La última serie sísmica en La Palma está relacionada “probablemente al movimiento de material magmático en la parte superior del manto”

Estación de la Red de Alerta Sísmica  del IGN en Jedey  (El Paso)

El análisis de los datos de la Red Geoquímica de Vigilancia Volcánica en La Palma “muestra variaciones y tendencias en los gases disueltos potencialmente relacionadas con el enjambre sísmico de julio-agosto 2020”, informa el Instituto Geográfico Nacional (IGN). Estos cambios “son similares a los ya observados durante los enjambres sísmicos de 2017 y 2018”.

El IGN también explica que la última serie, iniciada el 24 de julio y  dada por concluida el 2 de agosto, “está relacionada probablemente con una sobrepresión debida al movimiento de material magmático en la parte superior del manto, que se pone de manifiesto con roturas del material a esas profundidades. Son fenómenos que necesitan ser vigilados en tiempo real, ya que de su evolución podrían extraerse conclusiones acerca de la actividad volcánica a corto plazo”.

Las series sísmicas, apunta el IAC, “ocurridas en los últimos años en La Palma han sido posible monitorizarlas gracias a la densa red de instrumentos que en estos momentos dispone la Red de Vigilancia Volcánica del IGN en La Palma”. Indica que “son la manifestación de procesos habituales en zonas con un volcanismo activo y no suponen variación en la peligrosidad volcánica a corto plazo. Estos procesos profundos son señales muy tempranas de un proceso volcánico a largo plazo, que pueden durar años o décadas antes de producirse una erupción”.

La actual red sísmica del IGN en La Palma está formada por un total de 13 estaciones, que permiten "realizar un seguimiento en tiempo real de la actividad microsísmica de la Isla".

Etiquetas
Publicado el
7 de agosto de 2020 - 10:53 h

Descubre nuestras apps

stats