Educación amplía la ayuda de comedor de cuota cero a julio y agosto

Niños en un comedor escolar.

La consejera de Educación, Manuela Armas, ha anunciado este viernes que el Gobierno de Canarias ampliará la ayuda de comedor de cuota cero a los meses de julio y agosto. El departamento autonómico realizará dos recargas más de las 13.980 tarjetas monedero para atender al alumnado de familias con dificultades económicas, también durante estos dos meses de verano.

Estas nuevas ayudas constituirán la cuarta y quinta campaña de esta iniciativa, que supone un gasto de 1,6 millones de euros por cada una de ellas. Educación paga por cada alumno o alumna 120 euros para alimentos y productos de higiene de primera necesidad. Los beneficiarios son estudiantes de centros públicos dependientes del Gobierno de Canarias que disfrutan del comedor escolar a cuota cero, es decir, que no pagan nada por dicho servicio debido a sus escasos recursos.

El Ejecutivo puso en marcha esta medida en marzo para apoyar al alumnado en situación económica crítica que no podía disfrutar del servicio de comedor por el cierre de los centros educativos a causa del COVID-19. “El curso ha finalizado pero el compromiso del Gobierno de Canarias con estos niños y niñas continúa, velando porque estén atendidos durante estos dos meses en los que no hay clase, pero en los que las dificultades y necesidades de las familias no desaparecen”, indicó la consejera.

Educación informará de las recargas cuando se realicen. Las condiciones de la ayuda, que se han comunicado a las familias, se mantienen. Por lo tanto, no será necesario agotar el saldo en una sola compra, sino que se podrá repartir en varias. No se podrán hacer pagos superiores a esta cuantía con las tarjetas, que caducan el 31 de diciembre de 2020. El saldo se puede consultar en los cajeros de Caixabank o en la web moneytopay.com

Los beneficiarios deben conservar los tickets de las compras efectuadas por si son requeridos como justificación y no deben deshacerse de la tarjeta una vez consumido su saldo. Las familias deben devolver la tarjeta al centro educativo cuando se les exija y destruirla cuando caduque o sea sustituida. Si se produce alguna incidencia, deberá comunicarse al centro educativo o contactar con Caixabank a través del número de teléfono que aparece en la tarjeta.

Etiquetas
Publicado el
3 de julio de 2020 - 15:55 h

Descubre nuestras apps

stats