Santas y dichosas

0

La isla bonita no sólo es bonita, aunque mi cuñado diga que bonitos sí que estamos, sino que también empieza a ser más europea, más Smart, osease, inteligente que nadie, más vanguardista en el arte que Berlín y Nueva York, y por si fueran poco todos estos indudables méritos ahora somos sostenibilísimos, pues no hay día que no aparezca en la prensa algún nuevo proyecto sostenible, y a mí me encanta todo aquello que me entretiene más incluso que los fastos carnavaleros organizados desde el poder. ¿Quién dijo aquello del opio del pueblo? Sí, y me pregunto que todos estas sostenibilidades que nos ofrecen como panacea salvadora tienen presupuestos sostenibles que yo como defensor acérrimo de la sostenibilidad pueda sostener, como el dios Atlas sosteniendo el globo terráqueo o las Columnas de Hércules evitando que el cielo caiga cerrando el Estrecho. A mí personalmente que gustaría que alguien sostuviera mi cesta de la compra y los combustibles, y no te digo nada de la sostenibilidad del recibo de Endesa. Pero al parecer, en la periferia del volcancito van a construir un balneario, el Dichosa Wellness Clinic, y lo siento, pero mis queridos amigos de Fuencaliente van a tener que espabilar con la Fuente Santa, pues si no los palmeros y el turismo en general entre una Santa y una Dichosa no tengo duda, van a elegir la Dichosa, o no.

Etiquetas
stats