eldiario.es

Menú

365 días de mujer rural

Imagen perteneciente a un estudio sobre las mujeres en el medio rural elaborado por el Cabildo de Tenerife.

El día 15 de octubre es el día internacional de la Mujer Rural. Pero cada día del año, la mujer rural canaria, junto con el resto de las más de 7 millones de mujeres que en nuestro país son rurales, se levanta al amanecer y empieza con trafagos que no acaban al caer el sol.

La mujer rural canaria atesora los saberes más antiguos de nuestra tierra, es la valedora y transmisora de las señas de identidad que nos cohesionan como pueblo. En el entorno rural, de costa a cumbre, ha sido pilar y sostén de la sociedad canaria.

El espacio tradicional de la mujer rural canaria no sólo es doméstico, buena parte de la producción de subsistencia, agrícola, ganadera, pesquera o forestal, ha dependido de ella, así como la conservación de nuestra biodiversidad, de antiguas semillas, de nuestro paisaje cultural y natural… un mérito invisibilizado.

Seguir leyendo »

Priorizar la educación

Los dos grandes servicios públicos, sanidad y educación, han sufrido una significativa reducción presupuestaria y una notable pérdida de recursos humanos desde el comienzo de la crisis económica. En el caso de la sanidad lo han padecido directamente sus profesionales -con menos efectivos, con mucha más carga de trabajo y peores condiciones laborales- y usuarios -ampliándose los tiempos de espera, tanto diagnósticos como quirúrgicos y de consultas especializadas-. Otro tanto ha sucedido en la educación, con la eliminación de especialistas y ampliación de las ratios profesor/alumno o reduciéndose sensiblemente la cuantía de las becas universitarias. Dejando gravemente deteriorados a dos de los grandes pilares del estado social.

Con relación a la educación, Canarias presenta notables retrasos en distintos parámetros respecto a las medias españolas y europeas. Aunque es cierto que, por distintas razones, de índole educativo pero también vinculadas con el mercado laboral (con altas tasas de desempleo juvenil), se han reducido los escandalosos niveles de abandono escolar temprano. Situándonos ligeramente por debajo de la media estatal pero muy lejos de los datos europeos.

Iniciativa popular

Seguir leyendo »

La leyenda de Pacuco Jorge

Pacuco Jorge, leyenda del fútbol canario

Nos encontrábamos con frecuencia en el Club Victoria, a veces en la Avenida frente al club, otras en el salón de juegos. Hace poco me decía: “Oye, como está tú padre, coño me lleva tres años y todavía está vivito y coleando. Me alegro, dale recuerdos”. Otro día: “Mira, publica que no estoy de acuerdo cómo está jugando la Unión Deportiva, parecen unos acobardados, hay que meterle más cojones a los partidos, oye, pon eso en el periódico”. Hace años: “Eres un germanista, defiendes mucho a Germán, pero tendrías que aprender de mí cuando jugaba de interior en el Victoria. El Marino nos tenía pánico a Marín y a Miranda, y cuando El Corona nos centraba un balón la defensa marinista se cagaba de miedo. Y no te digo nada cuando Pacuco Penichet se internaba por la derecha, destrozaba a la defensa marinista”. Hace unos meses: “Mi mujer me está vigilando para que no me fume mis puros, pero le he dicho que eso es sagrado, como ir a misa, ya está bien de tanto coñazo, de tanta vigilancia familiar”. Un mes de enero o febrero con fresquete: “Ves como está la playa, esto es una maravilla, mira que tía buena con las tetas al aire, si yo tuviera menos años”.

Cuando murió José Casas Gris, Pepín, portero inolvidable de la Unión Deportiva: “Coño, Feluco, Pepín me ha abandonado, ¿y yo con quién juego ahora al dominó y al subastao?. Criticón, impertinente gracioso y comunicativo, Pacuco Jorge conquistaba a todo el mundo con sus gracejos. “Lo que escribiste el otro día de Juanito Guedes no me gustó, cuando vea a tu padre le voy a decir que te estás pasando en las críticas a la Unión Deportiva”. A veces nos tropezábamos mi mujer y yo con Pacuco: “Pepa, con tu padre Antonio Pérez me pegaba unos vacilones en El Tulipán de la calle Tenerife inolvidables, y en el Juan Pérez, le hacía unas perrerías, y él se reía, y me decía, Pacuco no seas gamberro”.   Un buen día me confiesa: “Al principio de la unificación con el Marino, el Athletic, Gran Canaria y Arenas, me opuse tremendamente, pero luego fui un gran defensor de la Unión Deportiva Las Palmas”. Le conté: “Pacuco, como mis abuelos  y mi padre”. “Ya lo sé”, me dijo. “Oye, ¿me quieres decir porqué coñó te has ido a vivir para la Peña la Vieja, y no te quedaste por aquí cerca en La Puntilla?. Se lo expliqué, por una buena oportunidad de una casa cerca de la Plazoleta de Farray, y me dijo con ironía: “Eres un traidor”.

Cuando murió Manolo Montes el patrón, del que era buen amigo, quedó afectado, triste, pero eso le duró pocos días, porque Pacuco era todo vitalidad, alegría, ganas de vivir. Cuando hizo la mili pudo haberse quedado en La Coruña, el Depor quería ficharle, y cuando me lo contaba una vez más me decía: “¿y qué hacía yo en La Coruña sin mi playa de Las Canteras, sin mi club, el Victoria?" Le dije: “La Coruña tiene la playa de Riazor”. “Te bañas en agosto y sales congelado”, me contestó con una sonrisa. Su padre, Pacho Jorge, formó en el equipo inicial del Victoria capitaneado por Pepe Gonçalves, al que siempre recordaba con cariño. “Murió joven, en 1934, mi padre Pancho le tenía un gran afecto, fueron dos grandes jugadores, con Pepe Prada lo mejor del Victoria desde la fundación”. Conquistó varios campeonatos de Canarias, pero el más famoso fue el de 1942, le ganaron al Price de Tenerife por 9-1 en el campo Pepe Gonçalves del Muelle Grande que más tarde sería una fábrica de hielo. Ese domingo la delantera de leyenda era la formada por Pacuco Penichet, Pacuco Jorge, Marín, Miranda y Corona. “Tengo un gran recuerdo de ese día, marqué tres goles, el campo de fútbol vibraba de emoción. Nos dieron 25 pesetas por ganar ese campeonato”. Rafael Mújica, Alfonso Silva, Manolo Torres, entre otros grandes jugadores, debutaron en el Victoria cuando ya Pacuco Jorge era una gran figura. No quiso nunca dejar Gran Canaria, su playa de Las Canteras. Hoy Pacuco ya no estaba, pero me di un paseo por la tarde después del sepelio, y me pareció verlo con su puro y su eterna sonrisa. Descanse en paz una leyenda del fútbol canario.  

Seguir leyendo »

Compromiso con las políticas sociales

A principios de este verano el Gobierno de Canarias anunció que acababa de iniciar los trabajos de estudio y diagnóstico sobre la situación de la infancia y la familia en Canarias porque, según reconoció la consejera de Empleo y Políticas Sociales Cristina Valido, es necesario “contar con un instrumento básico con el que tomar decisiones de políticas sociales en materia de infancia y familia en los próximos años”. El anterior estudio data del año 1996 y tuvo una revisión en 2001. Coincido con la consejera que esos datos están desfasados y por tanto no son una herramienta válida para poder planificar las políticas sociales y coordinarlas con otras instituciones.

Si el Gobierno canario que en este año 2017 tiene unos presupuestos de 7.300 millones de euros (frente a los 54 millones del Ayuntamiento de Santa Lucía)  lleva 21 años sin hacer un diagnóstico sobre la situación de la Infancia y la Familia en Canarias, imaginen lo complicado que lo tenemos los ayuntamientos que hemos sufrido en la última década unos drásticos recortes de los presupuestos y de la financiación que nos tenían que aportar el Gobierno del Estado y el ejecutivo canario. Esos recortes se han producido en los peores momentos, cuando más necesitábamos presupuestos para apoyar a miles de familias canarias que en muchos casos se veían sin ningún ingreso.

La llamada crisis económica de la última década ha provocado más desigualdad social, más empobrecimiento de los que menos tenían y el aumento de beneficios de una minoría privilegiada (que se ha beneficiado de políticas como la amnistía fiscal). Informes como los de Cáritas nos dicen que la pobreza ha castigado  cada vez más a la mujer y  la infancia. La infancia es la etapa más vulnerable, la del crecimiento, físico, mental, emocional, cultural, familiar y espiritual,  la etapa del desarrollo, cuando las vivencias y los recuerdos se anclan a la mente.  

Seguir leyendo »

Los errores de Borbón Grecia y Rajoy Brey

Creo que el jefe del Estado, Felipe Borbón Grecia, y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy Brey, se están equivocando gravemente con el propósito de activar el artículo 155 de la Constitución. El discurso del ciudadano Borbón sin referirse a una moderación, al diálogo, ni siquiera dar unas palabras de ánimo a los casi novecientos heridos por la policía y guardia civil el 1 de Octubre, empeoró la situación y el rechazo popular. La rebelión democrática de Catalunya contra el “predominio” de España ha confirmado una vez más que siguen existiendo dos Españas, una ha sido la dominante que alcanzó su máximo desarrollo cuando la dictadura del General Franco, que duró cuarenta años, y que ha continuado luego con otros tantos años de bipartidismo del PPSOE, con el gran dominio que han tenido las fuerzas conservadoras sobre el aparato del Estado; en las finanzas, el soporte de la Iglesia Católica, y sobre la gran mayoría de los medios de información en la llamada transición de la dictadura a la pseudemocracia. Es cierto que con la monarquía franquista/borbónica se consiguieron algunos cambios importantes, pero aunque se ha diluido algo el feroz centralismo franquista, España sigue siendo un Estado uninacional en cuyos aparatos continúa reinando (nunca mejor dicho) la cultura heredada del régimen anterior, y además ignorando a las otras naciones que conforman el Estado español.

Hay otra visión acrecentada en el siglo XXI en el que vivimos que es la plurinacional y plurilinguística, que defienden que en España hay varias naciones con distintos idiomas y culturas que deben asociarse por la fuerza de la razón, y no ser combatidas por la razón de la fuerza. La primera es la más defendida por la cultura republicana, promovida históricamente por las izquierdas, hasta que llegó el PSOE de Felipe González y mandó a parar. En la II República se defendió la visión de la nación de naciones, hasta que llegó el general Franco y mandó a parar, dio un golpe de Estado militar y luego ganó una guerra civil de tres años ayudado por Hitler y Mussolini, incluso con el apoyo “fronterizo” del dictador portugués Oliveira de Salazar. El presidente catalán Lluis Companys quería un Estat catalán, una Cataluña en una España republicana federal (cómo existe en Estados Unidos y en Alemania, por citar sólo dos ejemplos), y quería ayudar a establecer una nueva nación de naciones que saliera de las catacumbas, de las cavernas, y fue encarcelado por el Gobierno de derecha republicano del bienio negro en 1934, (en la República la derecha gobernó desde 1932 a 1934), y luego fue fusilado por Franco en 1940 al ser detenido en Francia y entregado por la Gestapo alemana a la policía franquista. Pablo Casado, del Partido Popular, se alegra públicamente del fusilamiento de Companys, lo que para mí le invalida para estar en el Congreso de los Diputados, hay que recordar además lo que dijo de los hijos y nietos de los fusilados por los franquistas que todavía están tirados en cunetas “que se acuerdan de ellos para pedir subvenciones”. La visión plurinacional de la República a partir del triunfo de las izquierdas en febrero de 1936 fue reprimida salvajemente por los militares franquistas y la Falange de Primo de Rivera. El derecho de autodeterminación de todos los pueblos del estado español fue defendido por todos los partidos de izquierda, españoles y catalanes, hasta la derrota de la República en 1939.

Pero la visión uninacional fue impuesta por el Ejército español y el padre del actual jefe del Estado, Juan Carlos Borbón Borbón, pero las izquierdas catalanas nunca abandonaron ese compromiso de la España plurinacional, iniciativa que se acrecentó desde noviembre de 2003 con el Pacto del Tinell, que tras las elecciones autonómicas desalojaron a CiU del Govern y nació el tripartido formado por el PSC, ERC e ICV-EUiA (la Izquierda Unida Catalana) con el compromiso de reformar el Estatut, y el socialista Pascual Maragall propuso uno ampliado en 2006 que primero fue descafeinado por el Tribunal Constitucional, y en 2010 definitivamente rechazado, que definía a Catalunya como nación dentro del Estado español, y que pese haber sido votado y aprobado por el Parlament, por las Cortes españolas, y en referéndum por el pueblo catalán en última instancia, fue vetado por el Partido Popular que controlaba, y continúan controlando el Tribunal Constitucional. El catedrático de Derecho Constitucional, Javier Pérez Royo, ha señalado que aquella decisión fue “un golpe de Estado en el que se violó la soberanía popular”. Pérez Royo es andaluz, concretamente nacido en Sevilla, y defiende actualmente el derecho a decidir de Catalunya. A partir de ahí comenzó la penúltima rebelión democrática del pueblo catalán (habrá otras) y que ha culminado con el referéndum abortado por el Estado español el 1 de octubre, con una salvaje represión policial para impedir que el pueblo ejerciera el libre derecho a votar democráticamente.

Seguir leyendo »

El golpismo de los patriotas

Si yo fuera catalán no independentista, me habría pasado hace tiempo al soberanismo porque prefiero una sardana mal bailada que el viva España de Manolo Escobar convertido en himno nacional de los patriotas de hojalata. Quizá porque el himno español no tiene letra y nuestros deportistas hacen el ridículo por el mundo con la boca cerrada mientras sus rivales cantan con orgullo a su lado.


Algunos baturros han logrado que la canción hortera y casposa de Escobar se haga pasar por himno oficioso de España, igual que los asturianos cantan (esta sí tiene letra) el Asturias, patria querida cuando van por la quinta botella de sidra. Convertimos los himnos en folclore barato y así nos va.


Después de tener a un presidente del Gobierno que hablaba catalán en la intimidad mientras necesitó los votos de Pujol para mantenerse en el machito, ahora circula por internet un vídeo en el que un supuesto Puigdemont (la verdad es que no se aprecia bien si es él) canta canciones españolas mientras toca la guitarra.
Algunos de sus enemigos políticos quieren desacreditarlo por eso, como si un catalán no pudiera cantar canciones típicamente españolas. Puigdemont puede cantar canciones españolas igual que puede cantar tangos argentinos o piezas de la nueva trova cubana. O de los Beatles si le place, que para eso es políglota. Cuando un español canta una canción sudamericana no se convierte por ello en sudamericano. Como Aznar no se convierte en catalán porque hable su lengua en la intimidad (debe ser que fuera de la intimidad le da vergüenza o que la habla tan mal como el inglés: “Estamos trabajando en ello”, dijo con acento tejano cuando visitó Tejas).
Además, por ahora los independentistas catalanes solo han dicho que quieren la soberanía de su país, no que quieran enfrentarse por ello a otras naciones. Es tan elemental que da un poco de rubor tener que explicarlo. Pero todos sabemos las cabras que guardamos.

Seguir leyendo »

'Recipiendo in civitatem'

Muchas veces nos ha llegado la impresión de que la antigua ciudad de Roma se convirtió en un gran imperio por medio de las grandes conquistas que protagonizó a sus enemigos externos: cartagineses, galos, íberos, macedonios, germanos, etc. De igual forma que la idea de Roma que tenemos no queda limitada exclusivamente a la Ciudad Eterna, sino que Roma incluía en realidad un genérico que era toda la península italiana. Pero para que la ciudad de Roma pudiera alcanzar lo que posteriormente fue, no podía conseguirlo exclusivamente con sus habitantes, sus tierras y su propia riqueza. Para lograrlo, Roma primero integró a los demás pueblos itálicos. Algunos por las armas, otros por medio de pactos y alianzas, pero el resultado fue una confederación de pueblos que participaron activamente en el engrandecimiento de Roma, liderada por sus élites dirigentes.

Tras la caída de Cartago, el Senado romano se embarcó en una serie de campañas militares que extendieron el dominio de Roma por casi todo el Mediterráneo, y en esas empresas militares participaron activamente todas las regiones de Italia. Aportando hombres para el ejército y recursos con los que sufragar las expediciones. Colaboraron en el crecimiento y recibieron inicialmente los beneficios que se derivaban de formar parte de una empresa común. Sin embargo, no todo lo que aportó la expansión imperialista a Roma fue positivo. A finales del siglo II a.C., se evidencia una situación de crisis que afectó a varias esferas: política (luchas de intereses entre las distintas facciones del Senado), económicas (empobrecimiento de los campesinos, falta de tierras), sociales y culturales. En este contexto volvió a tomar cuerpo un aspecto que mientras la riqueza de las conquistas fluía, había quedado adormecido: la cuestión itálica . Desde distintas regiones de la península resurgió una antigua demanda donde se reclamaba que se sentían injustamente tratados por las decisiones del Senado y exigían una forma mejor de beneficiarse de la pertenencia a un imperio tan extenso y temido como el romano. Aunque fue un tema de carácter político el que acabó focalizando las quejas, la eliminación de la distinción entre ciudadanos romanos y ciudadanos itálicos, fueron sin embargo las demandas económicas las que realmente movilizaban a buena parte de los territorios que se sumaban a estas peticiones de solución.

Desde Roma se miró con condescendencia esta cuestión itálica. Afianzados en la seguridad de ser poseedores del poder político y militar, entendían que no había nada que ceder a esas reivindicaciones. Y así había ido creciendo un sentimiento genuino de demanda, que finalmente desembocó en el estallido de una revuelta militar abierta. Primero en el noreste y luego por otras regiones de Italia, los aliados de Roma, los conocidos como “socii” (socios) se enfrentaron abiertamente al Senado, frustrados por no encontrar sino a través de las armas, la única forma de cambiar su situación. Romper con Roma, fundar su propia república llamada Italia con capital en la ciudad de Corfina. Del 90 al 88 a.C., Roma tuvo que enviar expediciones militares para recuperar por las armas el control del territorio itálico sublevado. Tuvo que compensar a los aliados que permanecieron fieles y castigar a los que no se rindieron a tiempo.

Seguir leyendo »

¿Realmente menos vertidos?

Mucho se ha hablado en los últimos meses sobre los vertidos en Canarias. La alarma social provocada por las cianobacterias generó que el Gobierno autonómico anunciara la creación de un nuevo censo de vertidos, en un intento de hacer ver que estaba tomando decisiones y no en una huida hacia delante, al no poder controlar la situación.

Un censo que debe sustituir al que teníamos, realizado en el año 2007. Diez años más tarde, el Gobierno de Canarias vuelve a preocuparse por los vertidos que llegan a nuestro mar.

Precisamente, en ese momento, en 2007, se realizó un listado de aquellos vertidos líquidos que, aunque no tenían como destino directo el mar, se produjeron en zonas próximas y, de alguna manera, podrían haber acabado en él.

Seguir leyendo »

Una terminante declaración de independencia

“La decisión política adoptada sobre el modo y forma de la existencia estatal, que integra la sustancia de la Constitución, es válida, porque la unidad política de cuya constitución se trata existe, y el sujeto del Poder constituyente puede fijar el modo y forma de esa existencia…Legitimidad de una Constitución no significa que haya sido tramitada según leyes constitucionales antes vigentes. Tal idea sería especialmente absurda.”

Carl Smith (Teoría de la Constitución)

Puigdemont no traicionó este martes al pueblo de Catalunya, en cuyo nombre habla y decide y cuya autoridad soberana se atribuyen íntegramente los constituyentes catalanes. Porque de eso se trata.

Cuando, este martes, el presidente del Govern terminó su discurso había empleado la táctica del cuco: cantar en un sitio (el Pleno del Parlamento) y poner el huevo en otro (la Declaración de Independencia, firmada momento después por el nuevo Poder constituyente).

Seguir leyendo »

"El PSOE debe mantenerse abierto a la ciudadanía"

Cuando en mayo del 2015 el PSOE se convirtió en el partido más votado de Canarias, todos entendimos que quien entonces era cabeza de cartel, por así haberlo decidido en primarias los socialistas canarios, o bien debería asumir la presidencia del Gobierno, si la aritmética parlamentaria lo permitía, o bien debía ejercer, desde la oposición, la más alta responsabilidad dentro del Grupo Parlamentario Socialista en el Parlamento Canario. Entonces, el haber ganado en Canarias las elecciones era argumento suficiente para que quien encabezaba nuestra lista, ejerciera con total legitimidad, como mínimo, la presidencia del Grupo Parlamentario. Y esto no era nuevo, ya ocurrió con Juan Fernando López Aguilar, quien forzó un congreso extraordinario para, ayudado entonces por los secretarios generales insulares, los mismos que posteriormente lo defenestraron, asumiera la Secretaria General del PSOE canario.

Visto lo visto, hay quien piensa que parece más legítimo o más coherente que un cargo orgánico elegido por la militancia asuma un cargo que corresponde a un electo por una cuestión de estrategia interna. ¿Entenderán los votantes que esto ocurra? ¿Es coherente que un alcalde/alcaldesa, elegido por los votantes abandone su cargo público para asumir un cargo orgánico?

El Parlamento Canario es sin duda el mayor órgano de representación democrática de la ciudadana en Canarias. En él se refleja nuestra voluntad; a quien queremos para que durante una legislatura nos representen, defiendan nuestros derechos, ideas, anhelos, inquietudes, esperanzas. Y en el 2015, después de bastante tiempo, el PSOE consiguió convertirse en la primera fuerza política en Canarias, con el apoyo de la militancia, si, pero también con muchísimos más canarios y canarias no militantes, que apostaron por nosotros.

Seguir leyendo »