eldiario.es

Menú

Cataluña y sus 'armas silenciosas'... que han dejado de serlo

- PUBLICIDAD -

Es lamentable y muy frustrante comprobar cómo una campaña demoledora y bien orquestada puede dar al traste con la entidad y valores morales del magnífico pueblo catalán, cuyo potencial y virtudes de futuro han caído en las fauces del radicalismo más feroz, de la intransigencia nociva del intolerante y en el odio trasmitido con tanta paciencia como para inocularlo desde la infancia más indefensa.

Noam Chomsky; filósofo, activista, autor y analista político estadounidense. Elaboró el decálogo: Estrategias de la Manipulación Informativa, en su obra Armas Silenciosas para Guerras Tranquilas. Reza así:

    1- Estrategia de la distracción: Desviar la atención de los problemas importantes mediante la técnica de inundación con informaciones insignificantes para impedir el interés por conocimientos esenciales.

    2- Crear problemas y ofrecer soluciones: Método: “problema-reacción-solución”. P.ej.: Crear una crisis para hacer que se acepten como males necesarios el retroceso de derechos sociales y  desmantelamiento de  entidades públicas.

    3- Estrategia de la gradualidad: Para conseguir que se asuman medidas inaceptables basta con aplicarlas gradualmente. Poco a poco para que no se perciba de golpe la gravedad del objetivo final.

    4- Estrategia de diferir: Para que se acepte una decisión impopular conviene presentarla como "dolorosa y necesaria”, pero de aplicación futura  para evitar el sacrificio inmediato. Esto da tiempo al ciudadano para asimilar la idea y  esperar ingenuamente que “todo pueda mejorar mañana”.

    5- Dirigirse al público como a criaturas de poca edad: Cuanto más se pretende engañar al espectador, más se tiende a adoptar un tono infantiloide. Si  el discurso  se dirige a la persona como si  tuviese 12 años, la respuesta  y  reacción esperadas estarán  desprovistas  de sentido crítico, como corresponde a  la poca edad.

    6- Utilizar el aspecto emocional en lugar de la reflexión: Así se causa  un cortocircuito en el análisis racional  y  en el sentido crítico. La utilización del registro emocional abre la puerta de acceso al inconsciente para implantar o injertar ideas, deseos, miedos y temores, compulsiones, o inducir comportamientos…

7- Mantener al público en la ignorancia y la mediocridad: La calidad de la educación  para  clases sociales inferiores debe ser pobre y mediocre. La distancia intelectual entre las clases menores y las élites dominantes  ha de ser imposible de alcanzar para los de abajo.

8- Inducción a ser mediocre: Promover la convicción de que es moda el hecho de ser estúpido, vulgar e inculto…

9- Reforzar la autoculpabilidad: Hacer creer al individuo que  es culpable de su propia desgracia por mor de su insuficiente inteligencia, poca  capacidad o falta de esfuerzo. En lugar de rebelarse contra el sistema, el individuo se minusvalora y se culpa; le genera baja autoestima, cuyo efecto es la inhibición y su fácil manejo.

10- Conocer a los individuos mejor que ellos a sí mismos: Significa que el sistema puede ejercer un control mayor y un gran poder sobre la persona con el propósito de dejarla indefensa…

Repasados estos “diez mandamientos” y relacionados con el proceso catalanista, podemos comprobar la perversidad con que se han desarrollado los acontecimientos, hasta llegar a multitudinarias escenas grotescas de fanatismo colectivo de radicales que, con gran desfachatez abanderan el término “democracia” con sus esteladas separatistas y un sofisma como principal eslogan de campaña: “Mi derecho a decidir”… Tu derecho a decidir sobre lo que puedas decidir. No puedes decidir contra la Ley –eso no cabe en democracia–; como no cabe, p.ej.: que pudieras decidir sobre cometer un delito, o asesinato; o atentar con tu “derecho a decidir” contra los derechos fundamentales del pueblo. Te han engañado; te has dejado engañar; y además te gusta. Os habéis convertido en gente antipática, poco amable y nada merecedora de afecto. Solo contáis con algún apoyo interesado de los oportunistas que, para medrar en política, siempre aprovechan cualquier resquicio para significarse en negativo.

Puede preverse, el 1-O, una situación conflictiva de alta intensidad y posibles graves consecuencias. Lo único deseable es que no haya muertos; porque después será muy triste el enfrentamiento dialéctico para acusar a otros de lo que pudo haberse evitado.

Una vez resuelto el problema inmediato, y que mediante la aplicación estricta de la Ley se consiga restablecer el orden, será cuestión de resolver el futuro, no mediante un diálogo imposible entre facciones quebradas, sino a través de una reforma urgente e inevitable  de la Constitución en la que se actualicen y modifiquen p.ej.: la Ley Sálica, la Ley electoral y otras chapuzas que perduran en contra del sentido común.

Será el momento también, de desprendernos de quienes no quieren ser lo que son, aunque lo sean. Los españoles no deseamos compartir patrias con quienes nos rechazan. Habrá que darles una salida digna, pero sin hacer el primo. De doble nacionalidad, ni de coña. Que se vayan con lo suyo, que antes paguen lo que deben y devuelvan el patrimonio sustraído a otras comunidades. Que piensen en dejar de hacer negocio con nosotros y vendan sus exquisitos productos en otras latitudes. Los españoles los apreciábamos, pero ya no. No los necesitamos. Nos saldrá menos caro prescindir de ustedes y pasaremos menos vergüenzas internacionales, como la presente. Sin ustedes, tampoco se nos insultará ni se ofenderá a nuestros símbolos.

La dignidad de un pueblo no se sustituye mintiendo sobre su historia ni faltando al respeto de quienes la tienen sin necesidad de demostrarla. Lamentable la otra mitad de catalanes no independentistas. Pero no han sabido defenderse, con coraje ni en número suficiente, ante las asechanzas fundamentalistas.                 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha