El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria acudirá a los tribunales para defender su derecho de tanteo en Emalsa

El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo. (EFE)

Canarias Ahora

Las Palmas de Gran Canaria —

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria acudirá a los tribunales este martes para defender su derecho de tanteo en la operación en Emalsa por la que Saur -que ha ostentado el 33% de la participación desde 1993- se hizo con el 33% de las acciones de Sacyr Vallehermoso y acaparó más del 49% del paquete de la empresa mixta de aguas. El Consistorio ha asegurado que no fue consultado ni informado de esta acción a pesar de ostentar la presidencia de la compañía y tener el 34% de las participaciones de la entidad.

El Ayuntamiento no tendrá que pagar a los socios privados de Emalsa los 88,7 millones que reclamaban desde 1993

El Ayuntamiento no tendrá que pagar a los socios privados de Emalsa los 88,7 millones que reclamaban desde 1993

A principios de octubre el Ayuntamiento anunció que encargaría un informe a los servicios jurídicos antes de emprender medida alguna; semanas después, este órgano ha declarado ilegal la compraventa de acciones porque se omitió el derecho de tanteo que tiene el gobierno de la capital grancanaria, en sintonía con los Estatutos de Emalsa.

En dicho documento, publicado en 1992, se deja muy claro que, si uno de los accionistas privados tiene más del 49% de la participación, debe ofrecer las acciones que superen dicho porcentaje a los “restantes socios”, siempre teniendo en cuenta que la “transmisión, total o parcial, de las acciones privadas está sujeta al derecho de tanteo del accionista público”.

“Este martes iremos a los juzgados de lo mercantil y presentaremos una demanda para que se nos restituya nuestro derecho al tanteo y retracto de nuestras acciones, como mínimo en un 17% (pues la compañía privada sólo podría asumir el 49% de la participación), que sumaría, con el 34% que tenemos actualmente, hasta un 51%, es decir, el Ayuntamiento tendría la mayoría de la participación en la empresa. Aunque somos conscientes de que esto sería el resultado de una batalla judicial porque la parte privada se defenderá” ha explicado el alcalde Augusto Hidalgo.

Además, Hidalgo ha desvelado que en el informe “se observa la posibilidad de que hubiera competencia desleal en la compraventa de las acciones y, por lo tanto, fuera nulo todo el procedimiento” porque Saur se ha hecho con el 66% de las acciones “incumpliendo lo que decían los Estatutos de Emalsa”.

Cabe recordar que la operación ha coincidido en el tiempo con el traspaso de Saur, que salió a la venta en abril con 11 candidatos a adquirir la empresa, a un fondo sueco de inversiones sueco (EQT, propiedad de la poderosa familia Wallenberg), que finalmente resultó elegido por la compañía francesa. Además, la compraventa en la empresa mixta de aguas ha sido realizada a través de empresas filiales, es decir, Sacyr Vallehermoso, por medio de su filial Valoriza, traspasó el 33% de sus participaciones en Emalsa a otra sociedad llamada Nuinsa, creada por la constructora española para segregar acciones. Y Nuinsa fue adquirida por Saur a través de su filial Gestagua.

Etiquetas
stats