La portada de mañana
Acceder
El otoño arranca con cinco comunidades en situación grave
Gobierno y Comunidad de Madrid ultiman un plan de fases y medidas más duras
Entrevista - Rufián: "Meter a Cs en los Presupuestos saca a Podemos"

Díaz Guerra (PP) se disculpa por haber propuesto el sacrificio de los gatos callejeros de Santa Cruz y dice que fue "provocado"

Un gato callejero se lame la zarpa

Guillermo Díaz Guerra, primer teniente de alcalde y concejal responsable de las áreas de Bienestar Comunitario, Servicios Públicos y Sanidad del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, se retractó esta tarde y trasladó sus disculpas en relación con una frase "lamentable", admitió, que provocaron una intensa polémica después de ser adelantadas por este medio digital. La "desafortunada" expresión a la que hizo mención el referente del Partido Popular santacrucero recogía su posición favorable al exterminio de las colonias de gatos, de los felinos callejeros en general si no contaban con un chip de identificación. "Si tengo que hacerme cargo de las colonias de gatos lo que hago es sacrificarlos", aseguró Díaz Guerra en el curso de una reunión celebrada el pasado martes en la que se trató la necesidad de reducir la población de felinos que deambulan por las calles de la capital, idea recogida en un audio grabado en ese encuentro.

Hoy el representante popular y número dos del equipo de gobierno de la Corporación municipal reiteró en varias ocasiones sus disculpas "por una frase que puede haber herido a muchos amantes y tenedores de animales" y que no reflejaba su "sentir, que no es mi voluntad de acción, sino una conversación", a la vez que habló de "falsas declaraciones" y "falsa noticia" lo informado por este medio. Pidió Díaz Guerra que "me juzguen por mis hechos" no por una frase "sacada de contexto" propiciada "por los nervios de la situación" y que fue, dijo, "provocado" por su interlocutor. Situó la frase señalada en el contexto de "una situación de tensión" en una reunión "a puerta cerrada" y con el objetivo de "acercar posiciones", afirmó.

Lo cierto es que el contenido del audio del encuentro el primer teniente de alcalde no solo hay una frase o expresión motivo de crítica. Que la presencia de felinos callejeros constituye "una plaga que hay que eliminar" o "si los cuidadores "quieren tener gatos no los tengan en la ciudad, cómprense una finca", han sido ampliamente comentadas en las últimas horas, especialmente en redes sociales y, mayoritariamente en tonos no precisamente elogiosos.

Díaz Guerra hizo especial hincapié en reclamar a los tenedores de animales el cumplimiento de las ordenanzas municipales al respecto, afirmando que la otra parte presente en la reunión "se negaba a cumplir". Los colectivos animalistas han denunciado en numerosas ocasiones que las ordenanzas señaladas son parte del problema en cuanto permiten esos procedimientos de la eliminación física de los animales, incluso vulnerando los principios marcados en el borrador de la próxima ley de Protección Animal del Gobierno de Canarias, aseguran.

El portavoz popular insistió en que los felinos en la vía pública hay que tratarlos como una plaga, pero en esta ocasión apostó por "capturarlos y llevarlos al albergue" municipal de Valle Colino; no habló de sacrificarlos. La realidad es que en esas instalaciones se prioriza la atención a los perros abandonados, esto es, una perrera, y no cuenta con una gatera. Conocedores del comportamiento animal destacan que los gatos se estresan, enferman y mueren en espacios cerrados en los que se ven rodeados por multitud de perros y sus ladridos, por los que no son partidarios de trasladar a los felinos a centros de esas características.

Es por ello que otras administraciones públicas han venido secundando las demandas de las asociaciones animalistas para controlar la población de estos animales callejeros siguiendo el método CER (captura, esterilización y retorno) como el sistema ético más consecuente con colonias de animales como los gatos. Ese es el sistema que ha puesto en marcha recientemente el Ayuntamiento de La Laguna.

Al hilo de lo anterior, resulta llamativo el aparente cambio de posición de la Corporación santacrucera, en cuyo nombre habló Díaz Guerra, con respecto al anunciado proyecto de esterilización de los gatos en la capital y consensuado hace ahora dos años por parte del equipo de gobierno, con José Manuel Bermúdez alcalde, como ahora.

La intervención de Guillermo Díaz Guerra fueron subidas a su cuenta personal de Twitter, reabierta después de haber decidido cerrarla ayer ante el fragor de la polémica generada con sus palabras.

Etiquetas
Publicado el
10 de septiembre de 2020 - 23:14 h

Descubre nuestras apps

stats