eldiario.es

Menú

Carta abierta al Diputado del Común por Francisco Reyes Herrera

- PUBLICIDAD -

Acudimos a V.E. no sólo por las competencias que por Ley le han sido conferidas, sino por su especial sensibilidad y buen hacer para con los trabajadores y trabajadoras, a lo largo de su dilatada carrera profesional como Magistrado de los Juzgados y Tribunales de lo Social.

Como puede V.E. constatar fácilmente, llevamos ya dieciséis meses, intentando negociar con la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias nuestra homologación salarial con el resto del funcionariado de la Comunidad Autónoma de Canarias, del mismo nivel retributivo, derecho que nos asiste a virtud de la Ley 4/l991 del Parlamento Autonómico . Desde el año l.995 el profesorado no universitario de Canarias hemos visto congeladas nuestras retribuciones, mientras que las de los otros funcionarios públicos continuaban y continúan incrementándose, volviéndose a registrar, de manera insultante, el agravio comparativo que dicha Ley pretendía corregir.

Mantenemos y seguiremos manteniendo en el futuro esta reivindicación, porque nos asiste la razón y la justicia. A lo largo de este tiempo hemos querido expresamente mantenernos en las vías del diálogo y la negociación, utilizando las medidas de presión que nuestra Constitución consagra como derechos fundamentales de los trabajadores, entre ellos el derecho a la huelga, el derecho de reunión y de expresión de las ideas, y el derecho a la negociación colectiva. A pesar de que las Administraciones Públicas están especialmente urgidas no sólo a respetar estos derechos sino a impulsarlos positivamente, la Consejería de Educación ha venido conculcando los mismos a lo largo de todo este largo conflicto.

Paso a relatarle de manera sucinta estas gravísimas y concientes vulneraciones de los derechos fundamentales de los trabajadores, perpetradas por la Consejera y el Viceconsejero de Educación y cargos intermedios de la propia Consejería, algunos directores de Centros Educativos y algunos integrantes de la Inspección Educativa.

En cuanto al derecho fundamental de reunión, indicamos que este ha sido vulnerado por cuanto en numerosas ocasiones se nos ha prohibido proceder a reuniones o asambleas, en las horas de recreo o fuera del horario lectivo, en algunos centros educativos.

Por lo que respecta al derecho de expresión de las ideas constatamos, que a través de numerosas ordenes verbales y escritas de la Inspección Educativa y de Directores de Centros Educativos, se nos ha prohibido colocar pancartas o escritos informativos a las puertas de los centros, retirándolas expresamente por los mismos o abriendo expedientes informativos a los centros y directores, que se han negado a ello. Hasta en Internet podemos constatar algún escrito enviado por la Inspección Educativa, ordenando retirar pancartas. Dejamos señalados los archivos de la Inspección Educativa y de las Direcciones Territoriales de Educación o el testimonio de algunos Directores, a los que la Inspección Educativa ha urgido verbalmente a retirar propaganda sobre Homologación., o los que se les ha abierto dichos expedientes.

Hacer referencia también al derecho de huelga, flagrantemente vulnerado por la Consejería de Educación. Este se ha conculcado en cuanto que se ha impuesto al profesorado unos servicios mínimos abusivos, reiteradamente denunciados por el Comité de Huelga, haciendo inviable el ejercicio del mismo. Por otra parte se viene detrayendo a los que ejercen el derecho de huelga no solo los salarios pertenecientes al día de la huelga, sino también la parte proporcional de las horas que en nuestros horarios personales figura como de no permanencia en el centro, que no se pierden por la huelga,, empleadas para las reuniones del Claustro y otras actividades docentes no lectivas, y ello a pesar de existir sentencias firmes de los Juzgados y Tribunales, condenando tales prácticas. No son meras anécdotas realizadas por despiste del gobernante de turno. Dejo señaladas las resoluciones y archivos de la Consejería de Educación, de la Inspección Educativa, de los sindicatos integrantes del Comité de Huelga ( Ea-Canarias, Stec Intersindical, UCPL Y UGT) y de los Juzgados y Tribunales de las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife.

¿Qué decir del Derecho a la negociación colectiva y el respeto a las fuerzas sindicales representativas del sector de Educación, e integrante del Comité de Huelga?

¿Por qué lleva el conflicto sin resolverse durante tanto tiempo? Sabidas son las tácticas dilatorias empleadas por la Consejería de Educación y el Gobierno de Canarias, sin el más mínimo respeto democrático a los legítimos representantes del Comité de Huelga y el permanente puenteo de estos. Continuamente se ha venido presentando en la mesa de negociación el Viceconsejero de Educación o representantes menores de la Consejería, para indicar o bien que se rompen las negociaciones o para entregar una oferta inviable y ridícula, cuando no manifiestamente ilegal, como es el caso de la prolongación de jornada del profesorado por la tarde, superando con creces el tope de horas extraordinarias voluntarias, recogido en el Estatuto de los Trabajadores, aplicable de forma subsidiaria a los empleados públicos. Han hecho de todo, menos respetar el derecho a la negociación colectiva, y sentarse a negociar el único punto en el orden del día y reivindicación fundamental del profesorado: La Homologación Salarial. Para distraer a la opinión pública, a la que torpemente pretende engañar, la Consejería de Educación se ha erigido en abanderada de la calidad educativa, una calidad, la de ellos, que los expertos han calificado de insuficiente, carente de diagnóstico y alejada de la realidad.

*Francisco Reyes Herrera es profesor de Formación y Orientación Laboral del I.E.S Profesor Antonio Cabrera Pérez..

Francisco Reyes Herrera*

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha