Cuando la ropa no tiene sexo

Diseñadores y periodistas de la conferencia 'Moda siglo XXI'

Nicolás Dorta

Arona (Tenerife) —

Es una expresión de libertad. Vestir contra las etiquetas, sin distinción de sexo o género, supone reivindicar una identidad ni femenina ni masculina y a la vez ambas. Pero, sobre todo, es uno de los caminos hacia los que la moda desemboca. “Ya nadie quiere vestir como una princesa o como un caballero”. Existe “otra cosa” y es “muy interesante”.  

El ARN Culture & Business Pride arranca este lunes con el izado de la bandera arcoíris en Playa de las Américas

El ARN Culture & Business Pride arranca este lunes con el izado de la bandera arcoíris en Playa de las Américas

Esta es una de las conclusiones a las que han llegado diseñadores y periodistas este viernes en la conferencia Moda siglo XXI del ARN Culture & Business Pride, en su penúltimo día de distendidos debates en la terraza Café del Mar.      

A la cita, con el moderador y periodista César del Olmo, acudieron los dos creadores de la marca Hosoi, Luis Andrés Sierra e Israel Cascón; el periodista Manuel Garrido Peña, el también diseñador Juan Carlos Pajares y el bloguer y periodista Rafa Muñoz.

Rafa Muñoz, posicionado “en contra de las etiquetas”, se inclinó por la “ambigüedad” en los gustos de chicos y chicas a la hora de comprar ropa. La calle, a su juicio, es “la que habla”. “Estamos viviendo un momento muy interesante. La minifalda la inventó la calle", y lo que está pasando ahora “es similar”, apuntó. "Nadie quiere ser princesa, ni los hombres quieren ser caballeros, sino otra cosa", incidió el periodista.

Los asistentes hablaron de “nuevas generaciones”: los más jóvenes, dispuestos a perder los prejuicios, descontentos con la situación política y social. Desencantados. La manera de vestir es un modo de expresar ese malestar. “Ya las generaciones no tienen ningún miedo a ponerse una falda o un pantalón”, apuntaron. La moda unisex o carente de género será una cosa "que va a continuar. Ha venido para quedarse”, añadieron.

Así, en la ropa deportiva se están visualizando muchos ejemplos. “Ya no hablamos de tendencia", sino de "algo normal", pues "se están redefiniendo los géneros", dijeron los creadores de Hosoi.    

La moda, como forma de expresión, también es una manera de identidad sexual. Al respecto, “¿cuánta gente joven no tiene definida su sexualidad?”, se preguntó Rafa Muñoz. Lo inclasificable, inetiquetable, está en la música, la literatura, la arquitectura e igualmente en la moda, argumentó. Este “nuevo lenguaje” que se ha ido fraguando con los años “no es una moda pasajera”, sino “una nueva realidad”.     

Diseños y medios

La segunda conferencia que al ARN Pride había programada para este viernes se tituló Mass media, creando estilos. Planteó un entretenido debate de si los medios tradicionales, como periódicos y revistas, marcan realmente la tendencia o, en cambio, la moda se fragua en la inmediatez de la calle e Instagram. 

Así lo plantearon los periodistas de moda Fruela Zubizarreta, Ianko López, Alberto Pinteño y Javier Cid. César del Olmo fue de nuevo el moderador, en un debate que generó muchas preguntas. “No sabemos hacia dónde vamos realmente”, sostuvo Zubizarreta, que habló de su revista Dear.

En lo que si estuvieron todos de acuerdo es en la progresiva muerte del papel frente a lo digital y en la necesidad de pagar un precio por leer las noticias; por lo tanto, las tendencias, en la pantalla. El periódico tradicional sobrevivirá los fines de semana, “de otra manera”, “como un artículo de lujo”, apuntaron. 

Etiquetas
Publicado el
9 de junio de 2017 - 22:36 h

Descubre nuestras apps

stats