eldiario.es

Menú

Zerolo y Aznar

- PUBLICIDAD -

No vamos a tratar de nuevo el sumario de Las Teresitas, que ha sido abordado en numerosos trabajos por el Grupo Canariasahora (periódico y radio), y simplemente vamos a entrar en los aspectos puramente políticos de la cuestión, que me parece vienen a confirmar que Paulino Rivero Bautes pretende hacer una actuación pública con la alianza con el PSC/PSOE más o menos igual que como la hizo con el Partido Popular. Ha sido débil el presidente Paulino Rivero con Miguel Zerolo en la designación para el Senado de Madrid, y también ha sido muy posibilista con Ignacio González Santiago, del CCN, que al fin ha sido nombrado portavoz del grupo parlamentario de Coalición Canaria en el Parlamento de Teobaldo Power, en detrimento de la presidenta de la coalición y alcaldesa de La Oliva, Claudina Morales, y de Maria del Mar Julios, que ha sido premiada con una pedrea. Las declaraciones de este presunto delincuente, que se va al Senado con la conciencia tranquila, y que ha asumido la decisión de CC con disciplina, me parecen una tomadura de pelo al pueblo canario.

De José María Aznar López, sólo al empezar a escribir su hombre me produce nauseas. Es asesor del Grupo Murdoch, y no ha dicho ni esta boquita es mía desde que estalló el escándalo. Mientras Rupert Murdoch y su malvada pelirroja Rebekah Brooks no sólo espiaban al príncipe Carlos y a Camila Parker en cuestiones de la prensa rosa, sino que en cuestiones más serias, penetraba hasta la cocina de Scotland Yard, colocaba espías en la residencia del primer ministro británico, en el número 10 de Downing Street, hasta el punto de poner bajo las patas de los caballos al propio premier británico, David Camerón, preparar planes para controlar el Reino Unido con su imperio mediático de televisiones y periódicos, para seguir luego con Barak en una operación que iban a liderar principalmente en USA, la Fox TV y el The Wall Street Journal para controlar todo el mundo financiero, político y militar los países capitalistas occidentales. Y Aznar López no sabe/no contesta, huye en estos días de los periodistas porque el imperio de su jefe Rupert Murdoch, News Corporation, se resquebraja y tambalea, pero Aznar sigue prietas las filas y firme el ademán, defendiendo con la cruz y la espada al mundo occidental. Las investigaciones acaban de comenzar, y de momento Scotland Yard está contra las cuerdas, y el jefe del Gobierno británico, David Cameron, se tienta los calzoncillos no sea que le hayan puesto un micrófono de alta gama y baja cuna.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha