Fitur, o cómo el turismo en Canarias ignora el potencial gastronómico de las islas

Showcooking FITUR

“Vamos a volver a los índices de 2019”; “hay un gran interés en nuestro destino de sol y playa, sin competencia alguna en Europa en el invierno” o “somos carnaval” son algunos de los mensajes más repetidos por los políticos presentes en Madrid a todo aquel que le pusiera un micrófono, los mismos mensajes que repartieron los gabinetes de prensa por doquier. Pero, ¿y la gastronomía?

Y aquí es donde está el quid de la cuestión ahora, si queremos girar y convertirnos en un destino gastronómico de primera, ¿por qué ignoran todos, empresarios y políticos, el gran valor del que disponemos en las islas? Y no me he equivocado, creo que la culpa es de absolutamente todos, empezando por Turismo de Islas Canarias, continuando por los diferentes Patronatos de Turismo de cada isla, descendiendo a los diversos ayuntamientos y terminando por las cadenas hoteleras y profesionales que conforman la interminable comitiva de las Islas Canarias en Fitur. Permítanme que lance unas preguntas al aire que sirvan como reflexión al respecto:

¿Cuántas veces han hablado con nombre y apellidos de la gastronomía canaria en las entrevistas realizadas en diversos medios de comunicación? También les invito a mis compañeros de medios de comunicación a que reflexionen al respecto. He echado de menos estas reflexiones cuando han entrevistado a tanto político presente allí.

¿Se ha llevado a Fitur a cocineros o cocineras de renombre a la hora de promocionar las islas como destino gastronómico?

¿Se cuenta la historia de sitios como Casa Tomás y sus costillas en Tenerife, Fuji (Gran Canaria) como primer restaurante japonés abierto en España, o La Bodega de Santiago en Lanzarote, de cómo la familia que creó la tradición de ofertar queso y vino en las visitas a Timanfaya? Pequeños ejemplos de cientos de historias con interés y personalidad que abundan por las islas.

¿Por qué ignorar en los elementos de promoción la fuerza que daría poner con nombre y apellidos a todos esos restaurantes presentes en las dos grandes guías gastronómicas nacionales como son la Guía Michelin y la Guía Repsol? En este aspecto me sorprende el olvido o la falta de visión no solo de Promotur, sino también de los cabildos correspondientes, los ayuntamientos y también incluso por parte de las cadenas hoteleras que los acogen. Entre todos ellos no he visto ni media mención. 

Todo mi reconocimiento a Graciliano Díaz, que lleva elaborando 29 años los zumos para los miles de personas que degustan las bondades de la fruta canaria. Bonito guiño el de GMR llevando algunas catas de producto local en el stand con gente de Hecansa, elaborándolo, y muy buenos profesionales presentándolo y defendiéndolo. Lo del catálogo de GMR en sí ya es otro cantar y creo que toca pedir responsabilidades a la gestión que se está llevando a cabo por parte de esta empresa que cuelga de la Consejería Agricultura del Gobierno de Canarias. Las Islas Canarias en gastronomía son mucho más que papas y mojo, vino, gofio, plátanos y aguacates, pero si no somos nosotros los que creemos en ello, no podemos pretender que otros lo vean. 

Tenemos que ser conscientes de que las islas pueden ser un destino gastronómico de primer nivel si de verdad creemos en sus profesionales y los ponemos en valor para que los turistas se decidan a subir un avión y viajar aquí. Hay buscar y mostrar nuestra gastronomía y nuestro sector primario de una manera firme y convincente para un escaparate como es el de Turismo Islas Canarias y ferias como Fitur ofrecen, porque parece que hemos depositado toda esa responsabilidad en congresos gastronómicos como Madrid Fusión o similares, y eso es un tremendo error en el que caemos y caemos una y otra vez

Da igual el partido que gobierne y la persona que ocupe el cargo de gerente en Promotur, es un mal enquistado en los técnicos tanto de cabildos como de Gobierno de Canarias y no se hace nada por cambiar. Dicha responsabilidad también la extiendo a todas las asociaciones hoteleras y hosteleras de las islas, como son ASHOTEL, FEHT, empresas hoteleras y el largo etcétera que conforman el contenido que se lleva a ferias de esta características. 

Como ejemplo y cierre, creo que ha hecho mucho más un video de José Andrés y su familia comiendo Lapas en Tazacorte que toda la promoción gastronómica que la expedición total de Canarias (pública y privada) ha realizado en Fitur. Y ya como idea gratuita, ¿cuántos han aprovechado para llevar a comer a sus clientes a un restaurante como Gofio en Madrid? Para quien no lo sepa, con una Estrella Michelin se ha convertido en el embajador por excelencia de la “alta cocina canaria”, y me atrevería a decir que no sólo en la capital de España, sino que en todo el país, incluida Canarias, ya que su cocina bebe directamente del recetario canario llevándolo a otro nivel.

Quizás, y solo quizás, una cena con los touroperadores o clientes más importantes del destino presentes en Fitur sea más importante de lo que creen. Poner esa responsabilidad en estudiantes de Hecansa no me parece lo más apropiado, no creo que un turista elija las islas como destino según la calidad de sus hoteles-escuela, si hablamos de gastronomía propiamente dicha.

Ahora que el año ya está “vendido” de la manera que se haya podido, ojalá las personas que tienen la responsabilidad de pensar en las próximas grandes ferias turísticas presenciales como puedes ser la World Travel Market de Londres, en noviembre, empiecen a tomar en serio la gastronomía, que soñemos con un golpe en la mesa durante el próximo Fitur para 2023 y veamos ese pequeño giro que tanto bien puede hacer para nuestro destino, Islas Canarias.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats