La portada de mañana
Acceder
'Sánchez sentencia a Ábalos para marcar la diferencia con el PP y evitar el desgaste'
Teresa Ribera: “Confío en que no habrá más sorpresas con Doñana”
OPINIÓN | 'La zona gris', por Enric González

En recuerdo de Carlos Fernández Felipe

0

Aunque me parece positivo el hecho de que hoy, en una sociedad democrática, no haya necesidad de contar con líderes de poderes extraordinarios, en Breña Baja no ha de resultar indiferente el adiós a uno de sus hijos carismáticos. La muerte de don Carlos Mario Fernández Felipe, una figura sobresaliente de nuestro pueblo que nos permite presumir de una tierra en la que, a veces, nacen personas de gran competencia, con una fuerza de atracción digna de elogio, y con un alto grado de espíritu público y de generosidad.

Nacido en Las Ledas, Carlos Fernández ejerció el Magisterio en los colegios de Aguatavar, en Tijarafe, Las Caletas, en Fuencaliente, y en los colegios de 'Breñas' y de Miranda, en Breña Alta. De joven formó parte del coro parroquial y del grupo de teatro de Breña Baja, siendo agente impulsor de muchas actividades, especialmente la del Club de Luchas 'Breñas'. Entre las grandes experiencias vividas por Carlos Fernández Felipe podríamos destacar las de presidente del Teleclub Comarcal de Las Ledas, pues durante su gestión se construyó el edificio social. Posteriormente, reconociendo su labor, es nombrado responsable de todos los teleclubes existentes en la Isla. En 1974, como presidente de la Federación Insular de Lucha Canaria, marcó las directrices del futuro de este deporte, apoyando sobremanera 'la lucha de base'. Siempre se le consideró como uno de los mejores mandatarios de este deporte en la Isla de La Palma.

En 1977, Fernández Felipe fue designado vicepresidente del Cabildo y del Patronato Insular de Turismo, así como de la Mancomunidad Interinsular de Cabildos. Su militancia en el Partido Socialista le lleva a cargos de responsabilidad. Durante algún tiempo fue responsable de Política Institucional y, en 1985, es designado delegado del Gobierno en la Isla (hoy director insular de la Administración del Estado), cargo que ejercería durante once años.

En julio de 1997, con motivo del Cincuenta Aniversario del otorgamiento a Breña Baja del Título de Villa, el Ayuntamiento en Pleno le concedió la medalla de 'Miembro Honorario de la Corporación' por entender que don Carlos Mario Fernández Felipe ha sido y es un breñusco de pura cepa, con el que se puede hablar de muchos temas para mejorar nuestro convivir cotidiano y la supervivencia del espíritu de nuestro pueblo. Hombre servicial, cortés, atento y considerado, amante de su pueblo natal y conocedor de sus muchas actividades, pues si cultura y deporte no le son desconocidas, tampoco lo son aquellas que le ligan a la tierra: agricultor, ganadero, tabaquero y viticultor. En todas ellas, el amigo Carlos nos demostró la importancia de un comportamiento personal íntegro a la hora de llevar a cabo cualquier empresa colectiva, ya fueran tareas delicadas como la Educación; la cooperación con los ciudadanos desde Instituciones públicas; o en política, donde siempre fue partidario de un diálogo racional y democrático. Allí donde estuvo siempre supo medir la temperatura emocional de los hechos. Nunca fue embaucador, ni demagogo.

Gracias Carlos. Conocerte fue una suerte. Tratarte, un privilegio.

*Julio M. Marante Díaz es cronista oficial de la Villa de Breña Baja 

Etiquetas
stats