Tres detenidos en Lanzarote por cazar crías de pardela, una especie protegida

Pardelas cenicienta.

Efe

Las Palmas de Gran Canaria —

0

Agentes del Seprona de la Guardia Civil han detenido en Lanzarote a tres personas, una de ellas menor de edad, a las que sorprendieron cuando cazaban crías de pardela, una especie animal protegida, en el Charco del Palo, entre los municipios de Teguise y Haría. Un ciudadano que se encontraba en la zona observó que varias personas miraban en varios agujeros y grietas, por lo que avisó seguidamente a la Guardia Civil, que sorprendió a dos adultos y un menor de edad junto a un vehículo "con intenciones de practicar la pesca, según sus primeras declaraciones", informa el instituto armado en un comunicado.

Sin embargo, los agentes observaron que carecían de útiles de pesca, portaban un cesto para transportar hurones y un saco de tela de color marrón vacío, por lo que fueron identificados y seguidamente se inspeccionó la zona, en la que se encontró a escasos metros del vehículo una cuerda atada a una roca que se introducía en una oquedad en el acantilado.

En el interior de la oquedad se halló atado al otro extremo de la cuerda a un hurón y un ejemplar joven de una pardela cenicienta viva. También fue localizado otro saco de color marrón que contenía cuatro cadáveres de ejemplares jóvenes de pardela cenicienta, lo que llevó a estos tres vecinos de Tinajo a reconocer que estaban cazando pardelas, con ayuda del hurón.

Por ello, fueron inmediatamente detenidos como supuestos autores de un delito relativo a la protección de la flora y la fauna. Los cadáveres de pardelas fueron entregados al Cabildo de Lanzarote, recabándose los oportunos informes técnicos para unirlos a las diligencias policiales.

El hurón fue depositado en instalaciones municipales de Teguise y la pardela viva fue devuelta a su respectivo nido. La pardela cenicienta (Calonectris diomedea boreales) figura en la Relación de especies incluidas en el Listado de Especies en Régimen de Protección Especial, y del Catálogo Español de Especies Amenazadas, no figurando como especie cinegética en la normativa española.

La Guardia Civil recuerda que el Código Penal castiga las conductas descritas en el tipo penal con penas de seis meses a dos años de prisión o multa de ocho a veinticuatro meses y, en todo caso, inhabilitación especial para profesión u oficio e inhabilitación especial para el ejercicio del derecho a cazar o pescar por tiempo de dos a cuatro años. Los detenidos han quedado a disposición del juzgado de guardia de Arrecife y el menor de edad, hijo de uno de los adultos, a disposición de la Fiscalía de Menores de Las Palmas.

Las diligencias policiales realizadas por el Seprona quedarán a disposición de la Fiscalía de Medio Ambiente de Las Palmas. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats