La portada de mañana
Acceder
Israel se prepara para una ofensiva en Rafah mientras el mundo mira a Irán
EH Bildu, una coalición que crece más allá de Sortu y del pasado de ETA
Opinión - Pedir perdón y que resulte sincero. Por Esther Palomera

Tenerife declara la emergencia hídrica

El pleno del Cabildo de Tenerife ha aprobado este viernes una moción institucional que aprueba la declaración de emergencia hídrica en la isla e insta al Consejo Insular de Aguas de Tenerife (CIATF) a tramitarla, un respaldo unánime que llega ante la constatación de “una sequía extrema y de larga duración en medianías”.

Está previsto que el CIATF, como organismo competente, se reúna el martes con el fin de abordar la declaración de emergencia hídrica y evaluar y ejecutar, junto a Balsas de Tenerife (Balten), las acciones para “garantizar” el abastecimiento de la población y el sector agrícola, así como las medidas preventivas para evitar pérdidas en la red y otras relacionadas con el uso racional del agua.

La moción institucional, acordada por todos los grupos políticos con representación en el Cabildo, incluye instar al Consejo Insular de Aguas a tramitar la declaración de emergencia hídrica y la ejecución de planes de emergencia.

El acuerdo también solicita a dicho consejo insular, a BALTEN y a los ayuntamientos a que analicen e implementen medidas para “garantizar” el suministro de agua a la población y al sector primario, a que persigan alcanzar los caudales necesarios para la producción agrícola y a preservar los usos sanitarios y domésticos.

Además, se urgirá a desarrollar e implementar medidas preventivas para disminuir las pérdidas de red y promover el uso eficiente del agua en coordinación con otras administraciones, organismos u organizaciones.

También se propone, previo a los trámites oportunos para la tramitación de emergencia, las obras de emergencia de agua para el campo, y que estas sean competencia del Cabildo Insular de Tenerife.

La presidenta del Cabildo de Tenerife, Rosa Dávila, ha añadido que las medidas que se adopten para el suministro de agua, tanto de carácter preventivo como las recogida en una declaración, han de responder a los criterios de preferencia y prioridad para usos y demandas que se recoge en la Ley de Agua de Canarias y los planes hidrológicos insulares.

Mientras se ejecutan las obras de emergencia que promueve esta moción institucional, se instalarán desaladoras portátiles en determinadas zonas como medidas inmediatas, a la vez que se impulsarán desde el Consejo Insular y Consejería de Agricultura campañas de sensibilización a la población.

El acuerdo institucional también recoge la creación de la mesa insular de la sequía, formada por representantes del gobierno insular, de la oposición, del sector primario y las administraciones que procedan.

La propuesta también recoge que desde el CIATF, y en coordinación con la consejería de Turismo, se impulsen campañas informativas dirigidas a turistas y población local sobre la importancia de utilizar de manera responsable los recursos hídricos.

Según señala el grupo de gobierno, la moción para la declaración de la emergencia hídrica está sustentada por información técnica que destaca las consecuencias de las “anomalías térmicas cálidas y el déficit de precipitaciones de los últimos años”.

También recoge conclusiones de un informe de BALTEN sobre la situación actual, que indica que Tenerife asiste a una “sequía extrema y de larga duración en sus medianías”.

La moción aprobada expone que las precipitaciones han bajado en todas las estaciones analizadas, entre un 15 y un 40 %, y que la evapotranspiración ha subido, principalmente en las medianías, entre un 10% y un 25%, en consonancia con el aumento de la temperatura media del aire y de la radiación solar.

Estas situaciones, señala el Cabildo, han derivado en que los aportes de agua para los cultivos hayan aumentado al disminuir la precipitación en torno a un 15% y un 30%.

A fecha de 1 de febrero de 2024, cuando ha pasado buena parte de la estación habitual de lluvias, el nivel de almacenamiento de las balsas de BALTEN estaba en el 34,6 %, un nivel “muy inferior” al de la misma fecha del ejercicio anterior, cuando alcanzaba el 52 %.

Continúa el grupo de gobierno que las circunstancias que se están dando hacen que la continuidad de los cultivos actuales esté comprometida en buena parte de la superficie agrícola de la isla, sobre todo en medianías.

Los datos técnicos apuntan a un riesgo “crítico” de desabastecimiento de agua de cara a los próximos meses, por lo que se creen necesarias medidas inmediatas en un procedimiento rápido y eficaz.