La portada de mañana
Acceder
El mapa de todas las inmatriculaciones de la Iglesia
¿A qué enfermos crónicos vacunar primero?
Opinión – No, no ha lugar, por Esther Palomera

Fuerteventura se prepara para el mayor proyecto audiovisual de España

Recreación del futuro Dreamland Studios

Fuerteventura acogerá el desarrollo del mayor proyecto audiovisual de España de los últimos tiempos. Esta isla es el escenario donde se proyecta poner en marcha Dreamland Studios, una iniciativa diseñada para “dar un impulso definitivo en el archipiélago a la producción cinematográfica, una potente industria que contribuirá a diversificar la economía de la Comunidad Autónoma”.  

Dreamland Studios está destinado a convertirse en “el centro de producción audiovisual más importante de Europa”, según explica su promotor, el empresario canario José Antonio Newport. Este complejo, localizado en el municipio de La Oliva, contará con una extensión de 160.000 metros cuadrados, estará guiado por un novedoso diseño arquitectónico, y aunará industria, formación especializada al más alto nivel profesional y una oferta de ocio pionera en el archipiélago.

La industria cinematográfica internacional mira cada vez más hacia Canarias como escenario de grandes superproducciones gracias a su inigualable clima y a sus ricas y variadas localizaciones exteriores. Y Dreamland Studios nace fruto de la necesidad de sumar al innegable atractivo paisajístico de las islas unas infraestructuras de alta calidad tecnológica donde desarrollar las grabaciones al más alto nivel cinematográfico. 

Dreamland Studios, destinado así a cubrir una importante demanda en el sector audiovisual canario, contempla la construcción del que sería el plató más grande de Europa con 6.000 metros cuadrados, un equipamiento que ejercerá de imán para “atraer importantes producciones audiovisuales”, destaca Newport.

“El principal objetivo de Dreamland Studios en Fuerteventura es generar una industria que complemente y ayude a que evolucione el modelo social, laboral y económico de Canarias”, afirma Newport, que relaciona el nuevo “paradigma digital”, como una oportunidad para las islas “que se debe aprovechar”.

“Es importante saber que se crearán más de 400 puestos de trabajo tecnológico directo de alta cualificación en una primera fase, con una proyección de más de 1.000 puestos indirectos. Además, esta ciudad del cine impulsará una nueva industria, que a su vez tendrá como efecto directo la aparición de empresas autóctonas del sector y una mayor especialización de mano de obra insular en tareas tan diversas como la construcción decorados, diseño de vestuarios o en iluminación y fotografía, entre otras…”, afirma Newport que además es vicepresidente de la Confederación Canaria de Empresarios.

La inversión prevista en este proyecto asciende a más de 100 millones de euros, y su puesta en marcha, de cumplirse los plazos previstos, está programada para finales de 2022.

Junto al mencionado estudio de 6.000 metros cuadrados, Dreamland Studios desarrollará dos platós más de 2.500 metros cuadrados cada uno; y un moderno edificio de postproducción diseñado específicamente para dar cabida a las grandes producciones audiovisuales. 

En palabras de Sebastián Álvarez, productor cinematográfico y otra de las almas del proyecto “se trata de ofrecer el paquete completo, para que toda producción audiovisual que llegue a Canarias atraída por unos exteriores de ensueño, tenga la posibilidad de rodar en interiores con la máxima tecnología y calidad y con la posibilidad de contar con una postproducción al más alto nivel”.

Dreamland contará con tres estudios de 6.000, 2.500 y 2.500 metros cuadrados respectivamente. A estos espacios hay que añadir la construcción prevista de un water tank -tanque de agua preparado para rodar escenas acuáticas- dentro de otra nave de 2.000 metros cuadrados, una dotación con la que hacer frente a producciones especializadas con las más altas exigencias técnicas- Un equipamiento que se completará con un edificio de postproducción dotado de las herramientas tecnológicas más modernas del sector. 

“Los tres platós que construirá Dreamland Studios, unidos a un wáter tank (dentro de otro plató de 2000 metros), especializado en producciones acuáticas, el edificio de postproducción junto con las ventajas que el marco impositivo canario da a las producciones en las islas, generará una industria que será referente en el mundo”, afirma Sebastián Álvarez, “Entramos en 2021 con la posibilidad de acelerar y trazar nuevos rumbos - los antiguos se han vuelto obsoletos - para la mejora de las capacidades de un sector de futuro según todos los índices, y además fuertemente necesitado de capital humano. Estamos a un paso de cambiar muchas cosas para bien en las islas”.

 “Todo estos productos audiovisuales, ya sean cinematográficos o tecnológicos serán desarrollados en las el archipiélago en su totalidad. Tradicionalmente, la creación de productos manufacturados ha sido complicada para Canarias, de ahí que siempre haya carecido de un sector industrial competente con el resto del territorio español. La lejanía de las materias primas o de los puntos de venta siempre han sido grandes desventajas competitivas en el sector. Sin embargo, esta barrera queda atrás en el sector audiovisual, dado que la distancia física deja de ser un impedimento y por fin podremos competir con el resto del territorio nacional y europeo. Es el momento de generar nuevos recursos”, asevera José Antonio Newport, empresario e ingeniero informático que tiene claro que las islas “no pueden desaprovechar esta oportunidad de colocarse en la primera línea de las grandes producciones audiovisuales internacionales.

Contenidos digitales

Dreamland está ideado para generar una nueva industria en Canarias ofreciendo los equipamientos más modernos para la creación de material audiovisual y contenidos digitales tanto en los formatos tradicionales, como los basados en realidad virtual, videojuegos o realidad aumentada.

Tecnología de vanguardia, aplicada a nuevos conceptos de ocio

La ciudad audiovisual Dreamland Studios contempla un nuevo concepto de ocio único en el mundo basado en experiencias inmersivas de realidad virtual y un Museo del Futuro en el que se proyectarán los prototipos de las tecnologías de vanguardia y como éstas afectarán a la sociedad en las próximas décadas.

“A través de experiencias de inmersión total en realidad virtual, los usuarios podrán nadar en entre tiburones, o vivir la experiencia de una caída libre en paracaídas al interior de un volcán”, explica Carlos Albero, otro de los promotores de este pionero concepto de entretenimiento en desarrollo en Dreamland Studios.

Este espacio de vanguardia, que contará con una veintena de experiencias inmersivas basadas en la realidad virtual, y realidad aumentada “se convertirá rápidamente en uno de los aspectos más importantes del proyecto, porque la isla necesitará profesionales de alta cualificación para desarrollarlo”, afirma el promotor Albero. 

Además, “está previsto el desarrollo de proyectos ligados a la inteligencia artificial, lo que conlleva la formación de un gran número de profesionales en las islas, y la captación de talentos tanto locales como del exterior”, añade Albero.

Formación y empleo de alto valor añadido

La transformación del modelo económico y social de Fuerteventura y de Canarias que impulsará la industria digital pasa por la capacitación y captación de profesionales que respondan a las altas y cambiantes exigencias de un sector en constante evolución. Esta premisa es la que ha llevado a Dreamland Studios a considerar la formación como un pilar fundamental de este proyecto. 

De ahí que esta ciudad del cine haya proyectado abrir en su complejo un centro educativo en una superficie de 10.000 metros cuadrados en el que se formarán alrededor de 200 alumnos y alumnas cada año. La formación que recibirán facilitará al alumnado su incorporación al mundo laboral como profesionales altamente cualificados, dado que trabajarán a corto plazo en las instalaciones de Dreamland Studios. Personal dedicado a la producción audiovisual, cámaras, ingenieros de luz y sonido, diseñadores gráficos, expertos en fotografía y un amplio grupo de profesionales que a través de los diferentes programas de formación se convertirán junto al talento atraído en uno de los referentes de la industria audiovisual y digital de Europa.

“Los sueldos en esta industria están por encima de los 40.000 euros anuales. Los jóvenes canarios podrán tener formación y empleo de alta cualificación en los tiempos de la digitalización. Es hora de que Canarias empiece a diversificar sus sectores económicos”, sentencia Newport.

El Cabildo de Fuerteventura debatirá en el pleno de este viernes, 29 de enero, la declaración de interés insular de esta proyecto.

Etiquetas
Publicado el
27 de enero de 2021 - 14:56 h

Descubre nuestras apps

stats