eldiario.es

Menú

Tibicena, Iruene y Aguayán probarán su utilidad como perros guía

LOS TRES CACHORROS DE BARDINO DE FUERTEVENTURA VIAJAN A MADRID PARA SER ADIESTRADOS

- PUBLICIDAD -

Tres cachorros de perro bardino autóctonos de Fuerteventura partieron este viernes Madrid para ser adiestrados por la Fundación ONCE del Perro Guía, que probará si la raza canaria puede ser útil en la asistencia a personas con discapacidad visual.

Una iniciativa enmarcada en un Convenio suscrito entre el Cabildo de Fuerteventura, la Fundación ONCE del Perro Guía (FOPG) y las asociaciones de criadores de perros de raza majorera, que han seleccionado entre más de sesenta crías a los tres cachorros escogidos, llamados Tibicena, Iruene y Aguayán, según explicó al despedirlos en el aeropuerto el consejero insular Víctor Alonso.

El consejero de Asuntos Sociales del Cabildo de Fuerteventura se mostró satisfecho de que, "al fin, la raza de perro majorera tenga la oportunidad de demostrar su valía".

"Desde que nos pusimos en contacto con el director de la ONCE en la isla hasta hoy ha pasado un año y medio, pero el bardino lleva acompañando a los canarios desde hace cientos de años y, aunque sabemos que, tanto el proceso de socialización como el adiestramiento son pruebas muy exigentes, esperemos que estos tres cachorros las puedan superar con éxito", declaró.

Beneharo Martínez, presidente de la Asociación para la Conservación del Perro Majorero, que embarcó con los cachorros rumbo a Madrid, se mostró optimista al inicio de un proceso que dijo "va a ser largo, pero que puede suponer un gran impulso para la raza del bardino, después de unos años en que se ha visto amenazada su identidad y conservación como especie".

Tibicena, Iruene y Aguayán viajarán primero al Centro de Caniles de la FOPG en Boadilla del Monte, para ser luego separados y entregados a tres familias que los acogerán durante un año para realizar el periodo de socialización.

Si superan este estadio satisfactoriamente, los cachorros pasarán a las fases de adiestramiento y periodo de prueba, que podrían extenderse durante alrededor de otros dos años.

Tibicena y Aguayán son hermanos, y nacieron el 5 de diciembre de 2008, mientras que Iruene nació el 1 de enero de 2009.

Las dos hembras, Tibicena e Iruene, tienen nombre de demonios mitológicos canarios, que los aborígenes asociaban con figuras de perro, mientras que Aguayán significa perro en aborigen.

Las pruebas realizadas a los tres cachorros constatan que se encuentran en perfecto estado de salud, tras haber sido vacunados y desparasitados y contar con su cartilla sanitaria, certificados de vacunación e identificación mediante "microchip" en regla.

Para estimar la aptitud de la raza majorera como perro guía, al menos dos de los tres cachorros donados deben llegar a ser graduados como perros guía y superar un periodo de prueba de trabajo con la persona ciega a quien hayan sido asignados.

En caso de superar la valoración, la raza de perro majorera se sumará a las otras razas habituales de perros guía, como el Labrador, el Golden Retriever y el Pastor Alemán.

Con ello, la FOPG podría incrementar el número de animales disponibles para el adiestramiento, permitiendo cubrir las necesidades de un mayor número de personas usuarias de perros guía.

La Fundación ONCE del Perro Guía entregó sólo en 2007 un total de 120 perros guía perfectamente adiestrados para mejorar la autonomía y la movilidad de las personas con discapacidad visual, señaló la propia institución.

Actualmente, cerca de 900 personas con ceguera o deficiencia visual grave son usuarios de perro guía en España.

Desde su creación en 1991, esta Fundación ha proporcionado más de 1.500 perros, el 75% de ellos adiestrados por ella misma, y el resto por la escuela norteamericana Leader Dogs For The Blind, en Rochester, fruto de un acuerdo firmado entre ambas entidades y el Club de Leones.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha