eldiario.es

Menú

Caperucita pide ayuda al lobo

- PUBLICIDAD -

Después vino el cazador, que abrió la barriga del lobo y sacó a la abuela y a Caperucita. Estaban sanas y salvas, aunque olían bastante mal porque es normal que la barriga de un lobo apeste bastante. Pero lo importante es que se salvaron. El cuento de Caperucita es muy viejo, por eso acabó ahí y ya está. Si lo hubiesen escrito en el siglo XXI tendríamos Caperucita I, Caperucita II, Caperucita III?

Me acordé del cuento de Caperucita y el lobo después de leer la noticia de la vista de los dirigentes de tres asociaciones de vecinos capitalinas (El Real de Las Palmas, Alcorac Guanche y Movecan) al vicepresidente del Gobierno José Manuel Soria. Los dirigentes vecinales le pidieron a Soria que hiciese de intermediario ante el acalde Jerónimo Saavedra para que no suba los impuestos ni las tarifas del agua. También se quejaron del incumplimiento del alcalde de su promesa de promover la participación ciudadana.

Resulta que representantes vecinales piden una reunión con el consejero de Economía y Hacienda que no suelta el dinero prometido por el presidente para salvar Guaguas Municipales, se reúnen con el vicepresidente del Gobierno que incumple la ley de capitalidad y no quiere dar los 46 millones que corresponden a esta ciudad por la aplicación de dicha ley, ven al señor que promovió las licencias del canódromo que podrían costarnos 30 millones de los presupuestos municipales en indemnizaciones, se reúnen con el comprador del inútil edificio de La Favorita, con el señor que prometió devolver Emalsa al ayuntamiento y tuvo la oportunidad de hacerlo con una sentencia judicial que incumplió?

Pero ninguno de esos asuntos salió en la reunión. Por eso PP Manolo sacó pecho y habló luego con los periodistas. PP Manolo declaró que el alcalde debería sacar los policías municipales a la calle para que persigan la delincuencia. Yo pensaba que con el dinero que guarda Soria para la poli autonómica nuestra seguridad estaba garantizada. También creía, iluso de mi, que como el vicepresidente cogió hace 14 años a 3 policías locales capitalinos como guardaespaldas y no los ha soltado ( y encima no los paga al ayuntamiento), pues debemos estar sobrados de agentes o ¿ quizá PP Manolo piensa que esos polis hacen su trabajo de perseguir a la delincuencia cuando lo acompañan a todos los lados?

Los vecinos fueron a reunirse con Soria para que los salve de Jerónimo Saavedra. No puedo decir que Saavedra me decepcionó como alcalde, ya que no te puede decepcionar alguien que no te ha provocado ninguna ilusión. Debe ser que los dirigentes vecinales forman parte de ese 8 % que según la última encuesta no conocen a PP Manolo. Porque acudir a Soria para salvarnos de Saavedra es como asistir a una nueva versión del cuento de Caperucita Roja. Resulta que la niñita, después de salir de la barriga del animal, se echó a correr por el bosque y debió darse un golpe tan fuerte en la cabeza que le hizo perder el tino. Porque si no es imposible explicar que en esta versión Caperucita II estemos viendo a la niña de la capa roja acudir a casa del Lobo para pedirle que le salve de su abuelita. Eso fue lo que ocurrió ayer en la sede de Presidencia del gobierno.

Vea el vídeo de Caperucita Roja en el Blog Somos Nadie

Juan García Luján

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha