La Agrupación Astronómica La Palma ve con “inquietud” la limitación de la observación nocturna en el Roque a los amateurs

Observatorio del  Roque de Los Muchachos, en las cumbres de Garafía.

La Agrupación Astronómica La Palma (AAP) ve  “con inquietud” la publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del pasado 12 de abril del convenio suscrito por el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), el Cabildo de La Palma y el Ayuntamiento de Garafía, para la gestión y el desarrollo del Centro de Visitantes del Roque de Los Muchachos en La Palma. En el citado documento,  señala, se limita” la actividad “nocturna no profesional” en el entorno del Observatorio situado en las cumbres de Garafía “a los 1.500 metros sobre el nivel del mar (msnm)”. 

En este sentido, la Agrupación Astronómica La Palma,  “entidad sin ánimo de lucro dedicada a la observación, divulgación, conservación del cielo oscuro de La Palma, entre otras actividades”, explica, ha expuesto por escrito su preocupación al IAC y al Cabildo. En las cartas remitidas a las citadas instituciones señala que “vivimos con inquietud la reciente publicación en el BOE del 12 de abril de 2021, en la cual se limita la actividad nocturna en el entorno del Roque de Los Muchachos, limitando la altura de la actividad no profesional a los 1.500 msnm”. 

La actividad de la AAP, añade, “entre otras cosas, está ligada a la astrofotografía del cielo, la observación y seguimiento de estrellas variables, para lo cual hay colaboración con la AAVSO (Asociación Estadounidense de Observadores de Estrellas Variables), observación y seguimiento de la actividad solar, búsqueda de nuevos cometas y meteoros, entre otras actividades de índole científico, para lo cual entre nuestras filas contamos con físicos, ingenieros, personal docente investigador, etc.”.

Apunta que “una de nuestras prioridades es la conservación del cielo oscuro de La Palma, para lo cual siempre buscamos un lugar cuanto más oscuro y carente de contaminación lumínica mejor, y divulgamos porque se cumpla la Ley del Cielo que tanto anhelamos conservar.

“Cabe decir”, subraya, “que no nos dedicamos al astroturismo, ni realizamos actividades de grupos numerosos, pues no es nuestro fin, por lo que convivimos con las empresas en muchos casos, pero siempre manteniéndonos al margen de la actividad empresarial y de público en general, en cuanto a observaciones de grupos. Tampoco estamos interesados en la gestión del Centro de Visitantes. Nos mantenemos al margen de ello”.

También exponen que “nos gustaría conocer, dada la lectura de dicho BOE, cual es el límite real de esa limitación que describe en cuanto a límite de cota y en cuanto a los alrededores del Roque de Los Muchachos. Tendemos a pensar que se refiere a los terrenos jurisdiccionales del municipio de Garafía, suscriptor del convenio, pues no se entendería de otra manera que esto abarcara a la crestería de La Caldera de Taburiente al completo, dado que hay otros municipios que tienen terreno sobre esa cota y también el Parque Nacional. Se entiende que esta limitación sea en la cercanía del complejo astrofísico y del Centro de Visitantes. De cara a nuestra actividad, ¿cómo nos afectaría como Asociación Astronómica este convenio? Estando siempre dispuestos a colaborar con el IAC en lo que formalmente se nos solicitara, pero necesitamos tener claro hasta donde llega este asunto”, concluye.

“Cierre” de la cumbre

A la AAP, señalan desde la Asociación, le preocupa el “cierre” de la cumbre, a la que “cada vez hay más impedimentos para subir a observar las estrellas”. 

El funcionamiento del Centro de Visitantes del Roque de Los Muchachos, según se establece en el convenio suscrito entre el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), el Cabildo de La Palma y el Ayuntamiento de Garafía, “nunca podrá tener un impacto negativo sobre la operación de los telescopios” emplazados en el complejo astronómico situado en las cumbres de la villa norteña, “especialmente en aquello que pueda dañar la actividad de observación y las cualidades del cielo que la permiten”. En este sentido,  se apunta en la cláusula sexta del acuerdo, “se necesitará el consentimiento previo y explícito del IAC para cualquier actividad nocturna (aquella que se desarrolle entre la puesta y la salida del sol) que se desee realizar en la zona del Roque de Los Muchachos por encima de los 1.500 metros de altitud, ya sea dentro o en los alrededores del Observatorio, pudiendo oponerse de manera justificada a todas aquellas actividades que puedan producir efectos nocivos en la observación e investigación astronómica, o que perjudiquen o interfieran con proyectos de investigación del IAC o de las instituciones presentes o futuras en el Observatorio”.  También indica que “todo pliego de cláusulas administrativas, convenio, acuerdo o cualquier otro negocio jurídico que pudiera influir en el estudio y observación astronómica requerirá el previo conocimiento y consentimiento expreso del IAC, sin el cual no podrá ofertarse o suscribirse el mismo”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats