eldiario.es

Menú

Aquelarre de Nuevas Generaciones del Partido Popular por Gustavo Manzanares Vidal

- PUBLICIDAD -

Creo que a la horda de "niños bien" que nutre "nuevas generaciones" del PP le ocurre algo parecido. No se trata sólo de sentirse bien ellos, no? además los débiles han de estar machacados.

Así, las "nuevas generaciones" del PP se reunieron hace unos días en una localidad pija de Madrid. Jalearon a Esperanza Aguirre, denostaron mayo del 68 (aunque ninguno había nacido entonces) y prometieron comportarse "sin complejos".

Para ellos comportarse "sin complejos" implicaba privatizar la sanidad y la educación, así como acabar con los sindicatos, órganos de defensa de los trabajadores. Medidas rancias y neoliberales que no se creen ya ni en Estados Unidos? si es que alguna vez se las llegaron a creer.

Seguramente "nuevas generaciones" ignora que hasta hace poco no existía el descanso dominical, las jornadas de ocho horas, el seguro de enfermedad e invalidez, las vacaciones anuales, las prestaciones por desempleo? los trabajadores, sometidos a turnos agotadores, sin derechos ni descanso, quedaban abandonados a su suerte cuando enfermaban, envejecían o se accidentaban.

De hecho, llegó a acuñarse un eufemismo, "la cuestión social", para referirse a las penalidades que laminaban a millones de trabajadores. Hombres y mujeres que, por supuesto, no podían costearse educación, medicinas, etc.

Sin embargo, muchos sindicalistas han padecido prisión, torturas y muerte por combatir estas condiciones atroces y cada avance social se ha logrado tras aquellas prisiones, torturas y muertes.

Por ello deduzco con tristeza que los planteamientos "sin complejos" de "nuevas generaciones" no obedecen a razones políticas sino a pulsiones de crueldad pura, al placer malsano de ver machacada a la gente humilde, al inicuo regodeo en el dolor ajeno contemplado desde el bienestar. En suma, la psicopatía política. O, como decían antaño en algunos pueblos andaluces, "el placer del señorito no es comer bien sino que los demás pasen hambre y le vean comer a él". Salvando las distancias, creo que este es el esquema que rige a "nuevas generaciones".

Opino que la gente así es desgraciada en el fondo. La satisfacción enfermiza de perjudicar les nubla el placer incomparable de luchar por causas justas? ¡qué pena y asco provocan!

Afortunadamente, en la locomotora del mundo, el hermano Barack Obama parece apostar por una intervención rotunda del Estado en la economía y por la regulación de los mercados. Esperemos que el humo de esta locomotora disipe en España los vapores de la olla podrida de inconsciencia, pijería y crueldad de estos oncogenes de la derecha, cuyo hervor provoca naúseas. ¡Voy por Primperán!

*Gustavo Manzanares Vidal es jurista y escritor

Gustavo Manzanares Vidal*

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha