el escarnio social tan cómplice en tapar y beneficiarse de la corrupción, connivencia, y todo tipo de recursos para multiplicarse como peces o salmones, según el caso del color de su manada, que normalmente es de quinientos morados, una medalla por portarse bien y por la que cobrará más cada mes, un ascenso, un destino... Esa diferencia entre los cómplices/cloacas perjudica y expulsa al resto de la sociedad honesta que a duras penas llega a fin de mes”.

Ya comenzó Lorenzo su denuncia durante su participación en la Primera Bienal del Paisaje con aquella performance que conocida como Burbuja Inmobiliaria, donde denunciaba ante la crítica artística la perversión del sistema.

Etiquetas
Publicado el
30 de septiembre de 2019 - 13:28 h

Descubre nuestras apps

stats