La portada de mañana
Acceder
El Tribunal Supremo se vuelve a jugar la causa del procés en Europa
Quién es quién en las elecciones alemanas
La vida sin miedo de los palmeros sobre un volcán que puede estallar

División de opiniones en el epicentro de la crisis de Nueva Canarias

Rafael, vecino de Agüimes. (A.B.)

A.B.

Agüimes —

Juan y Agustín, ambos docentes, aprovechan el sol de este domingo electoral en el municipio grancanario de Agüimes para montar un asadero mientras discuten los pros y los contras de la reunificación del nacionalismo canario, de la alianza entre Nueva Canarias (NC) y Coalición Canaria (CC). 

Juan, que apoya Roque Aguayro a nivel local, dice que ha votado a NC aunque la agrupación local se haya desligado de esta alianza porque, “egoístamente, hay que ver que las comunidades que están mejor son las que tienen nacionalismos fuertes,” dice. Agustín no ha ido a votar aún y dice que no lo tiene decidido. Ha votado a partidos de diferentes ideologías en el pasado, pero se muestra de acuerdo con Juan porque “con un escaño [Nueva Canarias] han conseguido lo que no habíamos conseguido en décadas”.

La reunificación nacionalista que han puesto en marcha NC y CC para estas elecciones generales se ha topado con la resistencia de los líderes políticos de Agüimes. Roque Aguayro, la agrupación municipal que gobierna el municipio del sureste grancanario con mayoría absoluta, y su antiguo líder, Antonio Morales, que ahora gobierna el Cabildo de Gran Canaria por Nueva Canarias, han decidido no participar en la campaña de NC-CC y han hecho públicas sus críticas a la coalición. 

Roque Aguayro ha apoyado las candidaturas de NC a las elecciones generales en las cuatro últimas elecciones generales, pero no siempre han conseguido resultados fuertes en el municipio. En 2015 y 2016,  consiguió un 24% de los votos en coalición con el Partido Socialista, pero cuando se presentó en solitario en 2019 solo obtuvo un 10%. En 2011, en alianza con CC, consiguió un 14% de apoyos. Mientras, Roque Aguayro ha ganado las elecciones municipales con más de un 60% de votos las cuatro últimas legislaturas.

"La decisión para las generales es separada"

Gloria vuelve de tomarse algo con unas amigas después de ir a votar. Cuenta que siempre ha apoyado a Roque Aguayro y que cuando vota en las elecciones generales le gusta saber lo que piensa la agrupación local, pero dice que “la decisión para las generales es separada.” No ha votado por NC. 

Se unen a la conversación Carmen y Débora, unas autodefinidas “roqueras de toda la vida.” Dicen que aunque quizás hubiesen votado a NC en solitario, tienen muy claro que no los van a apoyar en unión con CC, ni aunque los apoyara Roque Aguayro. “Trabajamos 26 años en sacar a los de Coalición como para ahora juntarnos con ellos,” exclama Carmen. 

Rafael, recepcionista de hotel, está en el Bar el Lagarto, enfrente al Ayuntamiento. Relata que vota a la izquierda, pero no por Roque Aguayro, porque quiere que haya una oposición más fuerte. En relación con los recientes movimientos en los partidos nacionalistas, Rafael dice que en su entorno se vivió con sorpresa el pacto entre dos partidos normalmente enfrentados. Sin embargo, no cree que la denuncia de Roque Aguayro cambie mucho porque, aunque lo que diga la agrupación en el pueblo “va a misa,” en las elecciones generales “el voto ya está decidido porque la gente vota como castigo, en contra de las opciones que menos le gustan.”

Yaiza detiene un momento su trabajo en los jardines del ayuntamiento para explicar que no tiene claro aún a quién votar. Tiene buena imagen del gobierno local porque, asegura, “es de los que más empleo crea,” pero a su entender Roque Aguayro solo participa en la política municipal. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps