El interventor de San Bartolomé de Tirajana no firmó el expediente del poblado Cesa por sus irregularidades

Antonio Calvo, interventor accidental del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana. (ALEJANDRO RAMOS)

Efe

Las Palmas de Gran Canaria —

El interventor accidental del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana ha asegurado este jueves ante la Audiencia de Las Palmas que se negó a firmar el expediente de concesión de crédito extrajudicial y de adjudicación de la segunda fase de la obra de urbanización de poblado Cesa ante las irregularidades que advirtió.

El empresario acusado de sobornar al exconcejal de Tunte Pacuco Guedes: "Fueron solo negocios"

El empresario acusado de sobornar al exconcejal de Tunte Pacuco Guedes: "Fueron solo negocios"

En la tercera sesión del juicio que se sigue del caso Paraíso, en el que figuran ocho acusados por prevaricación y cohecho, entre otros delitos, el interventor accidental Antonio Calvo ha señalado al tribunal que también apreció "defectos palmarios" en el borrador del expediente del solar del campo de fútbol de Aldea Blanca que quería comprar la empresa Hernández Perera.

El fiscal sostiene que entre 2005 y 2007 el acusado Alejandro Navarro Miñón, propietario de la constructora Mazotti, y los otros dos empresarios procesados, los administradores de Hernández Perera, en unión de los otros cuatro encausados, dos ediles y dos funcionarios, urdieron la manera de conseguir la obra del poblado Cesa, el primero, y la compra del solar del campo de fútbol, los segundos.

Calvo ha explicado que, en relación al campo de fútbol, el acusado Antonio Muñiz, que actuó como secretario accidental en ese periodo, le pasó un borrador del expediente para pedir su opinión como letrado sobre el que, según recuerda, no hizo informe alguno porque se trataba de una consulta por su condición de jurista.

No obstante, avisó de que para proceder a la venta de ese terreno municipal había que desafectar el bien y seguir el procedimiento de subasta pública y no de concurso como se pretendía, por no ser el cauce adecuado para una enajenación.

De la obra de poblado Cesa, Calvo ha dicho que le pasaron el expediente completo y que, como no vio el "asunto claro", no lo quiso firmar. Ha indicado además que un arquitecto al que consultó le dijo que "no había por dónde cogerlo".

En esta jornada también ha declarado como testigo la propietaria de la gestoría que llevaba la contabilidad y las nóminas de la empresa Excursiones Marítimas, propiedad del acusado Jonás Guedes, hijo del edil socialista Francisco Guedes, también procesado en la causa.

Según el fiscal, a esa empresa Navarro efectuó distintos pagos a cambio de conseguir la obra de poblado Cesa.

Esta testigo ha indicado que Navarro, junto al edil Guedes, porque su hijo tenía problemas de salud, fueron a su gestoría porque el empresario estaba interesado en invertir en Excursiones Marítimas y querían que se hiciera una ampliación de capital.

Navarro le dijo "que quería hacer las cosas bien porque no quería salir en los papeles, aunque a los tres días figuraba en los periódicos "el señor Mazotti" con motivo de su detención por esta causa, ha señalado la testigo, quien ha señalado que nunca se llegó a formalizar la ampliación de capital.

El testigo Roberto Reyes, entonces gerente de Reparaciones Navales, que fue la empresa que se encargó de reparar el barco "Atlantis" de Excursiones Marítimas, ha dicho no recordar nada acerca de la reparación del buque debido al tiempo transcurrido y no disponer de documentación alguna por los años pasados.

Este testigo sí ha reconocido la voz del concejal Guedes en una conversación telefónica que mantuvieron y que se ha reproducido en la sala, acerca de los pagos que le requería por la reparación del "Atlantis" y en las que el edil, en alusión a Navarro, le decía: "tengo que verlo porque se le acaba de aprobar una serie de cosas" y "ahora ya no hay motivo para que no pague".

El fiscal sostiene que la empresa de Navarro asumió las reparaciones del barco que ascendieron a 173.679 euros, entre otros pagos destinados a Guedes, si bien los acusados han negado que exista relación alguna con la obra del poblado Cesa, pues todos ellos sostienen que se trató de un negocio, propiedad del hijo del edil, por el que se interesó el constructor.

El juicio continuará el martes de la próxima semana con la declaración de más testigos.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats