La portada de mañana
Acceder
EH Bildu acaricia la victoria en Euskadi y pone en peligro la actual mayoría absoluta
La imputación de Rocha enreda aún más el rumbo de una Federación de Fútbol
Opinión - Jesús Cintora: 'El precio de la verdad'. Por Rosa María Artal

Condenado a un año y ocho meses de cárcel por amenazar de muerte a su expareja en La Palma

Fachada del Tribunal Supremo. Javier Lizón / EFE

Efe

0

Un vecino de Los Llanos de Aridane ha sido condenado por el Tribunal Supremo (TS) a un año y ocho meses de prisión por un delito de amenazas graves de muerte que hizo llegar a su expareja por medio de un amigo y de su hijo, y por otro de quebrantamiento de orden de mantenerse alejado de la mujer.

En 2021 se dictaminaron las medidas de protección a la víctima por medio de las cuales se prohibió a este hombre acercarse a la expareja a menos de 300 metros, y comunicarse con la misma por cualquier medio, para lo que se le implantó un dispositivo de acercamiento.

Pero, estando vigente la medida, el acusado en varias ocasiones se dirigió a la mujer profiriendo por medio de un amigo manifestaciones tales como “te voy a matar… voy a hacer un arma para cargármela a ella y al sevillano y después me mato yo.. antes de irme me la llevo por delante”, entre otras.

A finales de 2022 también llamó al hijo que tienen en común manifestando expresiones parecidas de que iba a acabar con la vida de su madre, que llegaron al conocimiento de ésta provocando en ella “gran temor y desasosiego”.

Un juzgado de lo penal condenó al hombre por un delito de amenazas graves y otro de quebrantamiento de medida cautelar imponiéndole dos años y medio de cárcel.

Además, se le prohibió acercarse a su expareja a menos de 500 metros, se le colocó una pulsera para controlar sus movimientos y ordenó comparecencia periódica en el juzgado para controlar su funcionamiento.

El hombre presentó un recurso ante la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife, donde se le rebajó la pena a un año y ocho meses al considerarse que no se trataba de dos delitos distintos sino de uno en concurso medial.

La mujer apeló ante el Tribunal Supremo pidiendo que se le impusiera, como mínimo, la condena anterior que, al sumar dos años y medio implicaría su entrada en prisión.

El Tribunal Supremo ha avalado el criterio de Audiencia Provincial de que existe una relación entre ambos cargos continuados, de manera que se estaría ante una sola acción en los delitos cometidos de forma continuada, las amenazas y el quebrantamiento de medidas.

Considera el Tribunal Supremo que se trata de una acción penal única, y su condena conjunta busca proteger la tranquilidad y seguridad de la víctima y el debido respeto a las decisiones judiciales.

Etiquetas
stats