La portada de mañana
Acceder
Madrid, a la cabeza de contagios y a rebufo en las medidas frente a los rebrotes
Lo que sabemos y no sabemos que ocurrió antes de la explosión en Beirut
Opinión - Monarquía: España ante el espejo, por Jesús Cintora

Un modelo matemático predice que Canarias dejará de registrar nuevos contagios de COVID-19 hacia finales de abril

Personal del servicio de limpieza de la capital tinerfeña desinfecta una calle

La proyección de un modelo matemático elaborado por Pedro Saavedra, catedrático de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), para analizar la evolución de la COVID-19 en España sugiere que Canarias podría dejar de registrar nuevos casos de la enfermedad hacia finales de abril, siempre que no se produzcan “alteraciones relevantes” de la situación de confinamiento en la que se encuentra el país desde que el 14 de marzo el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, decretara el estado de alarma por la pandemia del coronavirus.

Su autor, doctor en Matemáticas, catedrático del área de Estadística e Investigación Operativa y, desde diciembre de 2015, miembro de la Real Academia Canaria de las Ciencias, advierte, no obstante, de que los datos deben interpretarse “con mucha cautela”, puesto que la finalidad de su estudio es explicar la evolución de la epidemia hasta donde alcanzan las cifras oficiales del Ministerio de Sanidad, aunque permite, “de forma secundaria”, hacer una predicción de la tendencia media nacional. Precisa, además, que un aumento de los recursos para diagnosticar la enfermedad puede alterar la curva.

El informe ha sido elaborado a partir de las incidencias diarias (número de personas diagnosticadas) que se han contabilizado desde el pasado 27 de febrero en las 17 comunidades autónomas y las ciudades de Ceuta y Melilla. Para analizar y ajustar estas cifras, Saavedra ha utilizado un modelo ad hoc basado en los datos publicados de la provincia china de Wuhan, el epicentro de la pandemia, el lugar donde se detectó el primer brote de la enfermedad COVID-19 y donde la pasada semana se levantaron las medidas de confinamiento después de once semanas de cuarentena.

El modelo de evolución de Wuhan, junto a los datos recabados a diario de los informes del Ministerio de Sanidad, ha permitido deducir un patrón de evolución nacional de la pandemia y uno específico para cada territorio. La curva sigue una tendencia similar a la dibujada en la provincia china. Aunque existe una gran disparidad entre las comunidades autónomas en cuanto a la incidencia relativa (el número de casos por cada 100.000 habitantes), los picos de nuevos contagios se han registrado en todas las regiones, a excepción de Castilla La Mancha, en un lapso de cinco días, entre el 27 de marzo y el 1 de abril. En el caso de Canarias, la región con menos personas diagnosticadas por población, ese alcanzó el día 27, cuando se registraron 147 nuevos casos de positivos en COVID-19.

Aparte de analizar la evolución de las cifras absolutas, del número de casos por día, y la tendencia, expresada en una curva, el modelo elaborado por Saavedra permite realizar una proyección con horizonte en el día 26 de abril, la fecha en la que concluye la primera prórroga del estado de alarma. De esta predicción se colige que, siempre que no se produzca ninguna variación de las condiciones en que se ha realizado la estimación, la incidencia media podría ser muy baja en un horizonte de dos semanas, de manera que en el caso de las Islas se podrían dejar de registrar nuevos contagios en el último fin de semana de abril.

El autor señala también que la fiabilidad de esta predicción es menor para cada una de las comunidades autónomas que para la tendencia media nacional y que, “obviamente”, decrece para los días más alejados del último de observación de los datos.

Los resultados del modelo, que se resumen en unas gráficas, permiten concluir que las incidencias registradas hasta la fecha en las 17 comunidades y en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla obedecen al patrón nacional estimado.

Canarias acumula cerca de 2.000 casos de COVID-19 desde que se registrara el primero, el día 31 de enero, en la isla de La Gomera. En los últimos días, el ritmo de contagios se ha ralentizado en las Islas. Este lunes se contabilizaban 14 nuevos casos. El martes, 17. Esta circunstancia ha abierto el debate sobre la posibilidad de iniciar el proceso de desconfinamiento en las Islas, aunque el comité científico que asesora al Gobierno de Canarias descartó este martes que el Archipiélago se convirtiera en un “laboratorio” para la desescalada de las medidas de cuarentena fijadas por el Ejecutivo central.

Etiquetas
Publicado el
16 de abril de 2020 - 00:02 h

Descubre nuestras apps

stats