Una visita al Río Celeste. El Volcán Tenorio o el Parque Nacional más bonito de Costa Rica

El Río Celeste atraviesa el bosque lluvioso en el Parque Nacional Tenorio.

El Río Celeste es el resultado de una combinación única de factores. El primero es la composición de las tierras de este rincón de Costa Rica. El Volcán Tenorio es uno de los muchos conos volcánicos imponentes que cruzan de norte a sur la región centroamericana (esta parte, concretamente, está en la Cordillera de Guanacaste). Según cuentan por aquí, el color alucinante e hipnótico de este caudal que se abre paso entre una de las más tupidas selvas lluviosas del país se debe a que el mismísimo Dios, cuando terminó de pintar el cielo de azul, lavó aquí los pinceles. No está nada mal como licencia poética. Pero la realidad es bastante más complicada. Esta zona del cordón serrano costarricense es rica en aluminosilicatos, una mezcla de aluminio, silicio y oxígeno que da a las piedras una pátina blancuzca que refracta de una manera especial la luz solar. Cuando el agua entra en el escenario, el resultado es este color celeste irreal que regala imágenes únicas. Pero el Tenorio es mucho más que este río onírico. Muchísimo.

Este lugar mágico y privilegiado rompe varias marcas importantes. La más significativa es que concentra la mayor variedad de biodiversidad de todos los espacios naturales del país, algo nada despreciable cuando se habla de Costa Rica. Pura Vida. Siempre Verde. Así llaman los locales al bosque lluvioso tropical y en las faldas del Tenorio se encuentra una de las mejores y más conservadas muestras de este ecosistema único en el que, por ejemplo, podemos encontrar pumas, jaguares, tapires, monos cariblancos, perezosos, más de 70 especies de anfibios, incontables peces, serpientes, las célebres ranitas arbóreas de colores y aves para parar un tren. El principal atractivo para los visitantes es el sendero de poco más de tres kilómetros (ida) que corre junto al cauce del Río Celeste y, entre otros lugares, llega hasta una espectacular cascada que desagua en una enorme poza de casi 15 metros de diámetro (está prohibido bañarse aunque dan muchas ganas).

CÓMO LLEGAR.- Las opciones para llegar hasta el Parque Nacional Tenorio en transporte público son limitadas. La compañía Transnorte de Upala conecta San José de Costa Rica y Upala (con parada en Cañas) a través de cinco frecuencias (6.00; 11.00; 15.00; 15.45 –Por San Carlos- y 5.10). El recorrido hasta Bijagua de Upala demora unas tres horas y el precio ronda los cinco euros. Esta misma compañía ofrece más frecuencias entre la capital y Cañas con conexiones con Bijagua de Upala. La empresa Reina del Campo conecta Liberia (zona Guanacaste) con Cañas (Una hora y media; 2,5 euros) a través de su línea Liberia-Puntarenas. ¿Pasar la noche en Tenorio? No es mala idea si quieres, por ejemplo, hacer la ruta que sube hasta el cráter triple del volcán. Hay buena oferta alojativa y de restauración en Bijagua de Upala y en Cañas (a 40,4 kilómetros de Bijagua de Upala y bastante más barato).

QUÉ VER EN EL PARQUE NACIONAL TENORIO.- Como te decíamos con anterioridad, la atracción estrella es el Río Celeste. El acceso a esta parte del parque se hace desde Bijagua de Upala a través del Camino del Parque, una carretera medianamente acondicionada que se adentra en el bosque lluvioso y nos deja sorpresas como Tapir Valley (Camino al Parque, sn; Tel: (+506) 8439 9084; E-mail: tapirvalley@gmail.com), una reserva privada sin ánimo de lucro en el que podrás ver una buena muestra de la fauna local a través de una red de senderos de casi 10 kilómetros, o el Mariposario del Río Celeste (Camino al Parque, sn; Tel: (+506) 6333 9613). El sendero del Río Celeste mide seis kilómetros (ida y vuelta) conectando, a través de senderos, escaleras y puentes colgantes, los principales atractivos del cauce alto del río (Cascada; los Teñideros (lugar dónde se mezclan las aguas de diferentes colores) y los Borbollones (dónde manan aguas termales a casi 90 grados centígrados). En el entorno del Río Celeste se pueden realizar varias actividades entre las que destacan el descenso en gomones (tubing lo llaman por aquí). Eso sí, en el interior del parque, el acceso al agua está completamente prohibido.

Más allá de hacer el Río Celeste, hay otras oportunidades para adentrarse en el Bosque lluvioso. Ya te hablamos de Tapir Valley. En el mismo camino de acceso al parque nacional se encuentra Eco Poro Rainforest (Tel: (+506) 8840 4287), una reserva de bosque nativo en el que se organizan caminatas guiadas para conocer todos los secretos de este ecosistema único (te dan la posibilidad de hacer caminatas nocturnas). Otra forma de conocer los entresijos de estas selvas es acercarse a los refugios y proyectos de conservación en los que se protegen a los vecinos más ilustres de estos vecindarios. En La Finca Verde Lodge (Provincia de Alajuela, 6 –Bijagua de Upala-; Tel: (+506) 8522 1190) trabajan en la recuperación del perezoso y en el Centro de Rescate Las Pumas (Ruta 1 –Cañas-; Tel: (+506) 2669 6019) se recuperan grandes felinos como el Puma o el Jaguar.

 ¿Se puede subir al Volcán Tenorio? La respuesta es sí.  El ascenso se inicia en los alrededores de Agua Caliente (acceso por ruta 927), en la cara suroeste del volcán y no es muy complicado. La ruta hasta la cima tiene una longitud de 13 kilómetros (ida y vuelta) y un desnivel de 1.090 metros. Según hemos podido leer, el camino no es difícil y está bien señalizado. La ruta atraviesa buena parte del bosque lluvioso local y llega hasta el borde de los cráteres inundados del Tenorio. En cuanto a si es necesario un guía hay versiones para todos los gustos.

Fotos bajo Licencia CC: François Bianco; Bruce Thomson; J-Mass; Dave LaFontaine; Ronald Zúñiga; Shawn Wrobel

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats