El Cabildo aprueba el inicio de la Evaluación Ambiental del Paisaje Protegido de El Tablado

Panorámica de El Tablado. Foto: JORGE PAIS

El pleno extraordinario del Cabildo de La Palma ha aprobado el borrador y el inicio de la Evaluación Ambiental Estratégica Ordinaria de la modificación sustancial plena del Plan Especial del Paisaje Protegido de El Tablado, en el municipio de Garafía. El consejero de Ordenación del Territorio, Gonzalo Pascual, ha destacado que la aprobación por unanimidad de todas las fuerzas políticas representa un paso importante, desde el máximo consenso, en el proceso de tramitación de la ordenación de un espacio de gran valor natural, agrícola y cultural. El Paisaje Protegido de El Tablado, que abarca un espacio de 223,64 hectáreas y un perímetro de 11,01 Kilómetros, fue incluido también en la Red Natura 2000 como LICZEC, se informa en nota de prensa.

Gonzalo Pascual ha valorado también la “gran implicación” ciudadana durante el período de consulta del borrador, que se ha plasmado en alegaciones, aportaciones y sugerencias dirigidos a mejorar este espacio. Asimismo, ha agradecido el trabajo del Servicio de Ordenación del Territorio, que trabaja en la redacción del documento, no solo por su confección sino también por las reuniones técnicas que han mantenido con las interesadas para resolver dudas o cuestiones concretas.

El consejero recalcó que ahora comienza la tramitación del avance del documento para su posterior aprobación inicial, que tendrá que pasar por un nuevo proceso de participación, hasta su última fase de aprobación definitiva, previa consulta a las administraciones e informe del Órgano Ambiental.

La ordenación del Paisaje Protegido afronta una serie de objetivos relacionados con la conservación de los valores naturales del espacio, que busca evitar nuevos deterioros, favoreciendo la coexistencia armónica de los hábitats naturales junto al paisaje agropecuario generado por el uso tradicional de la tierra. En esta línea se plantea salvaguardar preferentemente las especies de la fauna y flora amenazada o protegida; proteger los elementos geológicos que caracterizan la vertiente natural del paisaje de El Tablado, como son sus lomas y barrancos; proteger los elementos naturales que definen el paisaje, como son las formaciones vegetales de pinar canario, laurisilva y fayal-brezal, y mantener la coherencia y conectividad del espacio a ordenar, con la finalidad de garantizar la funcionalidad de los ecosistemas y el mantenimiento de los flujos de las especies entre este espacio natural y entre las cumbres y el mar.

En cuanto a los objetivos relacionados con la actividad agraria, apuesta por su mantenimiento y fomento por el papel desempeñado en la defensa de los recursos naturales y como generador de paisaje. Conservar y, en su caso, recuperar la actividad productiva compatible con los valores objeto de protección; favorecer el mantenimiento de los bancales, donde la agricultura sea un uso compatible; promover la formación en las técnicas de cultivo tradicionales en la zona y en las prácticas agrarias sostenibles, son algunos de los objetivos específicos planteados en el documento.

Conservar y divulgar los valores culturales del Paisaje Protegido de El Tablado es otro de los principales ejes de su ordenación. En esta línea destaca la promoción de la rehabilitación y conservación de las casas de tablas, así como el conocimiento de su singularidad para fomentar su conservación. Fomentar la conservación y la divulgación del patrimonio arqueológico y etnográfico presente en el espacio y la recuperación o mantenimiento de itinerarios de especial interés natural, paisajístico o cultural, figuran también entre los objetivos.

Compatibilizar la ordenación con la preservación de los valores naturales, culturales y paisajísticos existentes es otra de las grandes líneas que persigue este proceso, con el objetivo de estabilizar la población presente en el asentamiento, evitando su despoblamiento; mantener el uso residencial dentro del asentamiento, evitando las posibles repercusiones negativas sobre los recursos naturales y priorizando el mantenimiento de los hábitats y especies presentes; impedir la ocupación de suelo de alto valor por usos incompatibles con su conservación, y el reconocimiento del asentamiento poblacional existente fomentando su colmatación y evitando la expansión injustificada del mismo hacia el exterior.

Etiquetas

Descubre nuestras apps