La playa de Tauro, tras la nueva valla reforzada con una malla verde.

En un escrito dirigido al Jefe de la Demarcación de Costas de Canarias, los vecinos de la Playa de Tauro, en el municipio grancanario de Mogán, han pedido que se reabra la zona de baño y se recupere su estado natural. “La queremos como antes”, dicen.

Costas anula la concesión de Tauro al Grupo Anfi por incumplir las cesiones de terreno necesarias para expandir la playa

Costas anula la concesión de Tauro al Grupo Anfi por incumplir las cesiones de terreno necesarias para expandir la playa

Denuncian que el cierre de la playa está teniendo para ellos consecuencias sociales y económicas. Luis González, propietario de un bar en la zona de Tauro, ha señalado en declaraciones recogidas por El Sur Digital GC que está "entrando en la ruina", sin poder pagar el alquiler ni los impuestos debido a la reducción de clientela tras el levantamiento de la nueva vaya "por el antojo de un político de turno". González se muestra crítico con el Ayuntamiento del municipio, presidido por Onalia Bueno (Ciuca), que tras el levantamiento de la valla, cerró la carretera de acceso a la playa, decisión que el hostelero ha llevado a los juzgados.

La playa está cerrada desde hace años por las obras que pretendían ampliarla e incrementar sus servicios, que luego quedaron suspendidas por el conflicto judicial. Según González, los vecinos habían reabierto la playa desde 2017 para el disfrute de locales y visitantes.

En el mes de julio se volvió a levantar la valla y pocas semanas después el Ministerio de Transición Ecológica retiró a principios de agosto la concesión al Grupo Anfi para la ocupación del dominio público para la obra de transformación de la playa y explotación de los servicios de temporada por su incumplimiento de las cesiones de terreno requeridas para la obra. El Ministerio ha ordenado a la Delegación del Gobierno que tome la medidas oportunas para la retirada del material de obra y la reapertura de la playa.

En pasadas declaraciones a esta redacción, el Jefe de la Demarcacion de Costas de Canarias, Rafael López Orive, ha advertido que la reapertura “no puede ser de un día para otro” y que será necesario estudiar las condiciones de la playa para reabrirla con garantías.

Las obras en la playa, criticadas por su impacto ambiental y el uso de arena del territorio ocupado del Sáhara Occidental, se han visto paralizadas por un conflicto judicial que le costó al anterior jefe de la Demarcación de Costas, José María Hernández de León, una condena por prevaricación y falsedad documental de tres años de prisión y nueve de inhabilitación de la que fue absuelto por el TSJC. La Fiscalía ha recurrido la decisión.

La transformación de la playa prometía dar paso a un gran proyecto turístico en una de las últimas zonas aún por desarrollar en el sur de la isla, incluyendo un muelle deportivo, un centro comercial y unas unas 7.500 camas hoteleras, dos campos de golf y una superficie comercial de 18.000 metros cuadrados coronados por un paseo marítimo uniendo la playa del Cura con Amadores y una muelle deportivo para 400 atraques.

Etiquetas
Publicado el
6 de septiembre de 2020 - 20:33 h

Descubre nuestras apps

stats