eldiario.es

Menú

Cargarse el Estado de Derecho

- PUBLICIDAD -

Es licito discrepar de la actual legislación fundamental, porque en política no hay dogmas. Es lícito, también, pensar que nuestra democracia es perfectible y que habría que perfeccionarla, atendiendo a la propia experiencia y a la de otros países con más tradición democrática. Hay caminos legales ?no siempre fáciles, cierto- para hacerlo.

Lo que no es lícito es pretender y crear el clima para echar por la borda la normativa básica que regula nuestra actual convivencia. Y, encima, hacerlo desprestigiando las instituciones, presionando y amenazando de desacato. Por ejemplo, desprestigiando, presionando y amenazando de desacato a nuestro más Alto Tribunal, como se está haciendo.

Si no se acatan las sentencias de los Tribunales, por más que desagraden a algunos, nos cargaremos el sistema legal Si nos cargamos el Estado de Derecho ?por muy deficiente que pueda ser- instauraremos el Estado de la Arbitrariedad, el Estado del Más Fuerte, el Estado del Caos.

Nos cargaremos, en definitiva, la Democracia que tanto costó recuperar. Tengamos, también en esto, "memoria histórica". Y responsabilidad histórica.

* Comentarista político y exdirector del Centre d'Investigació de la Comunicació

Wifredo Espina*

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha