La portada de mañana
Acceder
Israel se prepara para una ofensiva en Rafah mientras el mundo mira a Irán
EH Bildu, una coalición que crece más allá de Sortu y del pasado de ETA
Opinión - Pedir perdón y que resulte sincero. Por Esther Palomera

Revuelta entre opositores a la Agencia Tributaria Canaria por sospechas de incumplimiento de las bases

Entrada a la sede de la Agencia Tributaria

Toni Ferrera

0

Un reducido grupo de opositores ha dado la voz de alarma por un presunto incumplimiento de las bases de una Oferta de Empleo Público (OPE) de Canarias anunciada en 2020. En esa convocatoria, la Agencia Tributaria Canaria (ATC) ofertaba nueve plazas por la lista de turno libre y siete por la de promoción interna para ser agentes tributarios, dentro del subgrupo C1 de la Administración Pública. Las bases de la OPE permitían cubrir las vacantes desiertas de uno y otro lado siempre que la tasa de reposición lo permitiese. Sin embargo, eso no ha ocurrido.

Las nueve plazas de turno libre fueron cubiertas. Pero de las siete de promoción interna, solo lo hizo una. Nadie más obtuvo la puntuación mínima para superar la prueba y los seis puestos restantes continúan libres, sin ningún aspirante seleccionado, según una resolución firmada a finales del año por la presidenta de la ATC, Raquel Peligero Molina. En esos casos, las bases de la OPE autorizaban que quienes también superaran la fase de oposición en la lista de turno libre y no fueran seleccionadas, un total de 14, ocuparan esos puestos “siempre y cuando la tasa de reposición lo permita”. Es lo que se denomina “acumulación de plazas”.

No obstante, las vacantes convocadas para el turno de promoción interna que han quedado desiertas continúan así, desocupadas. Ante la pregunta de por qué no se ha procedido con la acumulación, la Consejería de Hacienda y Relaciones con la Unión Europea ha asegurado a Canarias Ahora que “la tasa de reposición no lo permitió. Ni la de la Agencia Tributaria ni la de la Comunidad Autónoma”. Pero la réplica no ha terminado de convencer a los aspirantes afectados y tampoco a la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), que precisamente ha elaborado un escrito de alegaciones por este hecho. Canarias contaba en 2020 con una tasa de reposición de 295 efectivos. En la OPE de ese año, fueron ofertados 276 puestos en la lista de turno libre.

El sindicato CSIF entiende, entonces, que “las seis plazas no cubiertas en el turno de promoción interna pueden ser acumuladas al turno libre”. En 2020, la OPE no especificaba la tasa de reposición propia de la Agencia Tributaria Canaria. Pero en 2023 sí lo hace: 21 efectivos. El brazo ejecutor de la política fiscal y recaudatoria de la Comunidad Autónoma denunció a principios del año pasado falta de personal y hace unas semanas, cuando aprobó una Oferta de Empleo Público propia, volvió a reconocer la “escasez de medios humanos” que sufre la ACT “desde su creación”, hace una década. En la Relación de Puestos de Trabajo (RPT), se detalla que el número de cargos asciende a 733. Una parte importante de la misma sigue vacante. En otras OPE anunciadas (como la de 2020, por ejemplo), para más inri, no ha sido capaz de culminar la incorporación de todas las plazas ofertadas, “de forma que en determinados cuerpos y escalas han quedado desiertas plazas de ofertas anuales anteriores”.

Además, dado que la ACT está encargada de, entre otras encomiendas, “el control y la lucha contra el fraude”, aplica una tasa de reposición del 120%.

Desde el sindicato CSIF aseguran que “algo no cuadra” en lo relativo a las seis plazas no cubiertas en el turno de promoción interna. Fuentes consultadas por esta redacción temen que dichas vacantes sean ocupadas por personas de la propia administración, trasladadas de un departamento a otro, cuando en principio las bases de la OPE permitían apoyarse en la lista de turno libre, la que permite a cualquier ciudadano que cumpla los requisitos presentarse a una convocatoria de empleo público.

“Ando un poco sorprendido con esto. En nuestro escrito está más que claro”, aseveran fuentes de CSIF. “Con la falta de personal que tiene la administración, que cada vez hay menos mesas… Yo estoy rodeado de sillas vacías. Y eso quiere decir que cuando antes había diez personas para atender, ahora hay la mitad. Con lo cual, se tarda más. Como no se haga algo próximo, va a haber un problema próximo estructural que los ciudadanos no saben hasta qué punto puede afectar”.

Etiquetas
stats